Contactanos

Opinión

Lo que quiere y espera la gente del nuevo presidente

Avatar

Publicado

en

Lo que quiere y espera la gente del nuevo presidente

El próximo domingo 5 de julio, la democracia dominicana, una vez más, será sometida a prueba.  Y, la mayor responsabilidad recae sobre los órganos de control, veedores y militantes como la Junta Central Electoral, los partidos políticos, los medios de comunicación,  las organizaciones de la sociedad civil, el empresariado las iglesias y el Gobierno. En sí, todos tenemos cuotas de responsabilidad y estamos compelidos a qué de este evento “estresante” salga la mejor de las fiestas.

A pesar de todo, para nadie es un secreto que el país está atravesando momentos atípicos y difíciles -coyunturalmente históricos de altísima relevancia: económica, sanitaria, política y moral.

Oferta Publicidad

Dicho de otra manera, la gente sólo espera, en primer orden, de él que resulte electo presidente de la República Dominicana que no tenga miedo, ni juanetes en los pies y la correa bien puesta en el cinto.

Los disgustados con el tratamiento y administración de justicia representan al 66% de la población que espera  tolerancias cero a la impunidad.  Desean a un Presidente que no sepa hablar o que hable poco, pero que demuestre interés en socavar, apalear, mitigar y corregir las distorsiones que hay en la Justicia y ponerle, por lo menos, un torniquete a la hemorragia, al saqueo del erario público, al peculado, al soborno y coto a la impunidad.  A que defienda con uñas y dientes todo intento que pretenda atajar, desviar o disuadir con horribles blasfemias de las peores argucias de grupos que operan clandestinamente desde los tiempos coloniales haciendo cada día más difuso el rol y desempeño de los funcionarios en Justicia.

Cabe señalar que el [mal] comportamiento de los políticos es de conocimiento público, y de Dios.  Todo el mundo sabe que la clase política no sólo se muestran deprimidas y agotadas, sino además están podridas.  Y, quizá por eso y otras razones podemos apreciar el sentido de la repercusión que habla Daniel (en Sagradas Escrituras) cuando señala que Dios quita y pone presidentes en las naciones para bendición o maldición: “Él es quien cambia los tiempos y las edades; quita reyes y pone reyes; da sabiduría a los sabios y conocimiento a los entendidos”. (Daniel 2:21).

En este contexto la política criolla está agonizando  y se requiere urgentemente de un buen Presidente. Para explicarlo de una manera llana, la casta política ha sido permeada en el carácter y la voluntad de los políticos para enfrentar gallardamente la corrupción y a los corruptos; y en efecto queda claro que el ideario de los mártires de la patria, en ese sentido, ha sido casi en vano.  Sus esfuerzos de libertad  quedarían como “perico clavado en la estaca” cuando un Presidente no  cumple el mandato del sufragante el voto queda miserablemente cesante arropado por la banalidad y por defecto, la decadencia obstruye toda posibilidad de justicia social.

Hoy lo qué la gente desea y espera es un cambio, no esencialmente de un nuevo presidente o de un líder que resista, o que luche con hermosas disertaciones filosóficas contra la corrupción, no.  Lo que la gente espera es el renacimiento del Presidente.  Que deje atrás todas las artimañas de doctrinas fundamentalmente populistas.  Es un cambio de arriba abajo: cambiarlo todo, aplicar reingeniería. Cambiar las sombras y – hasta- las luces del pasado.  Es romper con lo viejo, totalmente. Es tomar el camino de la justicia: “darle al otro lo que le corresponde”.}

Fuente: https://elnuevodiario.com.do

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Presidente Luis Abinader asumirá el mando de la nación en el tiempo más crucial que vive la humanidad

Avatar

Publicado

en

Me permito felicitar al glorioso pueblo de La Dominicana por su inmensa vocación de civismo que demostró el domingo 5 julio cuando asumió con entereza, coraje y esperanza su responsabilidad de elegir a las autoridades presidenciales y congresuales que conducirán la cosa pública para el próximo cuatrienio que inicia el 16 de agosto del presente. Al igual que a todos los participantes del certamen electoral, hayan ganado o no, como a la junta central electoral, organismo rector del reciente proceso. Dominicana se creció, luciendo ante el mundo una madurez digna de la apoteósica misión que poseemos.

