Contactanos

Opinión

Carolina, ¿y la Duarte pa’ cuándo?

Avatar

Publicado

en

Han pasado los primeros cien días desde que Carolina Mejía asumió su función como alcaldesa del Distrito Nacional. Sin embargo, aunque la campaña ya pasó, todavía vemos afiches de cuando aún era candidata a la alcaldía, sin desmontar (contaminación visual); y una intensa agenda de actividades entorno a su propia imagen, al parecer, creada por su departamento o agencia de relaciones públicas.

Recientemente, vimos que la representante del Gran Santo Domingo posó en ropa deportiva caminado junto a los ricos del Piantini, quienes gracias a su gestión tendrán a su disposición a la INTRANT y la DIGESETTE, para que puedan bajar de sus torres con sus familias, por 4 horas cada domingo, sin que los carros los estorben. Y valga decir que por ahí no pasan rutas de transporte público.

Lo anterior nos obliga a preguntarle a la alcaldesa: ¿Y la Duarte pa’ cuándo? Porque es que aunque hizo campaña con los aportes de los dineros de los de arriba, ganó con los votos de la mayoría de los de abajo. Esto significa que su gestión debe enfocarse en menos fotos y más acción en aras de resolver las problemáticas que representa a la mayoría de los habitantes de la ciudad.

Los miles de dominicanos que se ven obligados a caminar diariamente por la zona, lo hacen con temor a ser atracados. También a ser atropellados, al compartir con los vehículos los pocos carriles que dejan disponibles los cientos de ventorrillos improvisados, colocados en las aceras y calles.

Claro está: que esa situación lleve más de tres décadas sin resolverse se debe a la falta voluntad política conjunta y sucesiva, que no es solo responsabilidad de Carolina. Pero sí una gestión que ahora le corresponde inequívocamente.

Roberto Salcedo no lo hizo y David Collado aunque se comprometió, tampoco. El tema sigue pendiente. Es una necesidad urgente erradicar el caos vial, polución, contaminación e insalubridad extrema persistente en este punto tan importante del Gran Santo Domingo y el país.

Por eso insisto en que ésta debió ser una de las principales acciones que debió emprender Mejía, durante sus primeros cien días. Aún más, en el marco de una pandemia de Covid-19, que más que monumento a sus héroes, necesita eliminar los focos de propagación.

Pero hay tiempo. Seguimos dentro de un estado de emergencia sanitario y en pocos días el PRM gobernará oficialmente la nación, ademas de la alcaldía.

Es decir que, con disposición, un mayor presupuesto y apoyo gubernamental será más fácil definir y convocar una gran mesa de trabajo, compuesta por las principales instituciones castrenses. Sí, hablo de la fuerza pública, primero: porque los intentos de negociación ya han fallado; segundo: porque en las ciudades no puede haber espacios vetados para el orden institucional. En consecuencia, las soluciones deben ser proporcionales en contundencia y complejidad.

Pero, como bien sabemos, una intervención no bastará para que sus efectos perduren. Hará falta otro trabajo conjunto interinstitucional para diseñar y poner en práctica políticas públicas de planeación, reestructuración y reordenamiento urbano. Mucho trabajo señora alcaldesa. Pero es posible.

Colombia lo logró, justamente en la capital. El ex alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa hizo lo que nadie había tenido la voluntad de hacer, intervino el denominado “Bronx”. Y así erradicó la arrabalización de una zona peor que la Duarte, gobernada por el crimen organizado de la droga, la prostitución, explotación sexual femenina e infantil y demás ilegalidades.

En resumen, la voluntad de un hombre bastó para desmontar una de las zonas más hostiles, peligrosas y temidas de una ciudad de más de 10 millones de habitantes.

Creo firmemente en que, la capacidad y tenacidad de una mujer como Carolina será suficiente para articular un plan estratégico que haga renacer el Distrito Nacional que, según cifras oficiales, cuenta con menos de un millón de habitantes.

Una nueva Duarte sería una especie de un nuevo centro de la ciudad, donde todos saldríamos beneficiados de poder caminar seguros por las aceras, comprar con tranquilidad en los espacios destinados para ello, que atraerá a los turistas a visitarlo, no a evitarlo.

De lograrlo, Carolina tendrá la mejor imagen pública de la historia. Sin necesidad de muchas fotos ni estrategia mediática demostrará ser una mujer con falda y pantalones de hierro, capaz de dirigir la alcaldía… y quién sabe si hasta la nación (si está en sus planes).

Por: Anny Guzmán

Sobre la autora:
Fuente: https://elnuevodiario.com.do

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Por Qué los Hombres Violentos Llegan a Matar Salvaje y Horriblemente?

Avatar

Publicado

en

Por: Rubén Moreta

La violencia es un problema social de gran calado. La principal causa de muerte masculina en el país se debe a homicidios. Para comprender las razones que llevan a matar a otro salvajemente (a tiros, puñaladas, machetazos, palos, etc.) tenemos que hacer un viaje a ese inframundo del hombre violento. Iniciemos:

Al hombre violento los tormentos existenciales le barrenan la sique. Los fantasmas lo persiguen. La agonía es incesante. La intranquilidad es latente en los días y en las noches. No tiene paz. No hay remanso. Los pensamientos lo martillan una y otra vez. Se extinguen las sonrisas y solo el tormento domina el pensamiento.

No sienten tener gratificación ni autocomplacencia. Se reducen a maquinas que solo reciben hostigamiento de seres de su entorno que él entiende deberían amarlo, pero hacen lo contrario, lo flagelan.

Cree fijamente que no lo complacen, ni lo miman y que contradicen y contravienen su proyecto de vida. Su única salida es matar y matarse.

El homicida-suicida ve cerrar todas las puertas y los resquicios para su salida existencial y para facilitar la solución satisfactoria de sus miserias y conflictos familiares. Solo ve bruma, tedio, oscuridad, concluyendo que lo recomendable es matarse o matar. De esta forma prepara alevosamente un plan sangriento y lleno de tranquilidad toma el cuchillo, el machete o el revólver y lo ejecuta.

Asimismo, no tolera que la mujer lo abandone. Asume que su pareja es “una cosa” de su propiedad. Si no es suya no puede ser de otro. Imposible que “lo bote”. «El macho es quién vota», aducen.

Aunque es penoso admitirlo, los mecanismos de socialización de la cultura (la familia, los medios de comunicación, la escuela y la iglesia) fomentan ese machismo que deviene en violencia social. Esa música urbana es un estimulante de violencia.

La actual epidemia de violencia que vive la República Dominicana es una inverosímil danza de la muerte que recuerda la condición animal del ser humano. Nos quedan dos armas para combatir que el país se siga sembrando de luto y dolor: la educación y endurecer los castigos punitivos.

El autor es Profesor UASD.

Seguir Leyendo

Opinión

¿Por Qué la Gobernadora de San Juan Cita a la Fiscalía a Dirigentes Populares de la Mesopotamia?

Avatar

Publicado

en

Por: Rubén Moreta.

La gobernadora de la provincia de San Juan, Doña Elvira Corporán citó a la Fiscalía local a dirigentes populares del Barrio Mesopotamia, quienes protestan por la cuestionable distribución de los apartamentos de la nueva Urbanización Vista al Rio, donde se están reubicando a los habitantes de ese sector ribereño.

Según da cuenta el periódico Las Calientes del Sur, la representante del poder ejecutivo en San Juan, refirió a comparecer al ministerio público a dirigentes barriales.

Esta acción de la Gobernadora no ha caído nada bien, porque se interpreta como una intimidación contra esos líderes barriales para que se callen, se pongan un zíper en la boca y “dejen de fuñir”.

Los habitantes de Mesopotamia, representados por sus dirigentes barriales, solo están reclamando transparencia y honestidad en la distribución del nuevo caserío. Por hacer ese ejercicio democrático ninguna autoridad tiene derecho a perseguirlos o intimidarlos.

La gobernadora Corporán quiere infundir temor, utilizando una finta represiva tosca que atenta contra las libertades sociales y políticas que tanto esfuerzo nos ha costado acicalarlas en nuestro país.

Evidentemente, en la distribución de las nuevas viviendas multifamiliares de la Mesopotamia hubo irregularidades. Los líderes comunitarios del sector lo han denunciado y solo están reclamando que la nueva gobernadora haga una investigación y los apartamentos se entreguen a quienes sí vivían en ese barrio y se expulsen a los políticos del pasado gobierno que premiaron con apartamentos sin corresponderle.

