La delincuencia, un monstruo creado a propósito

Este monstruo (la delincuencia en todas sus modalidades) creado a propósito y que hoy nos controla, amerita que se le enfrente de manera enérgica, contundente, con el compromiso decidido, no sólo de la Policía Nacional, sino también del Gobierno Central y la sociedad en sentido general.

por Redacción

POR MARCELINO SENA; 

República Dominicana: Ahora que la delincuencia nos arropa, nos pone de rodilla, es bueno recordar que las últimas dos décadas (2000-2020), fueron 20 años en los que la República Dominicana se comportó como una incubadora de la delincuencia, tanto organizada, estatal y la desorganizada.

Si hacemos una media de la edad de los que están delinquiendo, tenemos que oscilan entre los 18 a los 22 años edad, justamente nacieron y se criaron en el tiempo al que hago referencia y se educaron bajo la influencia de un narco estado, permisivo, corrupto, que lo prostituyó todo.

Los gobiernos de esas dos décadas permitieron que se llenarán los barrios de drogas a cambio de cobrar peajes para usar en las campañas políticas, desmembraron la acción judicial, soltando a los delincuentes por paga, destruyeron la Policía Nacional (hoy sometida a un profundo proceso de reforma institucional) y llenaron los bolsillos de sus funcionarios con prácticas corruptas.

Este monstruo (la delincuencia en todas sus modalidades) creado a propósito y que hoy nos controla, amerita que se le enfrente de manera enérgica, contundente, con el compromiso decidido, no sólo de la Policía Nacional, sino también del Gobierno Central y la sociedad en sentido general.

Y así se está haciendo. La acción policial, que antes era muy criticada, ya está encontrando el respaldo de la sociedad, nunca había visto a la gente celebrar que la institución del orden mate a los delincuentes, hacía mucho tiempo que no se había actuado así desde el Estado.

Pero el deterioro social es tan profundo que se necesitará más de un cuatrienio de gobierno para erradicar ese mal. El gobierno no debe bajar la guardia y si tiene que imitar la acción de Bukele en El Salvador que lo haga, todo por la seguridad de las personas decentes que cada día salen de sus casas a trabajar, los jóvenes que cada día se trasladan a sus diferentes centros de estudios.

Como dijo en el 2008 el entonces Cardenal Nicolás López Rodríguez, los delincuentes el único idioma que entienden es el de los tiros, así hay que hablarle.

Los derechos humanos deben ser para todos, no solo para los antisociales, también deben aplicarse a las víctimas de estos.

Fuente: https://almomento.net

You may also like

Dejar un comentario

Es el periódico digital más completo de San Juan y del Sur caracterizado por la objetividad e imparcialidad tocando temas que ningún otro medio se atreve a tocar.

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y desarrollado por JS Tecnología

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?