Ciudadano Presidente electo Luis Abinader, alcanzar la presidencia de la Republica de Dominicana en estos tiempos por lo que atraviesa la humanidad representa una enorme responsabilidad no solo ante su pueblo sino ante las naciones del mundo. Más que del carácter democrático del que debe estar revestido, requerirá de mucho coraje y sabiduría desde las potencias del Reino Celestial, para la toma de decisiones determinantes que aseguren el cumplimiento fidedigno de la misión divina que nos legaron los fundadores de La Dominicana.

Ahora que está al mando, reflexione bien, pero muy bien, cada una de las decisiones que tendrá que tomar en el ejercicio de sus nuevas atribuciones, no permita que lo manipulen con sigilos. Presidente Luis Abinader le pido desde lo más profundo de mi ser que ponga toda su atención en proteger nuestros niños, las verdaderas víctimas de la maldad actualmente enfrentada en muchos lugares de la tierra por un poderoso ejército de hombre y mujeres de bien. Su gobierno tendrá que rediseñarse para darle respuesta eficaz a los eventos que nos esperan.

Revise cada institución que maneja el tema de la niñez dominicana, especialmente a CONANI. Si su mandato se apega a la justicia y la verdad que emana de nuestro Padre Celestial, nunca estará solo, ejércitos de Ángeles lo protegerán en cada momento de su vida. Que nuestro amado Padre Celestial lo ilumine, le proteja de todo mal y le de la fuerza, el valor para actuar de acuerdo de su sagrada voluntad.

Fuente: https://elnuevodiario.com.do

Seguir Leyendo

Opinión

Un nuevo mundo

Avatar

Publicado

en

Por: AGUSTÍN PEROZO BARINAS

Podría ser motivador el título pero no lo es. Ciertamente para los humanos que nos ha tocado esta pandemia, una peste de tantas otras que han sucedido en el pasado, determinaría un antes y un después. El antes lo conocemos. El después es un nuevo mundo y hacia allí vamos en loca carrera.

Seguiremos preocupados por el medioambiente mientras un significativo porcentaje de los millones de desechos en mascarillas, guantes desechables, desinfectantes, etc., van a parar a los ríos que cruzan las ciudades y pueblos y eventualmente a los mares. Ríos y mares con graves problemas heredados de contaminación y sobreexplotación.

Más de 94,000 árboles se talan cada día en el planeta para la fabricación de papel higiénico que va a nuestros traseros. No son talas en masas forestales de proyectos sostenibles en mayor proporción; provienen de bosques vírgenes (los que aún quedan). La mayoría de los consumidores se resiste a comprar los papeles alternativos como los reciclados o los fabricados con bambú porque son más caros… ya estamos viendo la factura de la Naturaleza. Nos está saliendo más cara la sal que el chivo.

Adoramos nuestras mascotas (me incluyo) pero consumimos carnes como carnívoros enloquecidos (me incluyo) sin querer ver las imágenes de los mataderos de animales. Aparte del desmonte para cría extensiva de ganado y la sobrecarga de metano a la atmósfera que genera el estiércol.

El estiércol generado en los sistemas ganaderos puede provocar impactos ambientales negativos si no existe un control en el almacenamiento, el transporte o la aplicación, debido a la emisión de gases contaminantes hacia la atmósfera, y la acumulación de micro y macro nutrientes en el suelo y en los cuerpos hídricos superficiales (Pinos/García).

La industria aviar, con los veinticuatro billones de pollos a nivel mundial, es una bomba de tiempo para que surjan nuevos virus que son oportunistas dentro de especies con muchas réplicas genéticas e intensa interconectividad entre esas copias. Quizás veremos un virus 5 veces más letal con una tasa de contagio diez veces más alta en un futuro no muy lejano.

En este nuevo mundo al que entramos con una mezcla curiosa de esperanza e incertidumbre seguiremos cuestionando los políticos mientras los validamos votando por ellos, una y otra vez, junto a sus añejas fórmulas ya más que conocidas, siempre en coordinación con los intereses del sector privado, cuyo nombre es justo: privan a la gente de su felicidad integral. Pero lo permitimos como sociedades. Por lo tanto, son males deseados. Más allá de los motivadores mensajes compartidos por las redes sociales, solo el poder político posibilita o no las cosas con amplia cobertura y permanencia, sin lucrar, en teoría.

Vamos hacia un nuevo mundo «solidario» donde el individualismo, la depredación social y medioambiental continuarán. La misma voracidad acumulativa no apaciguará. El lucro, la rentabilidad, las utilidades, el beneficio, esos colosos no nos abandonarán porque sencillamente los adoramos. En el nuevo mundo seguiremos como adoradores del dinero y nuestros apetitos que degeneran la calidad de lo natural, lo equilibrado, lo armonioso, continuarán corroyendo lo que heredamos del viejo mundo pre Covid-19.

¿Qué hacer? ¿Esperar que las fuerzas resultantes decidan por nosotros, eventualmente? Exponer la gravedad de la doble moral que mostramos tomando como ejemplo el papel higiénico, de entre muchos otros no menos importantes. El consumo de unos 384 árboles por persona durante toda su vida, solo para cuestiones de higiene personal, es evidentemente catastrófico.

Conocemos los males que arrastramos en todo el mundo hasta diciembre del 2019. Los medios manipulados nos bombardearon con datos interesados y los medios independientes los contrarrestaron con otros opuestos. En algún lugar intermedio buscamos una verdad elusiva que estaba muy enterrada entre estadísticas y discursos recetarios.

La mentira, la hipocresía, el oportunismo, un capitalismo depredador, el consumismo intenso, todos seguirán siendo activos apreciables. Donde hay aparente solidaridad hay escondido un gesto comercial y empresarial buscando alguna ventaja. Pero el gesto no es tan superficial e inocente. Es una gigantesta máquina devoradora. Nada nuevo que se perpetuará porque así lo decidimos, ya que nosotros ponemos el sello de aprobación.

Casi todas las actividades productivas humanas involucran algún tipo de depredación y degradación del medioambiente y de los recursos naturales. La industrialización es un proceso contaminante y de paso, succionador de tiempo y esfuerzo de la gente. Muchos de los alimentos que consumimos son tan procesados hasta niveles de refinación que está comprobado el daño que causan a la salud.

Ir a trabajar es casi lo mismo que decir: vamos a depredar. Nosotros somos los virus más letales de nuestro planeta, sin cura aparente. No podemos dejar de trabajar para producir/consumir y depredar en el proceso. Pensarlo de otra manera es irresponsable. Además seguimos perfeccionando la gran herramienta que permite acumular sin fin, el dinero. Algo que ya es, en un noventa y dos por ciento, bits de información financiera interbancaria: dinero digital.

Y es precisamente esa herramienta el gran motor que mueve los ejes depredadores en todas las esferas productivas mundiales. En el nuevo mundo, papeleta seguirá matando a menudo. No habrá muros de contención contra la avaricia demoledora que nos viene del mundo viejo que culminó hace apenas unos meses.

La huella de carbono de la industria papelera implica, al menos, 420.000 toneladas de dióxido de carbono, al año, sin contar el resto de gases invernadero. No solo se calcula a partir de las emisiones, sino también en base a la cantidad de masa forestal que destruye. Los bosques son uno de los sumideros de carbono principales, capaces de convertir parte de los gases de efecto invernadero en aire rico en oxígeno. Talándolos destruimos esa capacidad regenerativa.

La deforestación no solo supone una destrucción del sumidero de carbono, sino que implica la pérdida del hábitat de millones de especies, reduciendo la biodiversidad. El bambú es capaz de capturar tanto como 400 por ciento de carbono por unidad de área, mientras que libera 35 por ciento más oxígeno que los árboles. Si deseamos un nuevo mundo, podemos empezar con este pequeño paso: reducir dramáticamente el consumo de papel higiénico -100% pulpa virgen- y cambiar al reciclado o de fibras alternativas como el bambú.

Atal Bihari Vajpayee, exprimer ministro de la India escribió:

La planta del bambú es el oro verde del hombre pobre: una persona puede sentarse en una casa de bambú bajo un techo de bambú, sentado en una silla a una mesa hechas del mismo bambú, con un sombrero de bambú en la cabeza y calzando sandalias de bambú. Al mismo tiempo puede sostener con una mano un plato de bambú, y en la otra, bastoncitos de bambú que le servirán para comer retoños de bambú. Después de haber consumido su almuerzo, cocinado sobre un fuego alimentado por la combustión del bambú, la mesa podría limpiarse con un paño de fibras de bambú, mientras se refresca con un abanico de bambú, durmiendo la siesta en una cama sobre un colchón y una almohada hechos todos de bambú. Despertando, podría escribir con una pluma de bambú sobre papel de bambú, para después llevar a vender artículos en cestas de bambú sostenidas con un asta de bambú, cubriéndose con una sombrilla de bambú. Podría atravesar un puente suspendido construido exclusivamente de bambú, beber agua de un tubo de bambú, y secarse la cara con un pañuelo obtenido con las fibras del bambú.

