Contactanos

Salud

ICE instala equipo para tratar el cáncer de próstata

Avatar

Publicado

en

0f22e1aa-capture5

REDACCIÓN: El tratamiento es mínimamente invasivo, sin radiación y con un solo tratamiento por ultrasonido de alta intensidad focalizado. El Ablatherm Robotic HIFU tiene la garantía de ser aprobado por la FDA y por la Unión Europea, así como por prestigiosas asociaciones de urólogos alrededor del mundo. Además, con dicho equipo y con la familia de equipos de EDAP TMS, se han realizado más de 50,000 tratamientos en todo el mundo, lo que confirma su eficacia contra el cáncer de próstata y las múltiples ventajas que ofrece, avalado por numerosos estudios prospectivos con seguimiento a más de 1,000 pacientes por 15 años y cerca de 30 años de aplicarse con tres generaciones de equipos.

El tratamiento con el Ablatherm Robotic HIFU es la opción a elegir para pacientes con cáncer de próstata T1 y T2, para aquellos en los que la incontinencia y la potencia sexual son sumamente importantes, los que tienen lesión unilateral de riesgo intermedio y bajo, y los de riesgo intermedio y alto que necesitan un tratamiento radical y no califican para otros tratamientos por alguna condición clínica. El tratamiento con HIFU es además la única opción disponible en el mundo para recidiva localizada de cáncer de próstata después de radioterapia de haz externo.

En el ICE los pacientes podrán ser atendidos por urólogos certificados por EDAP TMS en el uso de la técnica, así como por las enfermas debidamente entrenadas y la tradicional hospitalidad de todo el personal de dicho centro.

FUENTE: elcaribe

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

La anorexia también tiene un origen metabólico, no solo psiquiátrico

Avatar

Publicado

en

salud-5d2deb0582cc7

Madrid: Un estudio internacional ha identificado ocho mutaciones genéticas vinculadas a la anorexia nerviosa y sugiere que esta enfermedad es, al menos en parte, un trastorno metabólico y no puramente psiquiátrico como se pensaba hasta ahora.

El trabajo, en el que participaron más de cien académicos de distintos países, entre ellos de España, está liderado por investigadores británicos y estadounidenses, y se publica este lunes en la revista Nature Genetics.

La anorexia nerviosa es una enfermedad grave que puede ser potencialmente mortal, recuerda en una nota de prensa el King’s College de Londres, que señala que sus síntomas pueden incluir un peso corporal peligrosamente bajo, un miedo intenso a aumentar de peso y una imagen corporal distorsionada.

Esta afecta a entre el 1% y el 2% de las mujeres y entre el 0,2% y el 0,4% de los hombres y tiene la tasa de mortalidad más alta de todas las enfermedades psiquiátricas.

La investigación identificó ocho nuevas variantes genéticas relacionadas con la anorexia nerviosa.

Fernando Fernández-Aranda y Susana Jiménez-Murcia, dos de los autores del trabajo e investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) en Hospitalet de Llobregat (España), explican a Efe que cuando se mira a qué se asocian estas ocho áreas del genoma, se ve que se relacionan a otros trastornos psiquiátricos, a trastornos metabólicos o a situaciones relacionadas con aspectos endocrinos, índice de masa corporal u obesidad.

Ambos, asociados también al Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (Ciberobn), señalan Efe que este trabajo pone de manifiesto, como ya se venía apuntando, la necesidad de ver la anorexia no solo como un trastorno mental, sino como una enfermedad con muchos factores implicados.

De ahí, añaden, que numerosas líneas de investigación de este Ciber, durante los últimos diez años, se hayan dirigido a dilucidar la interacción existente entre situaciones extremas de peso (de la anorexia nerviosa a la obesidad) así como los factores diferenciales y compartidos que presentan.

Para llegar a sus conclusiones, los científicos combinaron datos recolectados por la Iniciativa de Genética de la Anorexia Nerviosa y el Consorcio de Genómica Psiquiátrica.

De este modo, se incluyeron 16 992 casos de anorexia nerviosa y 55 525 controles de 17 países de Norteamérica, Europa y Australasia.

Según el estudio, la base genética de la anorexia nerviosa se solapa con rasgos metabólicos (incluido glucémicos), lípidos (grasas) y antropométricos (medición corporal), y esto es independiente de los efectos genéticos que influyen en el índice de masa corporal.

De igual forma, las variables genéticas implicadas en la anorexia nerviosa se asocian con otros trastornos psiquiátricos como el trastorno obsesivo-compulsivo, la depresión, la ansiedad y la esquizofrenia.

Pero también, según este trabajo, estos aspectos genéticos influyen en la actividad física, lo que podría explicar la tendencia de las personas con esta enfermedad a presentar una elevada hiperactividad.

“Las anomalías metabólicas observadas en pacientes con anorexia nerviosa se atribuyen con mayor frecuencia a la inanición, pero nuestro estudio muestra que las diferencias metabólicas también pueden contribuir al desarrollo del trastorno”, confirma Gerome Breen, autor del estudio.

Además, “nuestros análisis indican que los factores metabólicos pueden jugar un papel casi tan importante como los efectos puramente psiquiátricos”, agrega este investigador del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King’s College de Londres.

Para Cynthia Bulik, de la Universidad de Carolina del Norte, los hallazgos “nos animan a encender la antorcha sobre el papel del metabolismo para ayudar a entender por qué algunos individuos con anorexia nerviosa vuelven a tener un peso peligrosamente bajo, incluso después de una nueva alimentación en el hospital”.

Fuente: noticiassin

Seguir Leyendo

Salud

Un estudio defiende el valor nutritivo de algunos insectos

Avatar

Publicado

en

salud-5d2cf860af8ed

Washington: Ingerir saltamontes o gusanos de seda tiene un valor nutritivo similar al del consumo de zumo de naranja o aceite de oliva, según un estudio divulgado hoy sobre el nivel de antioxidantes presentes en insectos y arácnidos, elaborado por un grupo de científicos de la universidad italiana de Teramo.

“Los insectos comestibles son una excelente fuente de proteínas, ácidos grasos poliinsaturados, minerales, vitaminas y fibra”, explicó en declaraciones a la revista especializada Frontiers in Nutrition el profesor Mauro Serafini, investigador principal del estudio y profesor de Nutrición Humana de la Universidad de Teramo.

De acuerdo con el científico, la aportación de su investigación es que “hasta ahora” nadie había comparado “en términos de aportación de antioxidantes” el valor nutritivo de este tipo de seres vivos con el de otros alimentos más “clásicos”, como el aceite de oliva o el zumo de naranja.

Para la elaboración del estudio, el equipo de investigadores testó una serie de insectos y animales invertebrados considerados comestibles, en los que analizaron sus niveles moleculares, tanto en lo que se refiere a contenido como a actividad.

“Para tener una perspectiva, usando los mismos parámetros sobre la capacidad de antioxidantes, realizamos pruebas en el zumo de naranja fresco y el aceite de oliva, dos alimentos habituales cuyo efecto antioxidante en los humanos es de sobra conocido”, explicó el profesor.

El análisis hecho con restos de animales secos diluidos en agua arrojó que un saltamontes aporta 559 kilocalorías por cada 100 gramos; un gusano de seda 487 kilocalorías; una tarántula 450 y una hormiga negra 329.

Serafini, que ha tildado los resultados de la investigación como “prometedores”, no obstante reconoce que es necesario profundizar en este estudio para aclarar cuál es el impacto real de este tipo de molécula en los seres humanos.

“En un futuro podríamos adaptar nuestros regímenes alimentarios al consumo de insecto para aumentar el nivel de contenido de antioxidantes”, concluyó el científico, cuyo propósito es encontrar vías para reducir la huella medioambiental del ser humano.

Fuente: elnuevodiario

Seguir Leyendo

Salud

OMS advierte sobre alimentos para bebés con demasiado azúcar

Avatar

Publicado

en

Bebes-00-1006x550

Bruselas: La Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó este lunes en Bruselas dos informes sobre la gran cantidad de alimentos para bebés que son anunciados incorrectamente como aptos para niños menores de seis meses y que contienen cantidades inapropiadas de azúcar.

En el primer informe, “Comida comercializada para bebés y niños”, se analiza la información de más de 7.000 productos de alimentación para bebés y niños comercializados entre noviembre de 2017 y enero de 2018 en 516 tiendas de cuatro ciudades: Viena (Austria), Sofía (Bulgaria), Budapest (Hungría), y Haifa (Israel).

“La buena nutrición en la infancia es la base para garantizar un buen crecimiento y desarrollo en los niños, y para mejorar su salud a lo largo de su vida” explicó la directora de la Oficina Regional para Europa de la OMS, Zsuzsanna Jakab.

Según este estudio de la OMS, casi un tercio de los productos para bebés menores de seis meses tienen entre sus ingredientes el azúcar, el zumo de frutas concentrado y otros agentes edulcorantes, que no deberían ser añadidos en este tipo de comidas.

Además, en tres de estas ciudades, más del 30 % de las calorías de la mitad de los productos analizados provenían de los azúcares.

El segundo informe, “Acabar con la publicidad comercial inapropiada sobre alimentos complementarios para bebés y niños entre 6 y 36 meses en Europa”, va dirigido al desarrollo de soluciones para ayudar a los Estados miembros a acabar con la publicidad inapropiada.

A través de este informe, la OMS ha desarrollado un borrador de un modelo de perfil de nutrientes para niños de entre 6 y 36 meses para guiar las decisiones sobre qué productos publicitados son inapropiados para estas edades.

“Tenemos un modelo que está basado en la ciencia, que supone un reto, (…) pero si hay un esfuerzo, las cosas mejorarán dramáticamente y lo decimos de forma positiva” añadió el responsable de Oficina Regional para Europa de la OMS para la prevención y control de las enfermedades no transmisibles, Joao Breda.

Una de las principales recomendaciones incluidas en este modelo es que los niños deberían tomar el pecho durante los seis primeros meses de vida.

Entre otras recomendaciones que se ofrecen en este modelo se encuentran:

– Las bebidas y zumos de frutas, golosinas y tentempiés dulces no deberían ser publicitados como apropiados para bebés y niños.

– Limitar el contenido total de azúcar a menos del 15 % de la energía en los tentempiés.

– Prohibir los azúcares añadidos, incluidos los zumos de fruta concentrados en todas las comidas para bebés

– El total de las grasas no debería superar los 4,5 gramos cada 100 calorías de producto, excepto en ciertos alimentos con alto contenido en proteínas

– Solicitar una mínima cantidad de pescado, aves de corral, carne u otra fuente tradicional de proteínas en aquellos productos que se denominen como fuente de proteínas en sus envases.

Este borrador de un modelo de perfil de nutrientes para bebés y niños se ha desarrollado siguiendo los pasos recomendados por la OMS.

Fuente: elnuevodiario

Seguir Leyendo
Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias