Contactanos

Internacionales

El Chapo se enfrenta a cadena perpetua en juicio con fuertes medidas seguridad

Avatar

Publicado

en

chapo-captura
Nueva York

Un jurado de siete mujeres y cinco hombres juzgará desde este martes en Nueva York a Joaquín el Chapo Guzmán, acusado por el Gobierno de EE.UU. de narcotráfico y de mantener una empresa criminal durante dos décadas como jefe del Cartel de Sinaloa, un proceso entre fuertes medidas de seguridad.

El juicio arrancó el pasado 5 de noviembre con la elección del jurado, que se realizó durante tres jornadas con escenas poco habituales, como el temor a ser asesinado de algunos candidatos o el hecho de que una persona fuese rechazada para ser miembro por pedir un autógrafo del Chapo.

Entre los integrantes del jurado, cuya edades oscilan entre 20 y 50 años, hay inmigrantes de Polonia, Etiopía y Asia, así como cuatro personas que hablan español -uno de los seis sustitutos también lo habla-, todos ellos aislados parcialmente y sometidos a fuertes medidas de seguridad, con orden del juez de no hablar del juicio.

El juez que preside el proceso en la corte federal de Brooklyn, Brian Cogan, decidió no tomarles juramento del cargo hasta este martes preocupado de que alguno pudiera arrepentirse de ser jurado ya que, si así ocurriese, necesita tiempo para elegir a otro miembro entre los seis suplentes.

Durante este juicio no se conocerá el nombre de los integrantes del jurado, dónde viven o trabajan, como parte de las extremas medidas de seguridad por el historial de violencia del Cartel de Sinaloa, que ha secuestrado, torturado y asesinado a quienes representaran una amenaza, de acuerdo con la acusación de la Fiscalía.

Este proceso se realiza entre severas medidas de seguridad, que han rodeado la vida del mexicano desde que fuera extraditado a este país en enero del 2017.

Nueva York será así escenario este martes de un gran despliegue de seguridad en el reinicio del juicio por narcotráfico contra el Chapo, considerado por el Gobierno de EE.UU. como «extremadamente peligroso».

Las medidas van desde las condiciones extremas de su encarcelamiento hasta su transporte a la corte, y se extienden más allá para proteger a los jurados y a los testigos de una posible venganza del presunto capo, del que las autoridades temen que use sicarios para secuestrar y asesinar a quienes se atrevan a hablar en su contra.

Sus abogados rechazan que su cliente represente una amenaza para testigos o jurados debido a las extremas medidas de seguridad en que se le mantiene, en una celda en solitario, y según uno de sus abogados, Eduardo Balarezo, ello hace imposible que pueda tener contacto con sus allegados socios del narcotráfico.

Guzmán, de 61 años, está en el ala más segura de la Metropolitan Correctional Center en Manhattan, una de las prisiones más fiables del país, donde es mantenido 23 horas en una celda de 18 metros cuadrados donde nunca se apaga la luz, con una pequeña ventana opaca que no le permite ver el exterior.

Tampoco tiene contacto con otros presos, ni con su esposa -se le ha denegado abrazarla antes de iniciar la sesión de este martes- y no sale al patio debido a su historial de haberse fugado en dos ocasiones de cárceles de máxima seguridad en México, la última de ellas a través de un túnel al que entró desde su celda.

Solo se le permite una hora para ejercitarse y una llamada mensual de 15 minutos a su madre y hermana que es escuchada por las autoridades. También se le ha permitido una Biblia y un diccionario del inglés al español.

A sus abogados tampoco se le permite contacto físico con su cliente, lo que alegan que ha sido un obstáculo para preparar su defensa, y ni siquiera con sus hijas de siete años que le han visitado ya que todo ocurre en una habitación con una pared de vidrio, desde la cual Guzmán solo puede mantener una conversación.

Algunos reos que han estado en sus mismas condiciones han calificado a la sección 10 South de la cárcel en el que se encuentra de «cámara de tortura».

Sus traslados a la corte federal de Brooklyn, donde se lleva el proceso en su contra para audiencias previas al juicio, han sido un dolor de cabeza para los neoyorquinos que utilizan el puente de Brooklyn, cerca de la cárcel donde el Chapo aguarda a su juicio.

Dicho paso se cierra mientras dura el recorrido del convoy de vehículos y policías fuertemente armados, lo que genera problemas en el tráfico local. La comitiva del traslado siempre es vigilada desde un helicóptero policial.

Esas medidas serán desde este martes dos veces al día, y en las horas punta, mientras dure un juicio que podría extenderse hasta 4 meses.

Las medidas de extrema seguridad que rodean a Guzmán desde su llegada a EE.UU. también incluyen a la corte federal, donde se lleva a cabo el proceso judicial en su contra, que de por sí ya es un lugar que se mantiene vigilado por los agentes del tribunal.

Allí habrá agentes con armas largas, unidades caninas, que custodian el lugar y se ha colocado un segundo detector de metales frente a la sala del juez Cogan.

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacionales

Una operación de Interpol rescata a 50 niños víctimas de abusos sexuales

Avatar

Publicado

en

a8f3b79e-una-operacion-de-interpol-rescata-a-50-ninos-victimas-de-abusos

FRANCIA:  Una operación coordinada por Interpol contra la pederastia que se inició en 2017 con el control de contenidos que circulaban por internet ha permitido liberar hasta ahora a 50 niños y ha conducido al arresto de ocho personas en Tailandia, Australia y Estados Unidos.

Interpol explicó este jueves en un comunicado que la investigación del material encontrado en esta operación, bautizada como Blackwrist, en la que participan casi 60 países, permitirá llevar a cabo más detenciones.

Además, según los cálculos de la agencia policial internacional con sede en Lyon (este de Francia) otro centenar de niños han podido ser objeto de abusos por esta red.

La investigación comenzó a comienzos de 2017 con el descubrimiento de contenidos en el llamado “darkweb” o internet oculto que mostraban abusos a once chicos menores de 13 años en una página web que necesitaba suscripción y que tenía 63.000 usuarios por todo el mundo.

El trabajo del Departamento de Investigaciones Especiales de Tailandia en coordinación con Interpol, al que se sumaron investigadores de otros países, permitió que en Estados Unidos se identificara la dirección IP de esa página.

En noviembre de 2017 se identificó a las primeras víctimas y dos meses después se produjeron arrestos simultáneos en Tailandia y en Australia.

En Tailandia fue capturado el principal administrador, Montri Salangam, al que se veía en las imágenes requisadas abusando de 11 chicos, uno de los cuales era un sobrino suyo, y que fue condenado en 2018 a 146 años de cárcel.

En Australia se detuvo a un segundo administrador, Ruecha Tokputza, también por abusar de menores (el más pequeño tenía 15 meses), sentenciado a 40 años, la mayor pena impuesta en ese país por pederastia. Otro profesor de una guardería cercano a Tokputza fue condenado a 36 años por los mismos delitos.

FUENTE: noticiassin

Seguir Leyendo

Internacionales

Un hombre se hará “rico” luego de pasar 45 años de cárcel por un crimen que no cometió

Avatar

Publicado

en

hmbre-11675588-20190522172330

REDACCIÓN: Un hombre fue encarcelado por 45 años por un asesinato que no cometió, por lo que ahora recibirá 1,5 millones de dólares en compensación por su tiempo tras las rejas.

Richard Phillips pasó más tiempo preso que cualquier otra persona encarcelada injustamente en Estados Unidos.

Pero luego de que otro hombre admitió ese asesinato, el nativo de Michigan fue exonerado y liberado de prisión en marzo pasado.

Ahora, la secretaria de Justicia de Michigan, Dana Nessel, ha anunciado que Phillips recibirá 1,5 millones de dólares en compensación.

Phillips tiene derecho a hasta 50.000 dólares por cada año que estuvo encarcelado, de acuerdo con la Ley de Compensación por Encarcelamiento Injustificado de Michigan.

El dinero no está sujeto a impuestos, y no perderá nada por los honorarios de los abogados, le dijo su abogada, Gabi Silver, a CNN.

Silver dice que todavía está luchando contra la condena por robo a mano armada. Si Phillips es exonerado por ese cargo, la suma podría ser aún mayor.

Phillips fue originalmente condenado por asesinato por supuestamente arrastrar a un hombre llamado Gregory Harris a su auto y dispararle a muerte. El cuñado de la víctima dijo a los investigadores que se había reunido con Phillips en un bar para hablar sobre el asesinato.

Pero Phillips mantuvo su inocencia. Le dijo a su abogado: “Prefiero morir en prisión, que admitir un asesinato que no cometí”.

FUENTE: diariolibre

Seguir Leyendo

Internacionales

Celulares falsos para engañar a los delincuentes

Avatar

Publicado

en

ap19141643120663-11672822-20190522122350

REDACCIÓN: Los robos a mano armada se han vuelto tan comunes en el transporte público en la Ciudad de México que algunos pasajeros están ocurriendo a una solución inteligente pero desalentadora para los ladrones: les entregan teléfonos falsos en lugar de darle sus celulares verdaderos.

Con un costo de entre 300 y 500 pesos por pieza (equivalentes a entre 15 a 25 dólares), los teléfonos de señuelo son sofisticadamente falsos. Tienen pantalla de inicio y los modelos son idénticos a los originales, pero por dentro su procesador es tan ligero que se les ha agregado una pieza de metal que le sume peso para que sea similar al teléfono de verdad.

Son útiles cuando se trata de engañar a los delincuentes armados que generalmente atacan en los autobuses urbanos, grandes y pequeños, que transportan a la gente entre la Ciudad de México y sus suburbios pobres que la rodean.

La escena se repite una y otra vez, cortesía de las cámaras que muchos autobuses tienen instaladas ahora y que graban los asaltos, que ocurren con más frecuencia en la noche o muy temprano. En una grabación se ve a los pasajeros adormilados rebotando a lo largo de los vehículos cuando uno o dos de los hombres a bordo de repente se colocan pasamontañas sobre sus rostros. Uno saca un arma mientras que su cómplice camina por el pasillo, con una pistola, exigiendo a los pasajeros que les entreguen objetos de valor.

