Contactanos

Opinión

UASD San Juan: de centro a recinto

Avatar

Publicado

en

Félix

Por; Félix Bautista.

Durante muchos años, la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) contó con un solo recinto universitario, ubicado en el Distrito Nacional, capital de la República Dominicana. Con el paso del tiempo, esta situación comenzó a crear dificultades de sobrepoblación estudiantil y sus espacios y servicios resultaban limitados y deficientes. Surge la idea de acercar la universidad del Estado a las comunidades, con el establecimiento de los centros universitarios regionales. El primero se estableció en San Francisco de Macorís. Le siguieron Santiago, Puerto Plata, San Juan de la Maguana, Nagua, Barahona, Mao, Bonao, Santiago Rodríguez, Higüey, Hato Mayor y La Vega.

En la administración del expresidente Leonel Fernández fueron construidos ocho de estos centros académicos regionales; y en la sede central se construyeron la biblioteca Pedro Mir, la torre administrativa, el edificio de parqueos, el edificio tecnológico, el comedor y el Instituto Nacional de Cáncer Rosa Emilia Sánchez Pérez de Tavares.

Dos de estos centros se convirtieron en recinto, San Francisco de Macorís y Santiago, lo que implicó todo un proceso de evaluación para elevarlo de categoría. El Centro UASD-San Juan, aperturado el 22 de diciembre de 1996, con una matrícula de mil 800 estudiantes, hoy cuenta con 14 mil alumnos, para un incremento de más del 700% en 23 años. Este crecimiento en la matrícula estudiantil y la limitada oferta académica que ofrece el centro, ha concentrado el 70% de los estudiantes en la carrera de educación básica. Esto se traduce en una sobreoferta de maestros que no encuentran espacio en el sistema educativo formal. Por esa razón en San Juan cientos de maestros no tienen empleo.

Para enfrentar estas dificultades por la que atraviesa el Centro UASD-San Juan, es necesario elevarlo a la categoría de recinto. Para lograrlo, hay que cumplir con una serie de requisitos, tales como: contar con un plan estratégico de desarrollo; disponer de infraestructura física, tecnológica, bibliográfica y de laboratorios adecuada; contar con una oferta curricular de grado y posgrado vinculada al desarrollo del área geográfica; haber definido las líneas de investigación del Recinto; un mínimo de tres (3) proyectos de investigación en ejecución; tres (3) programas de extensión en ejecución; una matrícula en grado mínimo de 12 mil estudiantes y una plantilla docente en grado compuesto por un mínimo del 60% de profesores residentes en el área geográfica de influencia del recinto.

En adición a los requisitos anteriores, cada recinto debe estar en capacidad de ofrecer los servicios estudiantiles indispensables, como son: orientación, deportes, asistencia de primeros auxilios y salud.

A la fecha, conforme al oficio No. 0326, de fecha 28 de febrero de 2018, la UASD-San Juan cumple con todos estos requisitos. Solo falta que sea aprobado por el Claustro Menor, a propuesta del Consejo Universitario. Además, es imperativo un aumento en la partida presupuestaria que otorga la MESCyT al centro. En el Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos del Estado para el año 2020 se está solicitando un presupuesto de 65 millones anuales, equivalentes a 5 millones de pesos mensuales, durante 13 meses.

Con el cambio de categoría de Centro a Recinto, en la UASD de San Juan se podrán impartir las carreras de Educación Media, Medicina, Odontología, Arquitectura, Ingeniería Civil, Eléctrica, Industrial, entre otras que demanda la región.

Lo vamos a lograr.

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Una Adjudicación Equivocada de Tierra en el Barrio Mesopotamia

Avatar

Publicado

en

Desmonte Mesopotamia

Por: Rubén Moreta

El gobierno de Danilo Medina por carecer de funcionarios previsores vive dando unas metidas de patas penosas y lamentables.

Los “jefes” del gobierno son tan tarados y estúpidos que ni siquiera alcanzan a ver el impacto social y político que pueden tener sus acciones.

Expongo esta crítica ácida porque a punto de despedirse del mando presidencial alguien ha metido en San Juan en “tamaño lío” al primer mandatario, haciendo que este evacuara subrepticiamente un decreto adjudicando a un “empresario” una porción de dos mil quinientos metros cuadrados en el área protegida de la Mesopotamia.

¿Se estarían volviendo locos estos funcionarios? ¿O son ñames? ¿O recibieron muchas papeletas para hacer esta gestión?

Excluyo de este embarre al Gobernador William de Oleo, quien en una entrevista radial me reveló fuerte y claro que nada tiene que ver con esa decisión.

