Contactanos

Opinión

Familia de Duarte buscó recursos para Independencia

Avatar

Publicado

en

Juan Pablo Duarte 2

POR: PEDRO GIL ITURBIDES

El 16 de febrero de 1864 salía Juan Pablo Duarte de Curazao con el propósito de incorporarse a la suerte de la República en armas.

De la anexión, como cuenta su hermana Rosa en sus apuntes, supo Juan Pablo debido al envío de un paquete remitido por esa hermana, envuelto en un periódico contentivo de la noticia. Ella, sin duda, mandó ese periódico, adrede.

Salió Juan Pablo de la selva del río Negro en donde encontró una acogida de la cual carecía entre sus compatriotas. Allí, desde su expulsión por Pedro Santana a poco de proclamada la Independencia, cumplía labor pastoral por encargo del padre Sangení. Abandonó esa tarea religiosa, para armar el viaje hacia su tierra natal.

Por supuesto, al volver a Caracas, se encargó de recoger dinero para adquirir armas y pertrechos para la lucha restauradora de la Independencia.

Conforme la información de aquellos días, al fletar en el puerto de La Güaira la goleta holandesa Gold Munster, aquél 16 de febrero de 1864, portaba mil pesos donados por autoridades venezolanas, otros valores menores recogidos entre venezolanos y mil cien, producto de la venta de una casa propiedad de sus hermanas y de su hermano Manuel, sita en la capital venezolana.

¡Por nueva vez, con una familia empobrecida en ese exilio fruto del olvido de sus compatriotas, sacaba recursos de los suyos para la causa de la Patria!.

La goleta fue contratada para apostar en Montecristy. Mas no llegó a costas dominicanas sino el 25 de marzo. En el camino fue perseguida por el vapor español África así como enfrentar otros desafíos. El capitán de la goleta, José Faneyte, recomendó ir hacia islas Turcas. Allí esperaron hasta tener tiempo y condiciones apropiadas para culminar el viaje.

Juan Pablo no venía solo. Se hizo acompañar de su hermano Vicente Celestino, de su tío Mariano Díez, quien aunque residía en el país de tierra continental, siempre estuvo atento a las causas de los hijos de su hermana Manuela. También acompañaba al Precursor, el poeta Manuel Rodríguez Objío y el venezolano Candelario Oquendo, quien pagó su pasaje para acompañar al grupo.

No tuvo reparo Juan Pablo, en seducir a sus hermanos para desprenderse de esta vivienda. En cierta medida, los despojaba, pero, para él, la Patria estaba primero. Esta conducta no era nueva para Juan Pablo.
Al mismo tío del cual se hizo acompañar en este viaje, lo usó siempre para recaudar recursos en Venezuela, en donde disfrutaba de buenas amistades y nexos.

Y él mismo, muchos años antes, todavía no pronunciada la Independencia, escribió el 4 de febrero de 1864 a su madre y hermanos, pidiéndoles despojarse de sus bienes para entregar a los gestores del acto patrio.
Aquella carta del 4 de febrero mostró cuál era el gran objetivo de este Precursor, Fundador y Propulsor de las luchas independentistas.

En esta carta, decía Juan Pablo a los suyos: “Mi querida madre y hermanos: El único camino que encuentro para poder reunirme con Ustedes es independizar la Patria. Para conseguirlo se necesitan recursos, supremos recursos, y cuyos recursos son: que Ustedes de mancomún conmigo y nuestro hermano Vicente, ofrendemos en aras de la Patria lo que a costa de amor y trabajo de nuestro finado padre hemos heredado.

Independizada la Patria, puedo hacerme cargo del almacén, y heredero del ilimitado crédito de nuestro padre y de sus conocimientos en el ramo de la marina, nuestros negocios mejorarán, y no tendremos por qué arrepentirnos de habernos mostrado dignos hijos de la Patria”.

¡Sueños de un iluminado que ninguno de cuantos finalmente heredaron la Patria por él fundada, jamás han seguido!

Y ahora, llamado indirectamente por la hermana por vía del periódico hecho llegar como envoltorio a sus manos, pide a los suyos nuevos sacrificios. Después de este, la familia Duarte malpasará en los días porvenir. Ninguno de aquellos sobrevivientes de la ingratitud colectiva de sus compatriotas, emitirá un lamento.

Tal vez, en la oscuridad de las noches caraqueñas, llorarán la negra fortuna. Quizá. Pero ninguna queja será emitida por él, por la abnegada y sacrificada Rosa u otras hermanas o el hermano Manuel.

¡Notable ejemplo jamás seguido por los aprovechadores de la Patria, salvo, tal vez el ejemplo de un hombre de trabajo como Juancito Rodríguez quien ofrendó bienes e hijos en el ara de la República!

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La Enseñanza de los Símbolos Patrios en las Escuelas Dominicanas

Ninguno ama a su patria porque es grande, sino porque es suya.
Séneca

Avatar

Publicado

en

Félix Diní Saldaña

Por: Felix E. Dini Saldaña
Prof. Ciencias Sociales

La construcción de una identidad nacional fuerte y robusta en los ciudadanos dominicanos fundamentada en el conocimiento y valoración de los diferentes elementos que nos definen como pueblo libre y soberano, responsable por lo tanto de su destino, tiene necesariamente que iniciarse desde los primeros años de escolaridad de los jóvenes dominicanos, en ese sentido la Ley General de Educación, establece como uno de los fines de la educación dominicana “Formar ciudadanos amantes de su familia y de su Patria, conscientes de sus deberes, de sus derechos y de sus libertades,…”(Ley 66-97, art 5), más adelante en el mismo artículo instituye “Crear y fortalecer una conciencia de identidad de valoración e integración nacional,…”

En el perfil de egreso del estudiante dominicano dice que este “Se reconoce como parte de la comunidad nacional” (Bases para la Revisión y Actualización Curricular, 2013), esto significa que el estudiante al momento culminar sus estudios pre universitario debe entenderse como parte de un grupo con el cual comparte una herencia producto del devenir histórico, presente en tradiciones, costumbres y modos de vida que conforman la identidad nacional de los dominicanos. Los símbolos patrios forman parte de nuestra identidad como nación ya que estos representan la soberanía e independencia del pueblo dominicano, además nos recuerdan el sacrificio que ilustres hombres y mujeres de fervientes sentimientos patrióticos hicieron en pro de nuestra patria.

El 15 de julio del año pasado fue promulgada por el poder ejecutivo la Ley No. 210-19 que regula el uso de la Bandera Nacional, el Escudo Nacional y el Himno Nacional, símbolos patrios de la República Dominicana, la promulgación de esta ley es un paso de avance en la intención de promover el conocimiento, uso correcto y respeto de los símbolos patrios, ya que las disposiciones legales vigentes hasta ese entonces que se referían a los símbolos patrios se encontraban dispersas, incompletas o en situación de obsolescencia, por lo que se precisaba de su unificación y adecuación, de modo tal que dieran respuesta a la demanda actual de la sociedad dominicana.

La referida Ley en el artículo 45, establece con carácter de obligatoriedad la inclusión de la enseñanza de los símbolos patrios en los programas de estudio del nivel primario y secundario de los centros educativos del país sean esto público o privados, el mandato de esta ley llama a reflexión a los docentes y en particular los del área de Ciencias Sociales acerca de la forma en que hasta ahora se ha estado trabajando los símbolos patrios desde el ámbito escolar.

La enseñanza de los símbolos patrios en muchas de las escuelas dominicanas se trabaja desde un enfoque conceptual, donde se hace énfasis en fechas, lugares y nombres fundamentalmente, asumiendo además, que la enseñanza de estos deben contribuir solamente al desarrollo de competencias específicas de Ciencias Sociales y que por consiguiente corresponde casi exclusivamente a dicha área curricular su enseñanza, esto es un error, la valorización y respeto de los símbolos patrios debe ser inherente a la formación integral de todos los ciudadanos dominicanos y pueden ser trabajados perfectamente desde la diferente áreas del currículo dominicano.