Entonces, nosotros le agregamos: tendremos en la República Dominicana papel higiénico, servilletas, papel toalla y faciales, todos obtenidos de pulpa de bambú. Con ello aportaremos, en la práctica, a un nuevo mundo con acciones concretas. Predicaremos con el ejemplo y exportaremos nuestra experiencia y nuestros productos derivados del bambú que sembraremos y al que daremos valor agregado.

Dios (cualquiera que sea tu idea de Él, como en Desiderata) ya nos ayudó dándonos vida y planeta. En retorno, destruimos vida y planeta. ¿Qué hacer entonces? ¿Cómo aportar en el nuevo mundo? Escribo artículos esperando que al menos ochenta personas los lean, de los cuales tal vez veinte los aprecien en cierto grado y cinco los ponderen seriamente. Exponer estas ideas aunque muchos piensen que el quijotismo está desfasado. El humano entra al nuevo mundo siendo el mismo.

No estamos pensando más en el bienestar del prójimo en medio de la peste que en nuestro negocio o trabajo. En el nuevo mundo estarán presente los viejos hábitos y patrones de comportamiento. Así el uso de mascarillas, guantes y desinfectantes hasta que el virus ya esté en modo pasivo. La angustiante existencia de producir a cualquier costo para consumo y pago de nuestros débitos no cederá.

Somos y seremos los mismos. Un nuevo mundo tan parecido al que lo precede que nos da igual… solo queremos que termine la pandemia y retornar a nuestra habitualidad. ¿Cambio climático, contaminación, corrupción, degradación, estupidez? ¿Éso importa en el nuevo mundo? No, no importa. Cuando vaya al inodoro y use su papel higiénico favorito -100% de pulpa virgen-, piense si estas líneas también han llegado a esa parte sensible de su anatomía… en este nuevo mundo.

Seguir Leyendo

Opinión

Las cinco estrategias para reducir a Leonel fueron funestas para el PLD

Avatar

Publicado

en

Las divisiones traen tantas consecuencias negativas en las instituciones, especialmente en los partidos políticos, que cada una de las variables involucradas se convierten en amenazas constantes, y con la particularidad de que por cualquier lado surge un conflicto que hace símil con un tumor maligno en toda la organización.

En este sentido, la división formal del PLD en octubre de 2019, es lo que trae a cuestas las situaciones que en su momento parecían las ideales para el danilismo arrinconar a Leonel Fernández, pero nunca pensando el verdugo o ajusticiador que era cavando sus irreversibles derrotas electorales.

Cuestionando su derecho fundamental de aspirar

 Luego de consumada la renuncia del expresidente del país en tres oportunidades y del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) por casi 20 años, del doctor Leonel Fernández Reyna, y éste pasar a formar parte o hacer una fusión con el Partido de los Trabajadores Dominicanos, de donde surgió el partido Fuerza del Pueblo (FP), para posteriormente inscribirlo como su candidato presidencial.

Pero por los trámites burocráticos administrativos de un partido nuevo como la FP, y con el tiempo encima, también poniéndoles sus ex compañeros y otros todos los obstáculos a la inscripción presidencial del exmandatario, optan por hacerlo a través del Partido Reformista Social Cristiano, donde resulta y vino a ser, que su antigua organización, el PLD, fue la que llevó la voz cantante oponiéndose a las pretensiones de Leonel Fernández.

Hasta sometieron recursos de oposición en los órganos competentes, como son la Junta Central Electoral y el Tribunal Superior Electoral, para que se desconozcan la fusión y su nuevo logo así como por supuesto, la inscripción de Leonel Fernández como candidato presidencial de la FP o de cualquier otra organización política.

También, el tema de la inscripción de la candidatura de Leonel fue llevado por la más alta instancia operativa del PLD ante el Tribunal Constitucional, y en todos los escenarios legales  perdieron sus demandas, fueron derrotados.

En este contexto, el tema de la inscripción presidencial duro sobre el tapete alrededor de tres meses, tiempo en el cual, de manera aviesa, según se evidenció, fue con las intenciones exclusivas, de que el doctor Fernández no se inscribiera como candidato a la presidencia por ningún partido.

O sea, sus antiguos ex compañeros se convirtieron en la práctica en sus más enconados y radicales adversarios políticos, donde se demostró que no habían quedado satisfechos con las malas artes políticas empleadas ferozmente en contra de Leonel en las elecciones primarias abiertas de los peledeístas.