Veamos algunas contradicciones:

PRIMERO: En el Barrio Mesopotamia, el mismo gobierno de Danilo Medina dispuso sacar del lugar a todos los que allí habitan, para satisfacer una deuda social pendiente con sus residentes desde el año 1998, tras ser impactados por el Huracán Georges.

SEGUNDO: Para concretar el desalojo, Danilo construyó un complejo habitacional de cuarenta y cuatro edificios, con quinientos veintiocho apartamentos, el cual fue inaugurado el pasado 17 de marzo del 2020, por el Ministro de Obras Públicas Ramón Pepín.

TERCERO: Desde el 1998 hubo consenso en San Juan de la Maguana de que el Barrio Mesopotamia había que convertirlo en un pulmón de la ciudad, con el nombre de Parque Ecológico o Parque Botánico, para recreo de los sanjuaneros. El difundo ingeniero Sinecio Ramírez Suazo, Director del CURO-UASD, Fredy García y quien esto escribe, junto a un arquitecto italiano que estaba temporalmente viviendo en San Juan y que ahora olvido su nombre (perdonen mi edad), llevamos la voz cantante. Se sumó el ilustre Don Juan de Dios Ogando Pérez, Gobernador Provincial de entonces, quien encaminó gestiones para que se hiciera la declaratoria de área no apta para la continuación de un asentamiento humano. Recuerdo que hasta un seminario post huracán Georges se hizo para definir qué hacer, en el Salón de Actos del Ayuntamiento, auspiciado por el CURO-UASD.

Como nota anecdótica, para que algunos se rían, no olvido que a la prolongación de la Avenida de Circunvalación Oeste Don Sinecio Ramírez le puso el nombre de “Riacón” e incluso hizo el diseño del mismo. Este nombre me pareció “extraño y feo” e interrogue al prestante académico y munícipe sobre el origen del mismo, ya que no lo había oído ni estaba en el diccionario de la RAE, y dibujando una sonrisa me respondió: “Licenciado si los pueblos costeros tienen su Malecón, nosotros en San Juan tendremos un Riacón”.

CUARTO: La sociedad sanjuanera no va a permitir que, en el Barrio Mesopotamia, declarado zona vedada para asentamiento humano, mediante el decreto presidencial No. 46-99, del 17 de febrero del 1999, firmado por el Presidente Leonel Fernández, se instale una estación de combustible, lo cual iniciaría nuevamente la repoblación del lugar, y

QUINTO: En estos precisos momentos estamos en fecha muy próxima al torneo electoral del 5 de julio y cualquier ruido tiene impacto adverso a cualquier proyecto político. Unas elecciones tan próximas, en una competición tan reñida no le conviene a Danilo, el PLD ni a Gonzalo Castillo este rollo.

Los residentes en el Córbano ya están en la calle movilizándose en contra de esa infeliz decisión presidencial. Y yo los apoyo.

El autor es Periodista.

Seguir Leyendo

Opinión

Desafíos en la ejecución de los contratos de Alianzas Público-Privadas

Avatar

Publicado

en

Jenkin Alberto Orozco García

Por: Jenkin Alberto Orozco García

En fecha 20 de febrero fue promulgada la ley núm. 47-20, sobre las Alianzas Público-Privadas. Dicha normativa será una herramienta de gran utilidad para incentivar la inversión privada en el desarrollo de proyectos de diversas índoles en la República Dominicana y, en consecuencia, que el Estado se encuentre en condiciones de alcanzar el nivel de desarrollo y bienestar social de otros países. La misma tiene por finalidad regular el proceso de suscripción y ejecución de los contratos de alianzas público-privadas en el país.

En ese sentido, las alianzas público-privadas pueden ser definidas cómo una modalidad de contratos públicos donde particulares y la Administración Pública se comprometen a desarrollar un proyecto determinado en beneficio de la sociedad con un sistema predeterminado de distribución de riesgos, tasa de rentabilidad y beneficios. Para que esta modalidad de contratación administrativa pueda ser exitosa se requiere que la Administración Pública y los contratistas estén en condiciones de enfrentar una serie de desafíos que se presentaran antes y en el transcurso de la ejecución de esta clase de contratos.

En ese orden, el primer desafío será una realizar una adecuada y eficiente gestión de los riesgos que evite el rompimiento de la estructura económica del contrato y, por ende, perjudique a las partes suscribientes del mismo. Para lograr lo anterior, será necesario que los riesgos sean asignados a la parte que se encuentre en mejores condiciones de mitigarlos y controlarlos. En tal sentido, el economista J. Luis Guash ha señalado “Uno de los elementos claves en el diseño de las concesiones es la identificación de los riesgos asociados y su asignación adecuada. Esto último tiene un importante impacto sobre los costos de capital y el nivel tarifario.”.

