¿Qué espera nuestra diplomacia para actuar?

Veo propicio el momento donde la Republica Dominicana puede lograr establecer un legado diplomático, donde se resalten nuestros derechos constitucionales y de establecimiento de una separación entre los Estados para funcionales políticas públicas migratorias.

por Redacción

República Dominicana: En medio de la actual realidad que nos arropa debido a la ola de delincuencia; por cierto, tradicional para esta fecha del doble y de navidad, nos enfrentamos hoy más que nunca a las numerosas entradas ilegales de migrantes haitianos.

Con elogios saludamos el vivo ejemplo del presidente del Salvador Nabib Bukele, un mandatario que combate la delincuencia con métodos cuestionados, pero podemos afirmar que los análisis realizados por los internacionalistas en relación; son positivos.

La Embajada de los Estados Unidos de América, emite en un comunicado, este 19 de noviembre 2022 una “Alerta: Reforzamiento en curso de migración en República Dominicana”

Pero ya había un reclamo a voces de la sociedad a las autoridades, frente al peligro que corremos como país que comparte una frontera con Haití, una nación constitucionalmente quebrada, y un marco social inestable y conflictivo.

Veo propicio el momento donde la Republica Dominicana puede lograr establecer un legado diplomático, donde se resalten nuestros derechos constitucionales y de establecimiento de una separación entre los Estados para funcionales políticas públicas migratorias.

En mi pasada conversación con el embajador de Haití en Madrid España, el Dr. Saintil Louis Marie, representativo defensor de los derechos humanos, en virtud común a esta doctrina político-institucional, nos expresa, que las autoridades diplomáticas haitianas, evidentemente temen por la seguridad social de cada haitiano y emanan directamente de voluntad por estabilidad migratoria en territorio internacional.

En varias ocasiones nuestro presidente Luis Abinader, ha comentado públicamente, que el Estado dominicano no puede cargar solo, con el tema de Haití.

¿Qué espera nuestra diplomacia para actuar?

En hora buena llegaría un llamado a los organismos internacionales, con un proyecto emancipador de protección social y migratoria. Para obtener la atención de dichos organismos, debe de estar en la mirada de nuestra diplomacia, una cumbre internacional en el asunto de Haití, que presente relevante su afinidad con metas y objetivos de desarrollo sostenible en una agenda hasta el 2030, así ofrecemos un mapa transparente con contenidos que se negocian para la construcción de una migración segura, ordenada y regular.

En un mundo globalizado como el presente, la migración desempeña un rol central para los procesos de reproducción social. Una política pública migratoria estancada, es una arbitrariedad que afecta la economía de Republica Dominicana, que frena la llegada de inversores, convirtiéndonos en una Republica laica de facto desmontando el Estado de derecho y orden constitucional por la puerta de atrás.

Fuente: https://almomento.net

You may also like

Dejar un comentario

Es el periódico digital más completo de San Juan y del Sur caracterizado por la objetividad e imparcialidad tocando temas que ningún otro medio se atreve a tocar.

@2022 – Todos los Derechos Reservados. Diseñado y desarrollado por JS Tecnología