Contactanos

Opinión

La Muerte de Doña Fina de los Santos

Avatar

Publicado

en

Por: Rubén Moreta

Falleció este jueves 12 de agosto, Doña Elvira de los Santos, alias Fina, a la edad de noventa y cinco años, una mujer trabajadora, ejemplo de laboriosidad.

Rompí mi confinamiento para acudir al cementerio municipal a despedir a ese templo de mi barrio Manoguayabo. Paz a su alma. En 2014, yo escribí una semblanza sobre esa querida vecina, que vuelvo a reproducir:

Doña Fina, Su Ventorrillo y Arepas

En el populoso sector de Manoguayabo, en la parte sur de la ciudad de San Juan de la Maguana, hay una mujer hecha de una particular aleación de hierro y acero. Ella se ha encargado en la práctica de pulverizar la hipótesis sexista de que los hombres son más laboriosos que las mujeres, porque no hay un solo hombre que haya trabajado más que ella a sus 89 años.

Se trata de Doña Elvira de los Santos, alias Fina, mujer de escasa anatomía, pero de un carácter fiero, quien con su ventorrillo barrial levantó dignamente su familia.

Además, Doña Fina, como buena mujer sanjuanera, era especialista en la elaboración de arepas (con sal y dulce). Su casa, donde operaba su ventorrillo, en la galería y la sala era un lugar obligado de los muchachos de los años ochenta de Manoguayabo –que era un barrio en construcción en esa época- para ir a comer en horas de la noche “arepa con guineos maduros” (vaya combinación).

Los que iban en la mañana, comían Arepa con Aguacate. Pero, en fin, todos comíamos arepa hecha por Doña Fina, a veces hasta en el medio día, y les aseguro que en horario meridiano no era de postre.

Doña Fina era dueña de un habla revestida de descargas y respuestas incisivas. Sabía dar con dureza “pelas de lenguas” a cualquier marchante/a atrevido/a.

Casi nunca se sabía nuestros nombres, pero tenía una magistral forma de identificarnos por nuestros padres y madres, que eran sus vecinos: el hijo de Indo (José Reyes), el hijo de Egla (Johnny Valenzuela), el hijo de Doña Flor (Ángel -Angito- Mateo EPD), los hijos de Cadín (Carlitos y Misito Landa) o el hijo de Amancia (ese soy yo).

Para nosotros, la casa de Doña Fina era una vivienda acogedora y alegre, a pesar del rostro adusto y hablar a veces ríspido de ella, cuando alguien la molestaba. Es que en dichas visitas teníamos un plus: las carcajadas de su hija Pochonón, que nos hacían reír de su risa sin igual.

Doña Fina se levantaba muy temprano para ir al mercado de la ciudad a abastecerse, para ya a las ocho o las nueve de la mañana tener surtido su ventorrillo y revenderle al barrio los productos alimenticios de consumo diario: ajíes, verdecito, cebolla, cebollín, ensaladas, víveres (yuca, plátano, guineos, rulos, etc).

Doña Fina con su ventorrillo y vendiendo arepa y a veces helados caseros, crio a sus cinco hijos (Rosa, Dolores, Juan, Otilio (mi contemporáneo y gran amigo) y la eternamente sonriente Pochonón.

Doña Fina fue ejemplo de trabajo, nobleza y rectitud. Murió ayer 12 de agosto pasadas las once de la mañana. A las cinco de la tarde la enterramos con gran tristeza.

El autor es Profesor UASD.

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Por Qué los Hombres Violentos Llegan a Matar Salvaje y Horriblemente?

Avatar

Publicado

en

Por: Rubén Moreta

La violencia es un problema social de gran calado. La principal causa de muerte masculina en el país se debe a homicidios. Para comprender las razones que llevan a matar a otro salvajemente (a tiros, puñaladas, machetazos, palos, etc.) tenemos que hacer un viaje a ese inframundo del hombre violento. Iniciemos:

Al hombre violento los tormentos existenciales le barrenan la sique. Los fantasmas lo persiguen. La agonía es incesante. La intranquilidad es latente en los días y en las noches. No tiene paz. No hay remanso. Los pensamientos lo martillan una y otra vez. Se extinguen las sonrisas y solo el tormento domina el pensamiento.

No sienten tener gratificación ni autocomplacencia. Se reducen a maquinas que solo reciben hostigamiento de seres de su entorno que él entiende deberían amarlo, pero hacen lo contrario, lo flagelan.

Cree fijamente que no lo complacen, ni lo miman y que contradicen y contravienen su proyecto de vida. Su única salida es matar y matarse.

El homicida-suicida ve cerrar todas las puertas y los resquicios para su salida existencial y para facilitar la solución satisfactoria de sus miserias y conflictos familiares. Solo ve bruma, tedio, oscuridad, concluyendo que lo recomendable es matarse o matar. De esta forma prepara alevosamente un plan sangriento y lleno de tranquilidad toma el cuchillo, el machete o el revólver y lo ejecuta.

Asimismo, no tolera que la mujer lo abandone. Asume que su pareja es “una cosa” de su propiedad. Si no es suya no puede ser de otro. Imposible que “lo bote”. «El macho es quién vota», aducen.

Aunque es penoso admitirlo, los mecanismos de socialización de la cultura (la familia, los medios de comunicación, la escuela y la iglesia) fomentan ese machismo que deviene en violencia social. Esa música urbana es un estimulante de violencia.

La actual epidemia de violencia que vive la República Dominicana es una inverosímil danza de la muerte que recuerda la condición animal del ser humano. Nos quedan dos armas para combatir que el país se siga sembrando de luto y dolor: la educación y endurecer los castigos punitivos.

El autor es Profesor UASD.

Seguir Leyendo

Opinión

¿Por Qué la Gobernadora de San Juan Cita a la Fiscalía a Dirigentes Populares de la Mesopotamia?

Avatar

Publicado

en

Por: Rubén Moreta.

La gobernadora de la provincia de San Juan, Doña Elvira Corporán citó a la Fiscalía local a dirigentes populares del Barrio Mesopotamia, quienes protestan por la cuestionable distribución de los apartamentos de la nueva Urbanización Vista al Rio, donde se están reubicando a los habitantes de ese sector ribereño.

Según da cuenta el periódico Las Calientes del Sur, la representante del poder ejecutivo en San Juan, refirió a comparecer al ministerio público a dirigentes barriales.

Esta acción de la Gobernadora no ha caído nada bien, porque se interpreta como una intimidación contra esos líderes barriales para que se callen, se pongan un zíper en la boca y “dejen de fuñir”.

Los habitantes de Mesopotamia, representados por sus dirigentes barriales, solo están reclamando transparencia y honestidad en la distribución del nuevo caserío. Por hacer ese ejercicio democrático ninguna autoridad tiene derecho a perseguirlos o intimidarlos.

La gobernadora Corporán quiere infundir temor, utilizando una finta represiva tosca que atenta contra las libertades sociales y políticas que tanto esfuerzo nos ha costado acicalarlas en nuestro país.

Evidentemente, en la distribución de las nuevas viviendas multifamiliares de la Mesopotamia hubo irregularidades. Los líderes comunitarios del sector lo han denunciado y solo están reclamando que la nueva gobernadora haga una investigación y los apartamentos se entreguen a quienes sí vivían en ese barrio y se expulsen a los políticos del pasado gobierno que premiaron con apartamentos sin corresponderle.

Doña Elvira no se puede «quillar» por un reclamo popular y debe dejar en paz a los dirigentes populares.

La funcionaria debe saber dos cosas simples: 1. que los cargos públicos son agridulces y 2. que la represión fue enterrada en República Dominicana en 1978. Ese muerto está bien enterrado y no debe reencarnar.

El autor es Periodista.