El proceso de asignación de los riesgos en los contratos de alianzas públicos-privadas es más técnico que jurídico y, por ende, requiere monitoreo y supervisión constante. Por tanto, la Administración Pública deberá implementar medidas de monitoreo y verificación en la ejecución de los referidos contratos para garantizar el éxito y rentabilidad de los mismos. Si los referidos contratos no son monitoreados durante su proceso de ejecución por los entes públicos sus posibilidades de éxito se verían enormemente reducidas. A nuestro juicio, sería ideal que existan unidades administrativas en las entidades contratantes que se encarguen de verificar que los riesgos asignados a las partes suscribientes del contrato sean asumidos conforme fue acordado, por el impacto que esto podría causar en la estructura económica de los mismos.

Otro de los grandes retos que enfrentará la Administración Pública en el desarrollo de los referidos contratos es el alto nivel de corrupción que históricamente ha afectado la ejecución de las actividades administrativas del Estado, especialmente las relacionadas con la contratación pública. Para ello se requerirá una férrea voluntad de los funcionarios públicos que estén encargados de gestionar y organizar dichos proyectos, pues en la medida en que estos procesos sean ejecutados de forma ética, responsable y diáfana serán más eficaces y eficientes en cumplimiento de los principios que rigen la actividad administrativa del Estado señalados en el artículo 138 de la Constitución de la República.

De igual forma, la Administración Pública tendrá el reto de garantizar la preservación del equilibrio económico de los contratos durante su proceso ejecución conforme lo establece el artículo 73 numeral 1 de la referida normativa. Por tanto, deberá evitar tomar medidas de forma unilateral que puedan afectar la estructura económica del contrato en perjuicio de los derechos de los contratistas so pena de ser demandados por la inversión realizada y por los daños emergentes por las vías jurisdiccionales o arbitrales correspondientes.

Sin lugar a dudas, la ley núm. 47-20, que regula los contratos de alianzas público-privadas es una iniciativa que otorga al sector público la posibilidad de emprender proyectos de gran envergadura en beneficio de la sociedad dominicana con la colaboración del sector privado. Entendemos que la misma contiene los instrumentos necesarios para que las alianzas público-privadas sean exitosas y rentables, razón por lo cual, esperamos que los desafíos antes señalados sean enfrentados por la Administración Pública de forma eficaz.

Seguir Leyendo

Opinión

Principales Medios Digitales de San Juan no son tomados en cuenta para publicidad gubernamental

Avatar

Publicado

en

San Juan

Por: Lideres Politicos.

Uno de los criterios principales a la hora de seleccionar los medios adecuados para una campaña publicitaria es evaluar distintos factores como el perfil del público al que va destinada la campaña, la circulación y la audiencia del medio. Sin embargo, el Estado dominicano pareciera desconocer totalmente estos principios al no tomar en cuenta los principales medios digitales de gran impacto de la provincia San Juan.

A pesar de que portales web como Líderes Políticos (http://Liderespoliticos1.com), Las Calientes del Sur (www.lascalientesdelsur.com), elmatero.net, El Granero del Sur (www.elgranerodelsur.com) y la pagina de Facebook Mister Exclusivas con Óscar Nuñez, son los medios digitales de mayor impacto en San Juan, según el flujo de visitas diarias que registra, éstas fueron excluidas, en lo que va de año, de la lista de medios digitales para la publicidad gubernamental.

Hasta ahora no sabemos sobre qué criterios tomaron en cuenta el equipo que encabezó dicha labor, a la hora de seleccionar los portales web para la publicidad gubernamental.

Solo podemos asegurar que faltó inclusión, participación, alcance, impacto y penetración de los medios.

De enero a mayo de este año 2020, el gobierno que preside Danilo Medina invirtió 2 millones 737 mil 600 pesos dominicanos, en el que solo se beneficiaron 16 medios propiedad de igual número de comunicadores locales, según datos suministrados por el Gobierno nacional.

Recordemos que los recursos publicitarios de origen gubernamental deben asignarse según criterios preestablecidos, claros, transparentes y objetivos. La publicidad oficial no debe ser asignada por los Estados para premiar o castigar los contenidos editoriales e informativos de los medios.

SAN JUAN

RD$2,737,600.00
MONTO DE INVERSIÓN CONSOLIDADO ENERO / MAYO 2020
16 MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Seguir Leyendo
Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias