Contactanos

Salud

Parir con dolor y sin anestesia, una opción generalizada entre las chinas

Avatar

Publicado

en

-5c72db9dc2601--5c72db9dc2602Parir con dolor y sin anestesia epidural, una opción generalizada entre las chinas.jpg

Shanghái (China).- Las creencias tradicionales, el alto coste o el bajo número de anestesistas son algunos de los motivos para que en China las mujeres continúen pariendo sin epidural, una situación que el Gobierno busca revertir como parte de sus planes de salud y fomento a la natalidad.

“Si otra gente puede, tú puedes”. Esa fue la respuesta que le dieron a Sofía Li una y otra vez durante las horas que duró su dilatación cuando, agotada por el dolor, suplicaba a los médicos que le pusieran la epidural.

“Al final casi lloraba del dolor, pero la doctora me dijo que la encargada de la epidural estaba de vacaciones y que aquí nadie la usa porque demora el proceso de dar a luz y tienes más riesgos”, cuenta a Efe la mujer de 37 años, que acudió a uno de los hospitales públicos más prestigiosos de Pekín.

Mientras que en algunos países de Occidente el ratio de uso de epidural en partos vaginales puede alcanzar el 80 %, en China todavía es muy bajo, en torno al 10 %, y esta es una práctica que hasta hace unos meses estaba casi fuera del sistema sanitario público.

“Los hospitales públicos no la ofrecen y, aunque tú la pidas, te van a decir que no tienen o que no te recomiendan, que eres joven y puedes tener un hijo sin ella”, comenta Li, una situación que confirma a Efe el jefe de obstetricia del hospital privado United Famlily de Shanghái, Michael Gao.

“Añadir la epidural tiene un coste altísimo por paciente y, como en China poca gente tiene seguros privados, es el Gobierno el que tendría que sufragarlo”, cuenta el doctor, quien estima que usar esta anestesia aumenta el coste del parto en un 50 %, no por el producto, sino por la necesidad de anestesiólogos y de una mayor supervisión.

“También tienen miedo a que los partos se alarguen con la epidural y en los hospitales públicos chinos el tiempo es crucial. Quieren que la parturienta llegue rápido y de a luz lo antes posible”, indica.

Así, cuando una mujer pide epidural, “va a haber una larga lista de espera hasta el punto de que para cuando le llegue el turno probablemente ya habrá tenido al bebé”, explica.

Una lista de espera motivada, entre otras cosas, por la falta de anestesiólogos y por su poca especialización en obstetricia. Según datos oficiales de 2016, el número promedio de anestesistas por cada 10.000 chinos era de 0,5, mientras que el número en algunos países desarrollados de Europa es de 2,5 a 3.

En el hospital Nº 6 de Shanghai trabaja desde el pasado mes de octubre un anestesiólogo en exclusiva para el departamento de obstetricia y ginecología.

Este centro médico público está dentro del programa piloto que el Gobierno de China puso en práctica a finales del año pasado y que busca aumentar al 40 % la tasa del uso de epidural para, entre otros objetivos, reducir la tasa de cesáreas.

Y es que en los últimos años la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llamado la atención sobre la alta tasa de cesáreas en China, una práctica que puede traer consigo complicaciones en un futuro segundo embarazo.

Todo ello en un país donde las políticas de fomento a la natalidad elaboradas por el Gobierno para paliar los desajustes en la pirámide poblacional no acaban de tener efecto y las mujeres chinas siguen eligiendo tener un solo hijo.

“En nuestro hospital siempre promovemos el uso de la epidural y las mujeres que la usan suelen salir diciendo que no imaginaban que el parto pudiera ser tan poco doloroso. Le pierden el miedo ante un posible segundo embarazo”, apunta Gao.

Otro de los motivos del bajo uso de la epidural en China son las creencias tradicionales, refiere el doctor, pues muchas personas todavía piensan que puede generar complicaciones en el parto y afectar al bebé.

“A muchas mujeres sus madres les dicen ‘yo tuve al bebé sin epidural, así que hazlo tú’, las viejas generaciones piensan eso, que vivieron sin ello y creen que los hijos también tienen que ser capaces de hacerlo”, cuenta.

Así reflexionaba antes de dar a luz Li: “Las mamás o las abuelas piensan que es una manera más natural porque con esta medicina puede afectar el proceso o al bebé y yo antes lo creía, pero ahora opino que en todo el mundo se hace y que es muy necesario porque el dolor para dar a luz es demasiado fuerte”.