“¡Ya valieron!”, grita un ladrón según la grabación plagada de groserías y en la que amenazan a quienes no entreguen sus teléfonos y dinero. Una y otra vez, aquellas personas que se resisten o se rehúsan a dar sus cosas son golpeadas en la cabeza con la pistola, o simplemente son baleadas y las dejan desangrándose sobre el suelo del autobús.

Martha Patricia Rociles Estrada, profesora del suburbio de bajos recursos de Nezahualcóyotl, fue víctima de este tipo de robos.

Hoy en día, dijo, la mayoría de los residentes de la ciudad hace sus traslados con miedo. “Ya es un riesgo tomar el transporte público. Uno lo toma, pero no sabe si va a regresar a su casa”, comentó.

“Ahora tenemos que cuidarnos hasta de llevar dinero, porque si los asaltantes se enojan, corre uno el riesgo de que inclusive por no llevar nada lo maten”, dijo.

En los primeros cuatro meses de 2019 hubo un promedio diario de 70 asaltos violentos en la Ciudad de México. Alrededor de dos tercios se realizan contra transeúntes, y el resto se divide casi por igual entre los pasajeros del transporte público y los automovilistas que son atracados durante la luz roja del semáforo o en medio de los embotellamientos viales. Entre 2017 y 2018, los asaltos de ese tipo aumentaron un 22%.

Cuando Rociles Estrada fue asaltada a punta de pistola hace varios años, la mayoría de la gente no llevaba consigo teléfonos costosos.

“Fue nada más quitarme lo que llevaba de valor. Mi monedero y ya, nada más”, relató.

El surgimiento de los teléfonos inteligentes cambió todo eso. Ahora, muchas personas llevan un dispositivo que cuesta cientos de dólares. Las víctimas también podrían portar información bancaria o crediticia.

Fue ahí cuando intervinieron los vendedores de celulares de señuelo, como Axel. Él dice que vende tres o cuatro teléfonos de este tipo a la semana en su puesto en una plaza de productos electrónicos en el centro de la ciudad, junto a un edificio colonial que data de 1767.

Axel, que no proporcionó su nombre completo por temor a que la policía lo acusara de vender mercancía falsa, dijo que todos sus clientes saben que compran falsificaciones.

“Sirve para los asaltos, el alto índice de asaltos que se vienen suscitando en la Ciudad de México”, comentó Axel. “Les dicen ‘dame tu celular, dame todo’ y muchos saben que tienen que dar el teléfono rápidamente porque es cuestión de segundos, entonces pues dan estos teléfonos y a veces el delincuente no se da cuenta”.

Sin embargo, el vendedor admitió que la víctima se vería en problemas si el ladrón se da cuenta que le dieron un simple señuelo. “Evidentemente hay problemas, porque los delincuentes van a buscar o si se empiezan a dar cuenta, va a ser un problema”, admitió.

Debido a eso, algunos intentan una estrategia diferente. Gastan un poco más para comprar un segundo teléfono que sea más barato, pero real.

Gloria, que trabaja en su propio puesto en otra plaza al otro lado de la calle en un edificio art decó que solía ser un cine, dijo que el comercio de los celulares falsos comenzó hace unos 14 años, pero por razones diferentes a las de hoy en día. Las tiendas de teléfonos compraban las falsificaciones para sus vitrinas de exhibición a fin de protegerse contra otro tipo de delincuentes, de las llamadas “bandas de cristalazos” que pueden vaciar una joyería o una tienda de electrónicos en segundos al romper las ventanas.

Generalmente el teléfono de señuelo “es de exhibición para las personas que venden los originales”, explicó Gloria. “Se ha vendido aquí desde hace aproximadamente 14 años, pero generalmente el uso era para exhibición y ahora lo buscan para proteger sus celulares”.

Gloria vende un iPhone falso en 300 pesos (15 dólares), que salvaría a una víctima de perder los 18.000 pesos (900 dólares) que cuesta un iPhone verdadero.

“En algunos casos, la mayoría es para evitar el robo de celular, de los datos”, dijo Gloria, quien también pidió que no se usara su apellido.

La paranoia sobre los asaltos y atracos se ha intensificado por el hecho de que muchos de los robos se están grabando por cámaras de vigilancia instaladas en los autobuses del transporte público. Las grabaciones a menudo se muestran en programas de noticias, infundiendo miedo en la gente.

El gobierno de la alcaldía de Iztapalapa, en el este de la ciudad y una de las más grandes y pobres, lanzó un programa esta semana para que los policías suban a los autobuses para evitar que ocurran robos. Aunque el programa inició con gran fanfarria y fotografías en los medios, algunos residentes se mostraron incrédulos.

Óscar Armenda, un trabajador del transporte público que conducía un autobús en Iztapalapa alrededor del mediodía mientras la policía comenzaba a abordar dijo: “Qué bien, a la vez bien, pero a la vez no”.

“Deberían hacerlos cuando se necesitan y no ahora. Generalmente es más tarde”, aseguró en referencia al horario preferido por los ladrones.

FUENTE: diariolibre

Seguir Leyendo
Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias