Connect with us

Nacionales

El PLD, ante la tarea de encontrar candidato presidencial del 2024

Published

on

De los tres principales partidos que se vislumbra terciarán para las elecciones presidenciales del 2024, el que tiene el mayor reto es el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) que tendrá que definir quién encabezará la boleta debido a que su líder, Danilo Medina, está inhabilitado por la Constitución para presentarse de nuevo a la Presidencia.

Oferta Publicidad

Aunque falta mucho para que en los partidos llegue el momento de escoger su candidato presidencial, lo cierto es que el oficialista Partido Revolucionario Moderno (PRM) tiene al presidente Luis Abinader como mejor candidato pues no tiene impedimento constitucional para repostularse para un segundo mandato, todo dependerá del desarrollo de su gobierno y las circunstancias vinculadas a la crisis económica del Covid-19.

En el caso de la Fuerza del Pueblo (FP), este cuenta con el expresidente Leonel Fernández como su candidato natural para las próximas elecciones. Sin embargo, el PLD tendrá que empezar a definir el tema. Entre las figuras de primera línea para encabezar la boleta figuran el excandidato presidencial Gonzalo Castillo, la exvicepresidenta, Margarita Cedeño, Francisco Domínguez Brito y Francisco Javier García. A la lista de los presidenciables se suman los exaspirantes Carlos Amarante Baret y Andrés Navarro, así como Abel Martínez, alcalde de Santiago.

Los de mayor ventaja en la lista son, sin dudas, Castillo y Cedeño debido a que uno de los principales retos de un candidato presidencial es el nivel de conocimiento que tengan los electores, y ambos son conocidos. Castillo, porque fue el candidato del PLD en las pasadas elecciones y Cedeño, porque ha ocupado tres veces la boleta vicepresidencial de la organización y tuvo 16 años consecutivos de una gran exposición pública por su función de vicepresidenta por ocho años y primera dama, como esposa de Fernández.

Sin embargo, ambos tienen retos importantes por superar para reunir el perfil del candidato que necesita el PLD para competir con éxito desde la oposición.

Gonzalo tiene varios retos

En el caso de Castillo el pasado proceso electoral lo dejó marcado por las deficiencias que exhibió en los temas de la agenda nacional al punto que hizo la campaña sin participar en entrevistas ni ofrecer declaraciones públicas por lo que necesita superar ese problema.

El miembro del Comité Político del PLD además tiene que resolver los temas pendientes sobre acusaciones de corrupción durante su administración en el Ministerio de Obras Públicas, cuyo desenlace impactará en su futuro político.

La principal ventaja de Castillo, además de ser conocido por la población, es que es de la absoluta confianza de Medina, que incidirá en quien recaerá finalmente la candidatura del PLD si él no logra habilitarse para ser candidato, lo que luce poco probable.

Margarita Cedeño

En la pasada campaña, Cedeño incurrió en el error de solo trascender en la opinión pública cuando emitía declaraciones vinculadas a su esposo, que también fue candidato. De continuar su vínculo matrimonial y al mismo tiempo ir en la boleta de un partido distinto, parecería que mantiene esa relación porque es el principal valor político que conserva, si se toma en cuenta que no tiene estructura, no es de la confianza de Danilo ni cuenta con la plataforma del Estado que la benefició por 16 años seguidos.

Domínguez parece el mejor, pero…

Francisco Domínguez Brito, miembro del Comité Político, con amplia experiencia en el Estado por ocupar diversas posiciones en los gobiernos del PLD y además de que fue senador, es de las figuras más potable que tiene la organización para encabezar la boleta presidencial.

Aunque no cuenta con el nivel de conocimiento que si tienen Gonzalo y Margarita, Domínguez Brito es de los que aparece en las encuestas del PLD cuando se pregunta por los favoritos para candidato presidencial.

El exprocurador general de la República, es la figura del PLD con mejor imagen hacia fuera de la organización, sobre todo porque ha logrado separar su perfil público de la percepción de que los dirigentes del PLD fueron al Estado a convertirse en millonarios y de que son corruptos.

Aunque no tiene una estructura como la de Medina, la ha ido construyendo pues aspira a la candidatura presidencial del PLD desde el 2011 y, contrario a Gonzalo y Margarita, es un peledeísta que ha recorrido su ascenso en la organización desde los órganos de más bajo nivel hasta competir sin el apoyo de nadie al Comité Político y no pasó “por un pelo”, en los tiempos de dominio pleno de Leonel y Danilo.

Domínguez Brito no es de la confianza del líder del PLD, pero ha hecho un esfuerzo por hacer empatía con el sector de Medina, sin embargo, de la independencia y criterio propios del dirigente político, pocos tienen duda, por lo que habría que ver hasta qué punto esa variable podría perjudicarlo para alzarse con la candidatura presidencial si no cuenta con el apoyo del expresidente de la República.

Francisco Javier podría sorprender

Francisco Javier García, resalta por ser el jefe de campaña del PLD en los tiempos de los éxitos en las urnas. Sin embargo, ese record quedó cuestionado en el pasado proceso electoral cuando el PLD perdió el poder con el mismo dirigente dirigiendo la campaña. Es un miembro prominente del Comité Político y de la denominada OTAN, que tiene fama por incidir fuertemente en la organización junto a José Ramón (Monchy) Fadul.

El exministro de Turismo y buen orador, presentó su único proyecto presidencial en el 2013, cuando se propagó la idea de que Medina no se presentaría a la reelección. Declinó para apoyar al exmandatario y para las elecciones pasadas hizo causa común con quienes promovían una segunda reforma para la reelección de Medina.

Cuando Medina declinó se supo que tenía el traje listo para presentar su precandidatura, pero echó para atrás cuando se enteró del arranque de Gonzalo. García cuenta con gran legitimidad ante la base del PLD, en lo que lleva ventaja a Gonzalo, Domínguez Brito y Margarita.

En el marco del Congreso ha jugado un papel de bajo perfil, pero no sería sorpresa si el sagaz político se alza con la candidatura presidencial con el apoyo de Medina, en caso de que el expresidente no pueda imponer de nuevo a Gonzalo o alguien de su íntima confianza, que serían su primera opción.

Puede aparecer “un gallo tapado”, pero difícil

No se puede descartar que el futuro candidato del PLD aún no esté en la agenda pública, pero es poco probable. La organización debe elegir su candidato presidencial lo más temprano posible para que pueda competir con posibilidades de éxito. La historia política electoral enseña que mientras más temprano se definen la candidatura presidencial de los partidos más posibilidades de éxito, como ejemplo, dos botones. En el 2012, en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) todo apuntaba a que el candidato sería Miguel Vargas, pero en una competencia cerrada se impuso Hipólito Mejía, lo que dejó una herida en ese partido que no pudo cerrar y en gran parte a eso se atribuye que perdiera las elecciones a pesar de que arrancó favorito en las encuestas. En el Partido Revolucionario Moderno (PRM) para el 2016 y el 2020, temprano se supo que el candidato sería Luis Abinader y eso permitió a la organización acudir unificada. Ganó en el 2020 y aunque ese no fue el único factor que influyó, fue determinante.

Danilo
El expresidente Danilo Medina está inhabilitado por la Constitución para presentarse de nuevo a la Presidencia”

PLD
La organización debe elegir su candidato presidencial lo más temprano posible para que pueda competir con posibilidades de éxito”.

Fuente: https://www.elcaribe.com.do

1 Comment

1 Comment

  1. Ángel Diomedes

    24 octubre, 2020 at 2:55 pm

    Ese partido debe para el 2024 hacer lo que hizo le PRD en el 1974 no ir a las elecciones y reestructurarse para no caer a bisagra como el actual PRD.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias

Copyright © 2018 Las Calientes del Sur.