Fuente: noticiassin

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

El mundo se enfrenta a un fenómeno de envejecimiento sin precedentes

Avatar

Publicado

en

eaac75d3-adultas-mayores

MADRID:  El mundo se enfrenta a un fenómeno de envejecimiento sin precedentes, que las personas deben vivir de forma activa, mejorando su calidad de vida, ampliando la vida laboral y accediendo a la jubilación de forma gradual y flexible.

Expertos mundiales, entre ellos cinco premios Nobel, reflexionaron este lunes en Madrid sobre el envejecimiento en el Diálogo de los Premios Nobel, celebrado por primera vez en Europa fuera de Estocolmo y organizado por las Fundaciones Ramón Areces y Nobel.

“No hay viejo que no pueda vivir un año, ni mozo que no pueda morir mañana”, señaló -citando a Ramón Menéndez Pidal- el director de la Fundación Ramón Areces, Raimundo Pérez-Hernández, quien destacó, en el arranque, que el envejecimiento es un fenómeno “complejo y de múltiples derivadas”.

Un proceso sin “precedentes” que, según el profesor de la Universidad de Harvard David Bloom, se produce con especial intensidad en países de ingresos medios.

El principal desafío no es que “no haya dinero para cuidar a los mayores sino tener instituciones que promuevan de forma sostenible la seguridad social y económica que requieren los mayores”.

Una de las ideas que planeó en toda la reunión fue apuntada por Bloom: envejecer debe ser un proceso activo, “no solo sumar años a la vida”, sino “sumar vida a esos años”, lo que “sería bueno para los Estados en términos económicos, fiscales y de todo tipo”.

Y es que es de enorme importancia que la longevidad vaya pareja a una mejor calidad de vida, pero es algo que “no se ha resuelto todavía”.

Aunque el envejecimiento tiene implicaciones en todas las facetas sociales, una de las primeras en que se piensa son las económicas, en especial la viabilidad de los sistemas de pensiones.

El premio nobel de Economía Edmund Phelps fue quien mejor resumió las opiniones vertidas en el debate. “Es mejor olvidarse de la jubilación obligatoria o voluntaria, que la gente siga trabajando hasta que le parezca, pero sin dejarlo de pronto sino de manera gradual”.

Su compañero de Nobel Finn Kydland señaló que debido al envejecimiento la economía a mediados de siglo no crecerá tan rápido como lo habría hecho sin este fenómeno, a lo que Phelps agregó que “aumentar la productividad no es una solución a largo plazo” pues esta crecerá lentamente.

Los 65 años como edad de jubilación “la tenemos indefinidamente desde hace cien años”, pero las circunstancias han cambiado, apuntó el profesor de Fundamentos del análisis económico en la Universidad Complutense José Ignacio Conde-Ruiz.

Cuando esa edad se aprobó “solo el 45 % de las personas llegaba a ella, ahora la alcanza el 90 % de la personas”, agregó.

Con una vida útil más larga “hay que redefinir la jubilación” y aumentar la edad para acceder a ella “de forma razonable”, defendió el profesor de Economía de la Escuela de Económicas de Londres Nicholas Barr.

Todos coincidieron en que las personas deben saber con tiempo que se jubilarán más tarde para poder hacerlo “de manera programada, flexible”, quizás pasando primero de la jornada completa a una parcial, agregó.

Desde el punto de vista social la vejez y la forma en que se vive depende de factores como el país o el nivel educativo y es que “existe un gran problema de desigualdad”, apuntó la gerontóloga de la Universidad de Oxford Sarah Harper.

La socióloga mexicana Verónica Montes de Oca destacó que el envejecimiento en países de bajos recursos se “acumula a otras discriminaciones”, como ser mujer, pobre o indígena, y pidió reforzar las políticas públicas para los mayores y sus familias.

Unas familias que podrían contar con la ayuda de robots humanoides para cuidar de sus ancianos, como en los que trabaja Nadia Thalmann de la Universidad de Ginebra, quien cree que en cinco años se podrán contar con los primeros y apuntó la novedosa idea de que deberían contar con un “software ético”.

Una población que envejece y debe enfrentarse a problemas de salud como el alzhéimer y otro tipo de demencias. El 45 % por ciento de los mayores de 85 sufren en mayor grado este tipo de dolencias, “todo el mundo corre el riesgo” de vivir con una patología de este tipo, señaló la científica Li-Huei Tsai del Instituto Técnico de Massachusetts (MIT).

Y aunque este tipo de enfermedades tienen un componente genético, hay otro que se puede prevenir observando un estilo de vida saludable, con actividad física y mental, recordó la investigadora del CISC María de Ceballos.

El premio nobel de Medicina Edvard Moser se mostró “optimista” sobre las investigaciones para conocer y tratar el alzhéimer, del que aún no conocen las causas pero, sí que empieza preferentemente en zonas del cerebro y dijo que hay que tener paciencia para llegar a obtener resultados.

