Connect with us

Opinión

Trabajo infantil “Una mala inversión al tiempo”

Published

on

Por; Luis David De La Rosa

Nuestro país República Dominicana vive tiempos difíciles tras la situación de pandemia que ha afectado al mundo entero, pero haciendo un enfoque especialmente en nuestro país, esta situación de pandemia ha agravado problemáticas las cuales a los gobiernos, autoridades y organismos internaciones les ha costado sobre llevar.

Entre esas problemáticas esta: “El trabajo infantil” el cual ha sido una de las situaciones y problemática más difíciles de erradicar, tanto los gobiernos como para las organizaciones no gubernamentales y mecanismos internacionales que trabajan para la erradicación y control de esta situación que se vive en nuestro país en ambas zonas tanto en la rural como en la zona urbana.

El número de niños trabajadores en el mundo en la actualidad se sitúa en 168 millones, de los cuales de acuerdo con las cifras de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) 10,5 millones de niños, niñas y adolescentes trabajan en América latina y el caribe.

El trabajo infantil tiene dos caras, zona urbana y zona rural.

Quiero enfocar esta parte en la zona sur del valle de Republica Dominicana, la cual yo le llamo “la minería del trabajo infantil”

Zona Rural.

Para nadie es un secreto que en la zona sur de Republica Dominicana reina la agricultura, lo cual genera en nuestros campos y lomas trabajo infantil, porque lamentablemente para hablar de la zonas rurales tenemos que hablar de cultura, miles de niños nacen bajo esta problemática social y es vista como algo normal porque el hecho de que en la zonas rurales el trabajo infantil es algo cultural, donde la excusa o raíz de este problema es la pobreza extrema y la falta de oportunidades, y por ende esto tiene que ver con el descuido de las autoridades, la falta de proyectos inclusivos para las poblaciones como los campos donde no es visible otra salida mas que trabajar para sustentarse donde esto obliga a los hogares a que todos trabajen, y por el concepto cultural los niños se van criando bajo ese esquema y para ellos es normal y algo de lo cual sentirse orgulloso el poder trabajar para ayudar a sus padres a llevar dinero a la casa para la comida y necesidades de la misma familia, pocos son los casos de los niños explotados en la zona rural, por el hecho de que este trabajo se hace en familia.

Zona Urbana

Puedo decir que esta es la parte más difícil de este tema, porque aquí si se ve y se maneja la explotación por parte de padres o tutores de muchos niños… La parte más mala para esta parte es que a la vista de nuestros ojos ver niños para esta parte de la problemática se ha convertido en algo normal, para cierta parte de la sociedad ver a niños limpiando vidrios en los semáforos, vendiendo en los kilómetros, poniendo cartones en los supermercados, talleres de mecánica, etc.

Una de unas razones que hace que esta situación sea más difícil de trabajar es la falta de materiales y recursos, las organizaciones y autoridades no son una ni dos las veces que han manifestado la falta de recursos para sobre llevar este problema, lo cual hace esto el trabajo más difícil por el hecho de que en ambas zonas la forma de operar el trabajo infantil es totalmente diferente y no se soluciona de la misma forma, para esto se necesita proyectos estratégicos para ambas zonas.

Hacemos un llamado todas las autoridades, sociales gubernamentales, y a los sectores privados que tienen mucho que ver en esta situación, a no dejar este tema al aire, ni hacernos de vista gorda ante dicha problemática que mantiene la desigualdad social y económica de nuestro país, y en este caso nuestra zona sur, o como yo le llamo “la minería del trabajo infantil.” He explicado muchas veces en distintos medios de comunicación por qué el trabajo infantil es una mala inversión al tiempo, cuando sembramos una mata esperamos que crezca y eche frutos, del trabajo infantil solo podemos esperar más pobreza y la pérdida de oportunidades, esto impide la preparación académica estudiantil de miles de niños que son arrastrados por esta situación, que al tiempo no le aporta nada a la economía, avance y desarrollo de nuestro país, y a miles de niños que su única obligación y derecho es la preparación académica, en otras palabras los estudios.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dauris
Jose Manuel Paniagua ADP 2021

Tendencias

Copyright © 2020 Las Calientes del Sur.