Connect with us

Nacionales

OPINION: Prudencia presupuestal 2022

Published

on

Las pérdidas de la producción fueron especialmente significativas en naciones que dependen del turismo y del comercio y de las materias primas como Latinoamérica y el Caribe.

Rep. Dom. Se sabe que la pandemia, Covid-19, ha afectado negativamente la economía global al desacelerarse en 3.3% del Producto Interno Bruto (PIB) durante el 2020, conforme cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Lo anterior debido al cierre de las fronteras y a la caída de la demanda interna en virtud de las medidas de restricción impuestas por cada país.

El impacto de los efectos de la pandemia, a pesar de que ha sido global, no ha incidido por igual en todas las naciones.

Las pérdidas de la producción fueron especialmente significativas en naciones que dependen del turismo y del comercio y de las materias primas como Latinoamérica y el Caribe.

Al cierre del año 2020, la nación dominicana, presentó una caída de la actividad económica equivalente a un 6.7% del PIB, explicado principalmente por la paralización de los principales sectores económicos del país.

Con el objetivo de proteger a la población más vulnerable, el Gobierno implementó varios programas sociales

La aplicación de estos programas conllevó la expansión del gasto de la Administración Central en 33.6% en términos interanuales.

Por el contrario, las recaudaciones se contrajeron en 3.7% dado el debilitamiento de la actividad económica y las facilidades tributarias instauradas por los organismos recolectores.

Para este año, se proyecta una recuperación robusta de la economía dominicana de un 10%, acorde con la recuperación de la economía global, para lo cual se espera un crecimiento de un 6% debido a la mejoría del entorno doméstico lo que ha incidido en el pronunciado incremento de las recaudaciones respecto a anteriores proyecciones.

También debido a la eficiente campaña de vacunación y la ampliación de los programas sociales, así como la puesta en marcha de mecanismos y programas para hacer frente al alza de los precios internacionales en los productos básicos, lo que ha impactado en el gasto.

Lo anterior ha traído como consecuencia un mayor déficit fiscal para el presente año 2021, pero gracias al sabio manejo de las finanzas públicas no se ha traducido en aumento exorbitante de endeudamiento público.

A pesar de ese panorama, el FMI estimó a julio de 2021, en su informe Perspectiva de la Economía Mundial, que el 2021 y el 2022, la economía global evidenciaría un importante crecimiento de 6% y 4.9%, respectivamente.

En el plano local, el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (Mepyd), conjuntamente con el Banco Central y el Ministerio de Hacienda de la República Dominicana, estiman una expansión real del Producto Interno Bruto (PIB) de 10% en 2021, convergiendo al crecimiento potencial de 5.0% para el horizonte 2023-2025.

Ante ese cuadro alentador de la economía las autoridades dominicanas han presentado el Presupuesto General del Estado para el año 2022 ante el Congreso Nacional, el 1ero de octubre 2021, en cumplimiento con la Ley 423-06 con ingresos por RD$871,485,917,331.00, equivalente a un 14.9% del PIB y un total de gastos  por RD$1,046,280,711,338 para un resultado financiero de (RD$174,794,794,007.00) equivalente a un 3% del PIB, el cual será cubierto con un financiamiento neto de igual importe y un resultado primario por RD$18,310,989,448.00 .

Como se advierte, es un presupuesto comedido en los ingresos y los gastos, ya que aún la economía no ha alcanzado el nivel de activación a nivel de 2019, como se espera, pero al tratarse de un comportamiento económico global impredecible dado a que la pandemia se reactiva continuamente, no se debe ser totalmente optimista.

En cambio, es correcto mantener un comportamiento de frugalidad o conservadurismo ya que el mismo se estila en medio de una crisis financiera y económica producto de un factor tan impredecible como la crisis de salud que afecta al mundo.

No obstante, la existencia ya de antídotos que pudiesen ser aplicados a la mayor parte de la población que mejorarían significativamente el comportamiento de la economía, es preferible ser prudente y más cuando muchas veces las estrategias deben ser revisadas o cambiadas, según las circunstancias tan cambiantes como las que se viven en la actualidad.

Fuente: https://almomento.net

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Encuesta de la Semana

¿Cómo califica usted el primer año de gobierno del presidente Luis Abinader?

Jose Manuel Paniagua ADP 2021
Dauris
Jorge Ogando ADP San Juan

Tendencias

Copyright © 2021 Las Calientes del Sur.