FUENTE: noticiassin

Seguir Leyendo

Salud

Cuidando tus latidos: Hipertensión arterial y el corazón

Avatar

Publicado

en

SANTO DOMINGO: En el segmento “Cuidando tus latidos”, la doctora Claudia Almonte habla de que se debe concienciar a la población sobre la hipertensión arterial.

La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a su cuerpo. Hipertensión es el término que se utiliza para describir la presión arterial alta.

Muchos factores pueden afectar la presión arterial, incluso:

  • La cantidad de agua y de sal que usted tiene en el cuerpo
  • El estado de los riñones, el sistema nervioso o los vasos sanguíneos
  • Sus niveles hormonales

Usted tiene un riesgo más alto de sufrir hipertensión arterial si:

  • Es afroamericano
  • Es obeso
  • Con frecuencia está estresado o ansioso
  • Toma demasiado alcohol (más de 1 trago al día para las mujeres y más de 2 al día para los hombres)
  • Consume demasiada sal
  • Tiene un antecedente familiar de hipertensión arterial
  • Tiene diabetes
  • Fuma

FUENTE: noticiassin

Seguir Leyendo

Salud

Síntomas y tratamiento para el cáncer de ovario

Avatar

Publicado

en

657dc01d-cancer-ovario

REDACCIÓN INTERNACIONAL:  La periodista Sara Carbonero ha anunciado que ha sido operada de un tumor maligno de ovario, por el que se someterá a tratamiento en los próximos meses. El tumor fue detectado en una revisión médica hace unos días. “Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir”, indicaba Carbonero en Instagram.

Carbonero no es la única. Cada día se detectan en España unos diez casos (unos 3.300 al año) de cáncer de ovario, un tumor cuyos síntomas son inespecíficos y se pueden confundir con otras patologías, lo que lleva a un retraso en el diagnóstico y que la enfermedad se detecte en un estadio avanzado y su pronóstico empeore.

Con motivo del reciente Día Mundial del Cáncer de Ovario, celebrado el 8 de mayo, las afectadas por este tumor, el sexto más frecuente y el quinto más mortal entre las mujeres, hacen hincapié en que la concienciación y la visibilidad sigue siendo una de las asignaturas pendientes. Así lo dice la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (Asaco).

Síntomas

Los síntomas del cáncer de ovario son hinchazón abdominal, frecuente necesidad de orinar, estreñimiento o diarrea, sensación de plenitud continua o falta de apetito, según datos de Asaco. Dolor pélvico o abdominal persistente, cambios en el hábito intestinal (náuseas o vómitos), dolor de espalda que empeora progresivamente, cansancio, sangrado vaginal o alteraciones en el ciclo mentrual son otros síntomas que menciona la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

En la mayoría de los casos, cuando las pacientes acuden a los médicos de Atención Primaria, estos no sospechan de la posible existencia de un cáncer de ovario y el diagnóstico es de gases.

La supervivencia a cinco años se ha cuadruplicado en las últimas cuatro décadas: se ha pasado de un 15 a un 60%, lo que anima a seguir investigando, según explica el doctor Andrés Poveda, presidente del Grupo Mundial de Investigación Cáncer Ginecológico.

La cirugía por especialistas y la introducción de fármacos como los platinos, unidas a un conocimiento más preciso de la biología molecular de estos tumores, son las razones de este gran avance. No obstante, la supervivencia global ha aumentado solo levemente. De ahí que sean necesarios programas de diagnóstico precoz ya que uno de los principales problemas de este cáncer es que se diagnostica, en más del 75% de los casos, en fases avanzadas. Esto marca la enfermedad, pues la supervivencia en estadios iniciales es del 80% frente al 35-40% en fases más avanzadas. Cada año provoca la muerte a 2.000 mujeres en España.

Tipos de cáncer

No hay un único cáncer de ovario, hay tres tipos diferentes, y los expertos están empezando a adaptar el tratamiento dependiendo del que se trate. Según recoge Asaco en su web, el subtipo ‘carcinoma epitelial’ afecta a las células epiteliales, que recubren el ovario y es el más común, llegando a representar entre el 70-90% de todos los tumores ováricos.

También se registran tumores que afectan a las células germinales, que se encuentran en el interior y forman los óvulos, así como tumores que afectan a las células estromales, que producen las hormonas femeninas.

¿Cómo se diagnostica?

El especialista deberá tener en cuenta la historia clínica de cada paciente, sus antecedentes familiares, personales y ginecológicos. “El examen ginecológico nos indicará si hay alguna alteración en la forma o el tamaño del útero, de la vagina, de las trompas de Falopio, de la vejiga y del recto”, señalan desde Asaco.