Doña Elvira no se puede «quillar» por un reclamo popular y debe dejar en paz a los dirigentes populares.

La funcionaria debe saber dos cosas simples: 1. que los cargos públicos son agridulces y 2. que la represión fue enterrada en República Dominicana en 1978. Ese muerto está bien enterrado y no debe reencarnar.

El autor es Periodista.

Noticia Relacionada

Seguir Leyendo

Opinión

¿Por Qué Tumbaron al Profesor Juan Bosch un Día Como Hoy?

Avatar

Publicado

en

Por: Rubén Moreta.

Este viernes 25 de septiembre se conmemora el cincuenta y siete aniversario del infeliz golpe de Estado al presidente Juan Bosch.

Los jóvenes deben saber que la génesis de gran parte de las falencias institucionales y el atraso político de la República Dominicana se ubican en el destronamiento abrupto que sufrió el gobierno constitucional del Profesor Bosch el 25 de septiembre del 1963.

Se trató de un funesto Golpe de Estado en contra de un gobernante que había sido elegido por una abrumadora mayoría popular, tras el ajusticiamiento del dictador Rafael Leónidas Trujillo. Esta digresión histórica representó un infértil retroceso político y el estropicio de los sueños de libertad del pueblo dominicano, que durante treinta y un años padeció la dictadura más cruel del caribe, que encabezó el déspota Trujillo.

El ascenso al poder del político y literato vegano se produjo el 27 de febrero del 1963 tras ganar las elecciones nacionales con el 59% de los votos, que adhirió 22 senadores y 52 diputados, contra solo 4 senadores y 13 diputados de su contendor la Unión Cívica Nacional.

En el marco de una coyuntura internacional caracterizada por la Guerra Fría, el triunfo de la Revolución Cubana -cuatro años antes en 1959- y “el peligro comunista” que falsamente sostenían los sectores oligárquicos nacionales y los Estados Unidos, quienes no deseaban en el caribe insular otro gobierno progresista, fueron factores que actuaron como caldo de cultivo para abortar el régimen democrático-liberal bochista.

Un factor determinante en la caída del primer gobierno genuinamente democrático surgido el siglo pasado, fue la hostilidad del clero católico, quienes abiertamente patrocinaron una conspiración en contra del régimen del Profesor Bosch.

Las críticas mordientes desde el púlpito a Bosch y las marchas y jornadas de “reafirmación cristiana” a todo lo largo y ancho de la geografía nacional, fueron un mecanismo abierto de maquinación dirigido hacia la ruptura del orden constitucional. En San Juan de la Maguana, las Matas de Farfán y todo el ámbito de la Diócesis Católica –para solo citar un ejemplo-, el Obispo Monseñor Thomas F Reilly sacaba a los feligreses a marchar a las calles contra el mandatario “ateo y comunista”, como falazmente tildaba al presidente Juan Bosch.

Los mandos militares, de ascendencia trujillista, cuya cúpula el Profesor Bosch dejó intacta, fueron el brazo ejecutante del infeliz Golpe de Estado, que desalojó del poder al político procero más acrisolado, después de Duarte, que ha parido la República Dominicana, que sin dudas lo fue Juan Bosch.

Tras el Golpe de Estado, se instaló un Triunvirato, integrado por Emilio de los Santos (sanjuanero), Ramón Tapia Espinal y Manuel Tavarez Espaillat, todos elementos con vinculación a los sectores de poder y a los intereses de Estados Unidos.

Las consecuencias del Golpe de Estado fueron impactantes: se truncó el sueño de libertad; se esfumó la oportunidad de cristalizar importantes reformas sociales y políticas; triunfaron la derecha, los sectores conservadores y el neotrujillismo; se produjo un nefasto retroceso político y dos años después del golpe (1965), se produce el fraccionamiento de las Fuerzas Armadas y una guerra civil de gran calado, que exigía la restitución de Bosch y la vuelta a la constitucionalidad, con un saldo de miles de muertos y heridos -militares y civiles- y la pérdida de la soberanía con la invasión de veintiocho mil marines norteamericanos, constituyendo la segunda intervención de Estados Unidos a nuestro país.

En fin, el Golpe de Estado a Juan Bosch significó para toda la sociedad dominicana la utopía rota.

El autor es Profesor UASD.

Seguir Leyendo
Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias

Copyright © 2018 Las Calientes del Sur.