La presión a los empleados públicos que simpatizan o son seguidores de Leonel

 El tema de las presiones a los empleados públicos  y  a  los  funcionarios por decretos, fueron acciones que en el momento de las primarias abiertas del PLD resultaron muy eficaces contra Leonel, aunque el continuar o insistir con ese asunto, deprimió el crecimiento natural de esa candidatura, lo que incentivaba a muchos simpatizantes de éste a votar por Luis Abinader, que además de que llevaba la delantera, tenían un acuerdo a nivel congresual en 24 provincias, y no le hacía críticas ácidas al doctor Fernández.

Debieron ponderar mejor sus actitudes los danilistas presionando para evitar que los leonelistas de corazón pero dependiente de un sueldo en el Estado para su sustento y el de la familia, sigan apoyando a Leonel y así se garantizaba, que éste se vea como un competidor temido no solamente por la cantidad de sus seguidores, sino también por ser el más experimentado y preparado para gobernar el país, especialmente con esta pandemia.

Aunque la realidad era, que en las estructuras superiores del PLD querían además de evitar que Leonel gane las elecciones, fue que incluso lucharon porque ni se pueda inscribir como candidato presidencial, lo principal de esa gente en su agenda morada era, aniquilarlo políticamente.

 Los ataques de la alta dirección peledeísta contra Leonel en los momentos inoportunos

 Ese tema de los ataques políticos y hasta personales contra Leonel, debió postergarse, porque no pensaron y si lo hicieron, estuvieron erráticos, con poca visión política electoral, porque si Leonel bajaba en la popularidad, no era un secreto para nadie, que las pujantes aspiraciones de Luis Abinader se irían en la primera vuelta electoral.

Los altos mandos del PLD intentaron a última hora bajar la guardia frente a Leonel Fernández, donde hasta el Presidente Medina, en su primer discurso de la última semana de la campaña, frente a los dirigentes del su partido, admitió que «había una tercera fuerza con un promedio en la intención del voto entre un 10 y un 12%, y que además, había que ser amistosos con algunos opositores, pero nunca citó esa tercera fuerza ni a los oponentes a tratar bien, aunque se sabía que era refiriéndose a la FP.

 Asfixiándolo económicamente vía DGII

 El método de asfixiar económicamente a Leonel, fue dándole por donde más le duela, y el mismo consistió en que cuando se detectaba que algún empresario le estaba financiado la campaña electoral, más rápido que inmediatamente, le enviaban a visitarlos como una advertencia solapada,  a los inspectores de la Dirección General de Impuestos Internos, donde el tema se puso tan tenso, que el propio expresidente Fernández denunció el asunto.

La escogencia de Margarita como la candidata a la Vicepresidencia

 La selección de Margarita Cedeño como acompañante  de  boleta  del señor Gonzalo Castillo,

independientemente de que no tenía el mismo atractivo que en los períodos anteriores (2012-2016 y el 2016-2020), esto resultó de mucho impacto, aunque esa escogencia puso una «Cruz de Pizarro» o «Cruz de la Evangelización» a un probable acuerdo entre el PLD y la FP, y a pesar de que existían y existen otras espinitas, pero esa fue «la gota que derramó el vaso», tocó el tema familiar.

Esas fueron las cinco estrategias principales que diseñó el Comité Político del PLD para aniquilar políticamente a Leonel Fernández, pero que fueron tan mal pensadas que solo bastaría terminar este análisis con dos conclusiones lapidarias; la primera, que tales acciones fueron tan torpes como la imposición del aspirante papeletas, Gonzalo Castillo (el Penco), el que solo se movía a base de muchos billetes campantes y sonantes, reforzado con los comestibles en funditas.

Y la segunda conclusión, una humilde sugerencia, que vuelvan a releer si es que no lo han hecho, el cuento del profesor Juan Bosch donde habla sobre el error cometido por una persona que era bizco y le corría a un toro bravo, y el pobre hombre vio dos ventanas, y en su afán por escapar del toro que lo quería cachar, saltó por la ventana que no era y lo cachó el toro que si era.

Eso mismo acaba de pasarles a la alta dirección del PLD representada en su Comité Político y el danilismo, donde solo le resta esperar las consecuencias negativas del engreimiento en que cayeron y las ingratitudes que asumieron prácticamente todos frente al líder natural de ese partido, Leonel Fernández.

Fuente: https://elnuevodiario.com.do

Seguir Leyendo

Tendencias

Copyright © 2018 Las Calientes del Sur.