La citología cérvico-vaginal, un análisis de sandre, una ecografía transvaginal y una biopsia son las pruebas que sucederían a la revisión ginecológica cuando esta detecte alguna anomalía.

“Una vez confirmado el diagnóstico, los tumores se clasifican en base al grado de diferenciación de sus células —grado 1 o bien diferenciado, grado 2 o moderadamente diferenciado y grado 3 o pobremente diferenciado—. Las células bien diferenciadas son las que conservan una estructura similar a la célula de la que proceden y las menos diferenciadas son las que prácticamente no permiten reconocer la célula de origen. El grado de diferenciación está relacionado con el pronóstico. Cuanto menor sea el grado de diferenciación, mejor será el pronóstico”, se explica en la web de Asaco.

Tratamiento

Entre los tratamientos principales frente al cáncer de ovario destacan la cirugía, la quimioterapia, la radioterapia y la hormonoterapia o terapia hormonal. El tratamiento dependerá, en cada caso, del tipo de cáncer, del estadio en el que se encuentre la enfermedad y del estado general de la paciente.

“Entre los avances en el tratamiento del cáncer cabe destacar la aparición de los tratamientos biológicos, que constituyen un grupo de medicamentos con un mecanismo de acción común que actúan bloqueando de forma específica aspectos concretos de la biología celular o tumoral. Se caracterizan por atacar a las células cancerosas causando el menor daño posible a las células normales y, por lo tanto, produciendo menos efectos secundarios que la quimioterapia”, señalan las afectadas por esta enfermedad.

En 2018, la Sección de Oncología Ginecológica del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia recibió la acreditación europea como Centro de Excelencia para el tratamiento del cáncer de ovario, conviertiéndose en el único centro hospitalario español con este reconocimiento. La acreditación fue otorgada por la European Society of Ginecological Cancer (ESGO), que tiene como objetivo promover la mayor calidad asistencial en los cánceres ginecológicos en Europa. Además de La Fe, también cumplen los criterios de la ESGO centros de gran prestigio como la Charite University Hospital de Berlín, el KUL Gasthuisberg en Leuven y el European Institute of Oncology de Milán.

Anualmente, el hospital La Fe realiza más de 100 cirugías por cáncer de ovario al año, la mayoría por estado avanzado o por recaída. En el 77% de los casos se consigue una cirugía óptima, es decir, sin que quede tumor visible.

Factores de riesgo

Según explican en la web de la Asociación Española Contra el Cáncer, en el cáncer de ovario no se conocen factores de riesgo que induzcan a la aparición de la enfermedad, sin embargo se han observado algunas circunstancias que pueden influir en su aparición. Entre ellas destacan la edad: como en la mayoría de los tumores, según avanza la edad también avanza el riesgo de que la mujer padezca cáncer de ovario. No es frecuente antes de los 40 años.

Además, diversos estudios han observado que las mujeres que han tenido varios hijos (multíparas), tienen menos riesgo de desarrollar cáncer de ovario que las que no han tenido hijos (nulíparas). “La razón por la que se produce esto no es del todo conocida, aunque parece que tiene relación con el número de ovulaciones que se produce a lo largo de la vida de la mujer. En cada ovulación, al salir el óvulo del ovario se produce una pequeña cicatriz que tiene que repararse y que favorece el que se produzca una alteración celular. Las multíparas tienen menos cicatrices porque durante el embarazo no se producen ovulaciones”, recogen en la web de la AECC.

Los antecedentes familiares también pueden influir. Si varios miembros de la familia han padecido esta enfermedad, aumenta el riesgo de sufrirla, pues en algunos casos tiene carácter hereditario.

Retos

para el futuro Tal y como destaca la doctora Ana Santaballa, jefa de sección de cáncer de mama y tumores ginecológicos del servicio de Oncología Médica y miembro del equipo multidisciplinar del comité de tumores ginecológicos del Hospital La Fe, “el reto actual está en la investigación en este tipo de cáncer, ya que es necesario desarrollar nuevos instrumentos de diagnóstico precoz, que permitan detectarlo a tiempo y conseguir así mejor respuesta a los tratamientoos y aumento de la esperanza de vida”.

El doctor Santiago Domingo, ginecólogo miembro de este comité de tumores y especialista en cáncer de ovario, señala que “el objetivo de esta cirugía es realizar una resección completa del tumor, para así aumentar la supervivencia e impactar lo menos posible en la calidad de vida de la paciente”.

FUENTE: noticiassin

Seguir Leyendo
Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias