Connect with us

Opinión

Calzarse las Botas de Monseñor José Dolores Grullón Estrella

Published

on

Por: Pedro Antonio Mateo Ibert

A finales del año 2020 el Papa Francisco procedió a nombrar un nuevo Obispo en la Diócesis de San Juan de la Maguana, la cual abarca las Provincias de Azua, San Juan y Elías Piña.

Esa nueva designación se debió a que Monseñor Grullón Estrella había puesto hace mucho tiempo su cargo a disposición del Vaticano, debido a las reglas del Derecho Canónico entre las que se encuentran que un Prelado Católico debe solicitar su sustitución al cumplir los 75 años de edad.

Es bueno señalar que el Papa no está obligado a sustituir un Obispo inmediatamente el mismo haya solicitado su remoción del puesto por asunto ya explicados en el párrafo anterior. Por eso pasaron unos cuantos años sin que el Papa Francisco se decidiera a designar el sustituto de Monseñor Grullón Estrella en la Diócesis de San Juan de la Maguana.

Hablar de Monseñor José Dolores Grullón Estrella como Obispo, es hablar de un Padre que se ha ocupado de conducir a sus hijos por el buen camino, enseñando a aquellos que no sabían leer ni escribir cuando el Estado aún no pensaba en eso.

Monseñor Grullón Estrella fue quien pensó en llevar agua a través de acueductos hechos a través de la Fundación para el Desarrollo de Azua, San Juan y Elías Piña (FUNDASEP) a muchas comunidades de las tres provincias, las cuales no sabían qué era el agua potable.

Fue Monseñor Grullón Estrella el que como Pastor que sabe guiar a sus ovejas, construyó caminos y carreteras en los campos más remotos para que los agricultores de esas zonas pudieran sacar sus productos agrícolas y así poder venderlos para el sustento de sus familias, así como poder mandar sus hijos a las escuelas.

No puedo dejar de mencionar la organización que hizo Monseñor Grullón de varios facilitadores en los barrios y los campos de la Diócesis de San Juan, a quienes llamó “abogaditos del campo”, para que éstos se encarguen de buscar la paz entre sus vecinos mediante la solución de los conflictos a través de la conciliación, sin tener que llegar a la justicia jurisdiccional o a la venganza privada.

Fue Monseñor Grullón Estrella quien instituyó hace más de 20 años los Encuentros de Socialización en el mes de enero de cada año, con el Poder Judicial, el Ministerio Público, Los Abogados y la Defensoría Pública, así como la Sociedad Civil organizada, a los fines de intercambiar ideas de cómo había marchado nuestra sociedad en términos de justicia en el año anterior.

Fue Monseñor Grullón el creador del Centro Diocesano de Asistencia Jurídica (CEDAJUR), a los fines de ayudar a los que no podían acudir a la justicia por sus limitaciones, no solo económicas sino también personales. Es a través de CEDAJUR que muchos ciudadanos de las tres provincias que corresponden a la Diócesis de San Juan vieron cristalizado su sueño de tener su acta de nacimiento, ya que no existían como ciudadanos y ciudadanas por no estar declarados en el Registro Civil.

Monseñor Grullón Estrella ha demostrado durante su sacerdocio y sobre todo, durante su paso por la Diócesis de San Juan, que un Pastor de Ovejas no es aquel que manda a los hijos a pastorear mientras él se sienta a ver pasar el rebaño. He sido testigo de cómo este hombre dedicado al servicio se mudaba por varios días a diversas comunidades de la Región a compartir con las pobres y a ayudarlos a resolver sus problemas.

En otras palabras, Monseñor Grullón Estrella ha hecho en esta Región lo que no ha hecho nunca el Estado dominicano, pues ha caminado cada una de las comunidades urbanas y rurales y sabe cuáles son sus necesidades, y ha ayudado a solucionar muchos problemas que el propio Estado debió haber resuelto.

Por eso, hoy que ha sido designado un nuevo Obispo la Diócesis de San Juan, quiero rendir tributo en vida a un hombre humilde, trabajador incansable a favor de causas justas y nobles y amigo de los más pobres. Monseñor José Dolores Grullón Estrella, usted siempre contará con la gratitud de los hombres y mujeres que lo vimos trabajar por un Suroeste mejor, por la Carretera San Juan-Cibao y por la Construcción de la Ciudad Universitaria, entre otras tantas obras para beneficio de nuestro pueblo.

Usted es inagotable y Calzarse las botas suyas es un reto que tendrá el nuevo Obispo designado por el Papa Francisco, pues no será nada fácil seguir el ritmo de trabajo de un Pastor que ha demostrado que se sirve, sirviendo.

Dios siempre estará con usted Monseñor Grullón Estrella, y su pueblo también.

El autor es Abogado, Periodista y Profesor Universitario.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias

Copyright © 2020 Las Calientes del Sur.