Que mejor texto para desarrollar la compresión lectora ( la cual es una competencia especifica del área de Lengua Española) que el Himno Nacional, al tiempo de lograr a través de la lectura y análisis de sus letras, que los estudiantes puedan perfectamente comprender lo que el autor quiere decir en cada estrofa, argumentando, dándole sentido y significado a cada una, lo que supone la trascendencia de un simple aprendizaje memorístico para el canto del himno en las fiestas patrias y demás actividades a un aprendizaje con significado para él.

La resolución de problemas planteada como una competencia especifica en Matemáticas puede ser trabajada utilizando la Bandera Nacional a partir de lo que dice la ley 210-19, sobre tamaño y proporciones de la misma, de modo tal que los estudiantes encuentren un sentido práctico a lo aprendido, dicho esto, de igual forma los docentes de las diferentes áreas curriculares pueden desde un enfoque de competencia elaborar planificaciones en la cuales incluyan uno de los símbolos patrios en el desarrollo de la mismas.

Como vemos enseñar el valor y respecto de los símbolos patrios es una tarea de la escuela en su conjunto, la cual debe realizar con dedicación durante todo el año escolar, no solamente durante el mes de la patria o en las proximidades de días festivos, donde deben estar involucrados el director, el coordinador pedagógico, el orientador y todo el personal docente del centro, ya que esta noble labor no es exclusividad de una área curricular en particular.

Seguir Leyendo

Opinión

Asesinos, breve viaje a su inframundo

Avatar

Publicado

en

Rubén Zabala Moreta

Por: Rubén Moreta

Los tormentos existenciales le barrenan la sique. Los fantasmas le persiguen. La intranquilidad es latente en los días y en las noches. No tienen paz. No hay remanso. Los pensamientos lo martillan una y otra vez. Se extinguen las sonrisas y solo el tormento domina su pensamiento. Su agonía es incesante.

No sienten tener gratificación ni autocomplacencia. Se reducen a maquinas que solo reciben hostigamiento de seres de su entorno que él entiende deberían amarlo, pero para él hacen lo contrario, lo flagelan. Supuestamente no lo complacen, no lo miman, lo contradicen y solo contravienen su proyecto de vida. Reaccionan golpeando, hiriendo o matando.

Su mayor opción es derramar sangre. No toleran que la mujer lo abandone. Asumen que su pareja es “una cosa” de su propiedad. Si no es suya, no puede ser de otro. Imposible que “su mujer” “lo bote”. El macho es quién vota.

El homicida-suicida ve cerrar todas las puertas y los resquicios para su salida existencial y para facilitar la solución satisfactoria de sus miserias y conflictos familiares. Solo ve bruma, tedio, oscuridad, concluyendo que lo recomendable es matar y matarse. De esta forma prepara alevosamente un plan y lleno de tranquilidad toma el cuchillo, el machete o el revólver y ejecuta su plan macabro.

La actual epidemia de violencia que vive la República Dominicana es la danza de la muerte que recuerda la condición animal del ser humano. Los mecanismos de socialización de la cultura: la familia, los medios de comunicación y la escuela fomentan ese machismo.

Nos quedan dos armas para combatir la epidemia de violencia: la educación y endurecer las penas.

El autor es profesor UASD.

Seguir Leyendo

Opinión

OPINION: Una página negra en la historia de la democracia de RD

Avatar

Publicado

en

OPINION Una página negra en la historia de la democracia de RD

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos de la República Dominicana (CNDH-RD) considera que la suspensión del proceso electoral del pasado domingo 16 de febrero ha representado una página  negra en la historia democrática de nuestro país, que ha manchado de forma irrevocable la imagen del mismo frente a la comunidad internacional y que ha decretado el punto de caída más bajo de la confianza del pueblo dominicano en este gobierno.

