Contactanos

Opinión

¿Quiénes Recuerdan el Café Molido en Pilón y el Viejo Colador de Café?

Avatar

Publicado

en

Por: Rubén Moreta

En San Juan de la Maguana nos despertamos con una buena taza de café y sucesivamente en el día lo sorbemos para retomar energía, o durante un breve descanso laboral, teniendo una agradable conversación o para despachar un cigarro.

Los sanjuaneros y dominicanos en general vamos consumiendo porciones de café en intervalos moderados. Pero fijos, los horarios de café de las casas sanjuaneras son en la mañana, al despertarnos, y al caer la tarde.

Los niños y niñas sanjuaneros de los años sesenta y setenta, nos desayunaban con café con pan. Con esto en el estómago íbamos a la escuela.

Hay personas que son más cafeteros que otros. Recuerdo a mi difunto hermano Bienvenido, la persona que más café tomaba al día. En la casa, él aprendió a “colar” su café. El termo-envase nunca se le llegaba a escurrir. Y más, cuando salía hacia la oficina, solía hacer dos y tres paradas en casas de amigos, donde volvía a tomar café. Increíble.

El café es la gran bebida aromática nacional. Aunque de origen africano, esta exquisita infusión es una herencia cultural del poderoso imperio otomano. Fueron los turcos quienes pasearon por Europa el café y son quienes crean los primeros quioscos dedicados a su venta recreativa. Luego, gradualmente el café se fue expandiendo por toda la sociedad occidental.

El café se comenzó a cultivar en República Dominicana en 1735 en la región sur. El primer lugar donde se sembró café fue en Barahona. A partir de esa fecha se extendió rápidamente a varias regiones del territorio nacional, constituyéndose en uno de los principales cultivos agrícolas del país. En toda la zona montañosa del valle de San Juan se cultiva café, especialmente en Bohechío, Sabaneta y El Cercado.

El café inicialmente se tostaba y molía en un pilón en los hogares sanjuaneros y para consumo se elaboraba mediante una cocción entre ocho a quince minutos en un envase (jarro, lata, olla, etc.). Posteriormente se procedía a filtrar en un colador elaborado de tela medianamente gruesa, donde quedaba toda la inútil borra del café. A seguidas, se le echaba azúcar. Otras personas lo azucaraban durante se hervía.

El colador de café se colocaba en una base de madera rectangular armada de tres piezas: una argolla superior, para sostener el cuello del colador; un soporte lateral de aproximadamente doce pulgadas que unía la argolla superior con la base inferior, donde se colocaba la jarra con el colado. En otras casas no tenían base de madera, sino que el colador del café se manejaba en el jarro o lata donde este se hervía.

A partir de los años ochenta se introdujo a nuestro país la cafetera italiana o cafetera moka, popularmente conocida como greca, la cual puso en desuso el colador de café criollo. Este invento italiano fue “un palo” porque a presión mezclaba el polvo cafetero con el agua y lo “colaba” también.

Con la masificación del uso de la greca el viejo colador fue desapareciendo de la cultura sanjuanera. Antes del colador, también casi ha desaparecido moler el café en el pilón. La gente prefiere consumir el café industrializado.

El autor es Profesor UASD.

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Embarazos en adolescentes, fruto de la pobreza, falta de políticas sociales y garantía de educación sexual?

Avatar

Publicado

en

Por: Emilia Santos Frias.

Cuando analizo esta problemática, y su vinculación al freno del desarrollo social de nuestro país, la República Dominicana, tengo que abrazar el artículo 56 de la Constitución: “La familia, la sociedad y el Estado, harán primar el interés superior del niño, niña y adolescente; tendrán la obligación de asistirlos y protegerlos para garantizar su desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos fundamentales…, creará oportunidades para estimular su tránsito productivo hacia la vida adulta”. Entonces, ¿qué nos ha pasado?, esta situación es antiquísima, y no logramos frenarla.

La familia, la sociedad y el Estado son responsables de esos altos índices que exhibimos en embarazos en adolescentes, madres adolescentes, abortos en adolescentes, pues, es a esta trilogía a quien compete, la creación de políticas públicas, sociales; garantía de deberes y derechos humanos, como la educación integral, en valores, protección y auxilio a nuestras niñas, niños y adolecentes. Tomando como parámetro que las niñas y las adolescentes no poseen madurez física, sexual, ni mental, para decidir libremente.

Tal como nos indica la Carta Magna, y reitera en el artículo 63: “La familia es responsable de la educación de sus integrantes y tiene derecho a escoger el tipo de educación de sus hijos menores”. ¿Será que es aquí donde estamos fallando. Influye la falta de responsabilidad y compromiso oportuno, sistemático, articulado, serio y en alianza, de la familia, del Estado en el crecimiento de este flagelo?

Ella, nuestra norma guía, oráculo de deberes y derechos: la Constitución, en su artículo 55, insiste en que la familia es el fundamento de la sociedad; el espacio básico para el desarrollo integral de las personas…, y en ella, se reconoce el valor de los jóvenes como actores estratégicos en el desarrollo de la Nación. Pero, ¿cómo se podrá alcanzar ese avance, exhibiendo el 100. 6 de embarazo adolescente, la cifra más alta de América Latina y el Caribe, seguidos de Nicaragua, con el 92.8%, Guatemala, 84%, Venezuela 80%, Honduras y Brasil, 68.4% y Costa Rica, el 59.1%, según la División de Población de Naciones Unidas?

Otros datos y cifras nacionales, aportadas por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (unfpa), indican que, nuestro país se encuentra entre los cinco países de América Latina, con mayor proporción de embarazos en menores de 15 años y adolescentes de 15 a 19 años. Así como, en partos vaginales, cesáreas y abortos, en menores de edad de 15 y de 15 a 19 años.

La tasa de natalidad en adolescentes de 15 a 19 años en el país es de 90 por cada mil. Casi duplica la mundial que es de 51. La provincia con mayor proporción de atención de embarazadas adolescentes es María Trinidad Sánchez (Nagua), San José de Ocoa, Duarte (San Francisco de Macorís), San Juan de la Maguana, Monseñor Nouel y Sánchez Ramírez (Cotuí). También, en adolescentes residentes en poblaciones de la zona noreste del Cibao, la zona Enriquillo de la región suroeste, y lógicamente las comunidades ubicadas en la frontera.

Unfpa, atribuye la problemática a la deserción escolar son el embarazo, el cuidado infantil y la inserción laboral, precisando que el 61.4% de las adolescentes alguna vez embarazadas en el país, pertenecen a los dos quintiles más pobres de la franja económica. Más de la mitad de las madres adolescentes (52%) tiene como actividad principal los quehaceres del hogar. Los partos, cesáreas y abortos en el país correspondieron a niñas y adolescentes entre los 10 y los 19 años, datos de la Dirección de Información y Estadísticas del Ministerio de Salud Pública (MSP).

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), afirman que es consecuencia de cambios socioeconómicos, nuevos estilos de vida e insuficiente educación sexual. Carencia de políticas públicas de salud sexual y reproductiva, y que no se valoren los derechos sexuales y reproductivos de las adolescentes. Asimismo, el impacto de la presión de grupo; curiosidad; abuso sexual; el sexo como paga por dinero, y la falta de orientación de los padres y madres. ¡La familia, hermanos-as, la familia!

Lo cierto es que si queremos alcanzar el desarrollo social, debemos ya frenar esta problemática, y para hacerlo es necesario el concurso de todas y todos; articulación y alianza de todos los sectores, que juntos accionen de manera oportuna y podamos hacer verdadero cambio de comportamiento en nuestra presentes y futuras generaciones. Educación y prevención; informando además, acerca de las complicaciones que puede sufrir la salud de la adolescente, una de ellas, la muerte.

La autora reside en Santo Domingo, República Dominicana. Es educadora, periodista, abogada y locutora.

Seguir Leyendo

Opinión

¿Cómo Surgió el Culto a la Virgen de las Mercedes en RD?

Avatar

Publicado

en

Por: Rubén Moreta

La leyenda de la Virgen de la Mercedes, advocación mariana erigida en patrona espiritual del pueblo dominicano, está sustentada en un paradigma de fuerza y poder hispanófilo. Conforme el mito, en 1495 la virgen “apareció” o fue exhibida por los españoles en el marco de una gran batalla de los nativos en tierras del cacicazgo de Maguá, hoy provincia La Vega. Su sola exhibición hizo que los combatientes tainos mansamente se rindieran.

Los aborígenes peleaban en esa batalla por la libertad del Cacique Caonabo, gobernante del cacicazgo de Maguana, que había sido hecho prisionero por Alonso de Ojeda, cumpliendo órdenes del gobernador Bartolomé Colón.

Frente a un contundente ataque de los tainos que exigían les devolvieran libre a su líder, la cruz católica y la imagen de la Virgen de las Mercedes o de la Merced fue exhibida en el campo de batalla, lo que –de acuerdo a la leyenda- anonadó y detuvo el accionar de las flechas de los aborígenes, impidiendo su defensa y haciendo que se hinquen, resignen y acepten como designio divino el dominio de los conquistadores españoles, que patrocinaban la evangelización cristiana.

Más tarde, el 8 de septiembre del 1615, tras el fuerte terremoto que causó graves daños en la villa de Santo Domingo, los conquistadores españoles imploraron la protección de la Virgen de la Mercedes y la declararon patrona de la Isla la Española. Posteriormente la celebración se cambió al 24 de septiembre.

Consumado el proceso de Independencia Nacional, la Virgen de las Mercedes fue declarada como patrona de toda la República.

En resumen, la adoración a la Virgen de las Mercedes es el más antiguo ritual mariano de nuestra isla.

El autor es Profesor UASD.

Seguir Leyendo

Opinión

La Foto-Noticia-Caliente de Hoy

Avatar

Publicado

en

Esta imagen fue tomada la mañana de este lunes 21 de septiembre del 2,020, la misma  muestra el estado del cementerio del sector de Córbano Sur del municipio de San Juan de la Maguana. Si, aunque pace ser un bosque, ese es el cementerio.

En ese lugar las personas que tienen a sus seres queridos sepultados en ese Campo Santo no encuentran las tumbas. Ahí la gente se pierde.

Ante esa situación, ninguna autoridades municipal de San Juan de la Maguana muestra algún tipo de interés para que por lo menos se limpie el cementerio.

Esto debería darle vergüenza a la alcaldesa Hanoi Sánchez y sus 13 regidores, pero Hanoi y los regidores están tan casados, que hasta la vergüenza perdieron.

Seguir Leyendo
Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias

Copyright © 2018 Las Calientes del Sur.