Noticia Relacionada

Seguir Leyendo

Opinión

¿Por Qué Tumbaron al Profesor Juan Bosch un Día Como Hoy?

Avatar

Publicado

en

Por: Rubén Moreta.

Este viernes 25 de septiembre se conmemora el cincuenta y siete aniversario del infeliz golpe de Estado al presidente Juan Bosch.

Los jóvenes deben saber que la génesis de gran parte de las falencias institucionales y el atraso político de la República Dominicana se ubican en el destronamiento abrupto que sufrió el gobierno constitucional del Profesor Bosch el 25 de septiembre del 1963.

Se trató de un funesto Golpe de Estado en contra de un gobernante que había sido elegido por una abrumadora mayoría popular, tras el ajusticiamiento del dictador Rafael Leónidas Trujillo. Esta digresión histórica representó un infértil retroceso político y el estropicio de los sueños de libertad del pueblo dominicano, que durante treinta y un años padeció la dictadura más cruel del caribe, que encabezó el déspota Trujillo.

El ascenso al poder del político y literato vegano se produjo el 27 de febrero del 1963 tras ganar las elecciones nacionales con el 59% de los votos, que adhirió 22 senadores y 52 diputados, contra solo 4 senadores y 13 diputados de su contendor la Unión Cívica Nacional.

En el marco de una coyuntura internacional caracterizada por la Guerra Fría, el triunfo de la Revolución Cubana -cuatro años antes en 1959- y “el peligro comunista” que falsamente sostenían los sectores oligárquicos nacionales y los Estados Unidos, quienes no deseaban en el caribe insular otro gobierno progresista, fueron factores que actuaron como caldo de cultivo para abortar el régimen democrático-liberal bochista.

Un factor determinante en la caída del primer gobierno genuinamente democrático surgido el siglo pasado, fue la hostilidad del clero católico, quienes abiertamente patrocinaron una conspiración en contra del régimen del Profesor Bosch.

Las críticas mordientes desde el púlpito a Bosch y las marchas y jornadas de “reafirmación cristiana” a todo lo largo y ancho de la geografía nacional, fueron un mecanismo abierto de maquinación dirigido hacia la ruptura del orden constitucional. En San Juan de la Maguana, las Matas de Farfán y todo el ámbito de la Diócesis Católica –para solo citar un ejemplo-, el Obispo Monseñor Thomas F Reilly sacaba a los feligreses a marchar a las calles contra el mandatario “ateo y comunista”, como falazmente tildaba al presidente Juan Bosch.

Los mandos militares, de ascendencia trujillista, cuya cúpula el Profesor Bosch dejó intacta, fueron el brazo ejecutante del infeliz Golpe de Estado, que desalojó del poder al político procero más acrisolado, después de Duarte, que ha parido la República Dominicana, que sin dudas lo fue Juan Bosch.

Tras el Golpe de Estado, se instaló un Triunvirato, integrado por Emilio de los Santos (sanjuanero), Ramón Tapia Espinal y Manuel Tavarez Espaillat, todos elementos con vinculación a los sectores de poder y a los intereses de Estados Unidos.

Las consecuencias del Golpe de Estado fueron impactantes: se truncó el sueño de libertad; se esfumó la oportunidad de cristalizar importantes reformas sociales y políticas; triunfaron la derecha, los sectores conservadores y el neotrujillismo; se produjo un nefasto retroceso político y dos años después del golpe (1965), se produce el fraccionamiento de las Fuerzas Armadas y una guerra civil de gran calado, que exigía la restitución de Bosch y la vuelta a la constitucionalidad, con un saldo de miles de muertos y heridos -militares y civiles- y la pérdida de la soberanía con la invasión de veintiocho mil marines norteamericanos, constituyendo la segunda intervención de Estados Unidos a nuestro país.

En fin, el Golpe de Estado a Juan Bosch significó para toda la sociedad dominicana la utopía rota.

El autor es Profesor UASD.

Seguir Leyendo
Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias

Copyright © 2018 Las Calientes del Sur.