Se ha tratado de una crónica de una muerte anunciada que  se venía venir desde meses y que incluso ya había dado señales en las precedentes elecciones del 2016, cuando se invirtieron  en ese entonces  US$39.7  en los equipos para la automatización del registro  y escrutinios de los votos y los mismos fueron un fracaso total, también por el mal manejo de los técnicos que estaban a cargo de ellos.

En este proceso la magnitud de irregularidades, fallos y mal manejo ha obligado la Junta Central Electoral a suspender las elecciones y a fijar nueva fecha para otras, estableciendo un proceso de votación manual, medida que apoyamos completamente.

Sin embargo exigimos que se abra una profunda y exhaustiva investigación de lo ocurrido, ya que ha sido evidente un intento de socavar la democracia a través de un fraude colosal a daño de la voluntad popular de millones  de dominicanas y dominicanos que de forma pacífica el domingo se aprestaban a ejercer su derecho al voto.

Es evidente que hay un sector ni tan oscuro, involucrado en el  poder, con acceso a tecnología y a procedimientos,  que está en la capacidad de quebrantar el Estado Social y Democrático de Derecho en nuestro país y sobre ese aspecto debemos valorar como nulas o inexistentes las  preocupaciones de la Procuraduría General de la  República, ya que desde las primeras horas de la mañana del domingo pudimos comprobar que de los fiscales electorales designados nadie contestó a las llamadas que se les hacía desde los centros electorales.

Agradecemos también la presencia de los observadores internacionales que pudieron garantizar que las elecciones se suspendieron, sin embargo eso ha definitivamente dejado mal parado el país ante los ojos de la comunidad internacional, rebajándonos a   categoría de “república bananera”, sin  tener miedo a exagerar en esa valoración.

Nadie podrá reparar el daño moral y económico que le ha costado al país el día domingo 16 de febrero y el daño que le provocará un mes más de campaña electoral y la designación de una nueva fecha electoral.

Condenamos en ese mismo sentido la represión brutal con bombas lacrimógenas que se ha desatado en estas horas en contra de los jóvenes dominicanos que ante ese intento tan burdo y descarado de fraude electoral y la negación de sus derechos civiles y políticos, están protestando pacíficamente en la Plaza de la Bandera en Santo Domingo frente la Junta Central Electoral.

Consideramos  inaceptables las declaraciones del ministro de Defensa de que agredirlos con bombas lacrimógenas ha sido una acción unilateral de un militar; en esos casos sabemos muy bien y el derecho internacional de los derechos humanos así lo establece, que  las responsabilidades son siempre y exclusivamente institucionales. Desde tiempo hemos venido denunciando  esa práctica de individualizar las respuestas de los agentes de seguridad del Estado a fines de desvincular las instituciones que lo representan de  graves violaciones de derechos humanos,  y la condenamos firmemente.

Por otro lado pedimos que se preserve la integridad física y psicológica del coronel  Ramón Antonio Guzmán Peralta y del técnico de Claro, Manuel Antonio Regalado, quienes son investigados por tener conocimiento de una presunta trama para boicotear las elecciones municipales del pasado domingo.

Es por ello que señores Presidente de la República, Danilo Medina Sánchez, y Procurador de la República, Jean  Alain Rodríguez, asuman por fin y de una vez por todas su rol como fieles garantes de la  ejecución de la Ley Dominicana y de la justicia, cúbranse de  honor e investiguen lo que ha pasado con el proceso electoral  y aseguren a la justicia los funcionarios, técnicos, políticos y particulares que han tratado de imponer un golpe de estado al país a través de un fraude electoral en el día de ayer, de la misma forma  detengan ya ese retroceso gravísimo de los espacios democráticos en nuestra república, retroceso en el que todas las instituciones del país están teniendo su responsabilidad,  lo que está definitivamente caracterizando el gobierno actual como represivo y autoritario.

El pueblo dominicano está sediento de paz, justicia social y cambio político y se merece un país diferente y no la caricatura de estado que nos  están ofreciendo.

Fuente: https://almomento.net

Seguir Leyendo
Pablo Diputado
Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias