Contactanos

Opinión

Primarias, elecciones y riesgo fiscal

Avatar

Publicado

en

166f7900-untitled-2

Por: Pavel Isa Contreras

Una de las preguntas que más frecuentemente hacen analistas e inversionistas extranjeros es sobre las perspectivas fiscales del país. Se preguntan con respecto a cuál será la situación fiscal al cierre de 2019, a los escenarios políticos fiscalmente más riesgosos, y si los diversos resultados que puedan tener de las elecciones nacionales del próximo año plantean políticas (y riesgos) fiscales significativamente distintos.
El propósito de este artículo es discutir esas tres preguntas a partir de la información fiscal disponible hasta el momento y de los escenarios políticos y electorales posibles.

Se debilita el crecimiento de los ingresos

Los datos disponibles para 2019 llegan hasta el mes de julio y lo más destacado es que los ingresos fiscales se están quedando notablemente por debajo de lo presupuestado. Esto podría hacer que el año cierre con un déficit del Gobierno Central bastante más alto que la meta establecida en el presupuesto (75.5 mil millones de pesos o el 1.7% del PIB). Que las recaudaciones estén perdiendo velocidad podría estar asociado al hecho de que la actividad económica ha estado creciendo a un ritmo menor al previsto.

Hasta julio, los ingresos totales alcanzaron poco más de 390 mil millones de pesos. Esto fue equivalente al 56.6% de los ingresos estimados en el presupuesto para todo el año y supone un ritmo de recaudación mensual de algo más de 55.7 mil millones, 1.7 mil millones por mes menos que lo previsto para todo el año. Ciertamente, las recaudaciones no se comportan de manera uniforme a lo largo del año, pero el segundo semestre ni los últimos meses del año destacan de manera particular por ser de altas recaudaciones.

Bajo cualquier proyección, los ingresos fiscales terminarán siendo sensiblemente menores en 2019 respecto a lo programado. Si hacemos una simple proyección lineal hasta diciembre, es decir, si asumimos que los ingresos registrados mes a mes hasta julio serán similares a los observados entre agosto y diciembre, las recaudaciones terminarían siendo menores en casi 21 mil millones que el total consignado en el presupuesto. Si, de manera diferente, asumimos que la proporción de ingresos que se registró entre agosto y diciembre comparado con las observadas entre enero y julio de 2018 se mantuviese en 2019, los ingresos totales percibidos hasta julio de este año suponen que, hacia final de año, éstos se quedarían cortos en más de 26 mil millones respecto a lo presupuestado.

El único elemento que podría moderar (no corregir), esta tendencia es el aumento del precio del oro porque las exportaciones de este metal aportan recursos fiscales significativos.

Todo lo anterior significa que, si el gasto total termina siendo igual al monto programado en el presupuesto, el déficit del Gobierno Central cerraría en algo más 100 mil millones de peso o 2.3% del PIB, más de un tercio por encima de la meta fiscal. De hecho, el FMI estimó, en su informe de consulta anual, que en 2019 el déficit cerrará en monto muy superior a eso. Prevé que será de más de 140 mil millones de pesos, equivalente al 3.3% PIB. Esto es casi el doble de la meta consignada en el presupuesto.

El gasto y el déficit son inciertos todavía

Ciertamente, cualquier resultado depende no solo del comportamiento por el lado de los ingresos sino también del de los gastos. Desafortunadamente, como parte de las decisiones es discrecional, el ritmo de gasto a lo largo del año varía mucho y resulta difícil estimar como cerrarán el gasto total y el déficit. Por eso, cualquier dato del déficit acumulado antes de fin de año que se publique suele ser un indicador muy malo de como éste finalizará. Además, una muy elevada proporción la inversión se suele asentar en los libros a último momento, en diciembre. Esto hace que los números del gasto total cambien de forma significativa de noviembre a diciembre.

Hasta este momento, por ese lado no parece haber muchas novedades. Hasta julio, el gasto total era equivalente al 53.6% del total presupuestado, un porcentaje no muy distinto al observado en julio de 2018. Los gastos corrientes totales fueron equivalentes a casi el 55% de lo presupuestado, y los de capital (inversión) al 47%.

Las elecciones primarias y el riesgo fiscal

No obstante, la situación fiscal al cierre de 2019 y durante la primera parte de 2020, antes de las elecciones de mayo, puede variar notablemente dependiendo de los resultados de las primarias del PLD el seis de octubre.

Es razonable pensar que, si el candidato que resulta ganador de las primarias en el PLD es Gonzalo Castillo, el riesgo fiscal será mayor, porque habría fuertes incentivos a que el gasto público aumente por encima de lo previsto en el presupuesto, incrementando el déficit y el financiamiento que se necesita para cubrirlo. Castillo es una figura relativamente reciente en la política nacional, y colocarle en una posición más competitiva de cara a las elecciones nacionales requerirá de una fuerte inversión.

En esa misma línea, es probable que, si el precandidato triunfador en las primarias del PLD es Leonel Fernández, el riesgo fiscal sea menor porque los incentivos para apoyarle desde el gobierno son más reducidos.

Esta discusión desnuda el precario estado de nuestras instituciones, la pobreza del cumplimiento de las reglas en este país y el uso político partidario que se hace del Estado. Sin embargo, ninguna de las alternativas discutidas significa un giro fiscal importante de largo plazo en un sentido o en otro. Se limita a indicar que uno u otro escenario haría más o menos complicado el manejo fiscal inmediato, incrementando o moderando la demanda por financiamiento para cerrar las brechas fiscales, y haciendo algo más fácil o más difícil las condiciones para obtenerlo.

El fisco con un nuevo gobierno

La discusión fiscal sustantiva es a mediano y largo plazo, y en ese tenor, el tipo de preguntas que más se escucha es como sigue. ¿Qué pasará con la situación fiscal después de las elecciones? ¿Hay diferencias significativas entre las ideas y propuestas de los candidatos y los partidos para enfrentar la compleja situación fiscal?

De los precandidatos actuales del PLD se ha escuchado poco o nada al respecto. Es muy probable que ambos eviten posicionarse en el tema o por lo menos eviten colocarlo muy alto en sus discursos porque tienen más que perder que ganar.

Del PRM lo que se escucha es que, antes que tratar de incrementar los ingresos, pondrán todo su empeño, por lo menos en un primer momento, en sanear el gasto, reducir el dispendio, la corrupción y el clientelismo y contener el crecimiento de los gastos para reducir el déficit. No es raro escuchar este tipo de argumentos en América Latina porque la mala calidad del gasto es común en la región y porque pocos se atreven a levantar la cuestión de la necesidad de incrementar los ingresos públicos poco antes de una competencia electoral.

Si ese partido gana las elecciones, es muy probable que se concentre en hacer lo que propone porque la necesidad de sanear el gasto es indiscutible, y porque es más fácil recortar gastos para un partido que entra al poder que para uno que se reelige.

Sin embargo, esa posición del PRM tiene tres problemas. Primero, parece no reconocer que hay un problema de insuficiencia de ingresos y que habrá que reestructurar la tributación para elevar las recaudaciones sustancialmente. Una reforma tributaria es inevitable y hay que discutirla abiertamente. Segundo, como el aumento de los ingresos se postergaría y el esfuerzo de ajuste se haría por el lado del gasto, esto incrementa el riesgo de que sea recesivo porque podría obligar a una contención severa. Además, descansar sólo en contener los gastos podría terminar sacrificando servicios públicos relevantes.

En síntesis, la situación fiscal en 2019 parece que se está complicando y hay riesgos fiscales en el camino hacia las elecciones de 2020. Hasta el momento, la discusión fiscal no está ocupando un lugar importante en el debate. Este es un tema crucial para la sanidad económica del futuro. La ciudadanía debe exigir a los candidatos y a los partidos que tomen postura y que sus propuestas sean sometidas al escrutinio público.

Fuente: elcaribe

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El suicidio: vías de prevención

Avatar

Publicado

en

suicidios

Por: José Miguel Gómez.

La vulnerabilidad ante el suicidio ha aumentado en el mundo. Desde los adolescentes, jóvenes y adultos mayores se han triplicado los intentos y el suicidio consumando. A cientos de personas se les hace difícil lograr los indicadores de satisfacción, bienestar y felicidad; a otros, se le ha imposibilitado fortalecer el autoconocimiento, la autoestima, la parte emocional y psicosocial para aprender a solucionar problemas, convirtiéndose en uno de los mayores desafíos para los seres humanos en cualquier país.

Las alternativas y los factores protectores de los que dispone una persona han presentado cambios en la dinámica de relación, en el apego y en el sentido de pertenencia ejemplo: la familia, el trabajo, los amigos, el altruismo y la solidaridad dentro de los grupos.

Las sociedades han dejado de tener una práctica gregaria-colectivista, para fomentar dinámicas más individualistas, egocentristas y desiguales que reproducen conductas y resultados más propicios para la soledad, el ausentismo social, la alexitimia, el narcisismo o las inversiones hacia el confort, la vanidad, el placer y la autogratificación inmediata.

Las necesidades humanas vitales, se han relativizado, las han devaluado, dejándolas en el simplismo y la banalidad de la vida. Hoy se valora lo tangible, lo que se ve y se toca como expresión de éxito y de logro. Sin embargo, lo intangible, lo que sustenta la vida misma: valores, dignidad, derechos, altruismo, educación, civismo, solidaridad, afecto, amor, etc. para la sociedad relativista y hedonista no representa valor alguno.

El suicidio es una enfermedad que tiene predictores genéticos, psicoemocionales, socioculturales y médicos, que influyen en las decisiones de las personas. Esa decisión sin retorno de quitarse la vida, es una decisión que se asume desde una idea obsesiva o recurrente de minusvalía, de desesperanza, de pesimismo, de un sentimiento o alteración del contenido del pensamiento que lo impulsa a perder el sentido de existir.

Detrás del suicidio existen enfermedades psiquiátricas que son determinantes o se convierten en indicadores de riesgo: depresión, trastorno bipolar, esquizofrenia, trastorno de personalidad límite, dependencia a drogas, enfermedades médicas crónicas y mal manejo de los estresores psicosociales y, que no son tratadas. Además, de las causas genéticas o heredo-familia de predisposición de riesgo de suicidio.

Cuando se establecen las vías de prevención hay que establecerlo desde políticas en salud mental, para favorecer diagnóstico temprano de las enfermedades psiquiátricas y, que reciban tratamiento de forma asertiva. Así como también, el acceso rápido a los centros de atención primaria en salud mental, para que los ciudadanos acudan y aprendan a saber dónde asistir cuando se presenten factores de riesgo.

Las campañas de prevención sostenidas: talleres, simposio, conferencias, psicoeducación en los medios de comunicación y la identificación temprana de los predictores de riesgos, son indispensable para la prevención del suicidio.

Sensibilizar y estimular a las familias, a personas con una condición de vulnerabilidad frente al suicidio, acompañarles sin juzgarlos a buscar la ayuda, se convierte en un factor protector. Aun así, cientos de personas por su condición de afección bio-psicosocial y del tipo de personalidad, representan mayor vulnerabilidad de riesgo al suicidio.

La vulnerabilidad al suicidio no discrimina clase social, tipo de ocupación, sexo, raza, grupos étnicos, edades etc. En el suicidio hay vías y predictores que juntos se convierten en mayor indicador de riesgo más directo en un tipo de persona que en otras; también depende de la patología, tipo de personalidad, y de factores de comorbilidades asociadas con otros trastornos.

Sin embargo, el suicidio no se debe juzgar, discriminar, ni asumir prejuicios, estigma, culpas ni actitudes emocionales negativas. Una vez que ocurre, hay que dejarse acompañar, superar el duelo, gerenciar emocionalmente la perdida y volver asumir el timón de nuestras vidas. Siempre recordando que el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional, y no podemos quedarnos ni imposibilitarnos de continuar con el resto de la familia y con la propia vida individual.

Hoy sabemos que una campaña afectiva y eficiente sobre la prevención del suicidio ayuda a que cientos de personas logren vivir, y vivir con sentido de vida, con utilidad y transcendencia. El Estado y las políticas en prevención del suicidio deben acompañarse con programas comunitarios que eduquen y sensibilicen a la asistencia del modelo de la atención primaria en la salud mental para ayudar a cerrar las vías en la prevención del suicidio.

Seguir Leyendo

Opinión

Estreñimiento, cefaleas, distensión abdominal y alimentos

Avatar

Publicado

en

Dra. Jenny

Por: Dra. Jenny Cepeda

Las intolerancias alimentarias son reacciones anómalas de un alimento tras la ingestión sin afectar el sistema inmunológico (defensas corporales). Alergias alimentarias son una forma específica de intolerancia a un alimento o uno de sus componentes que activa el sistema inmunológico (Arasa F, 2010).

En un estudio (Acker WW, 2017) de 2.7 millones de pacientes, se determinó que 97,482 (3.6%) padecían 1 o más alergias o intolerancias alimentarias. Los grupos de alergenos alimentarios más comunes fueron los mariscos (0.9%), frutas o vegetales (0.7%), lácteos (0.5%) y maní (0.5%). Estas reacciones pueden ser a alimentos o condimentos de uso muy común como la pimienta, ajo y tomate.

El sistema inmunológico generalmente protege al cuerpo de las proteínas extrañas dañinas, generando una reacción para eliminarlas. La alergia ocurre esencialmente cuando el «sistema inmunológico no funciona bien» y percibe una sustancia inocua como si fuera una amenaza -un alérgeno- atacándolo con las defensas inmunológicas del cuerpo. Los signos y síntomas de esta condición son: congestión nasal o moqueo, estornudos, dificultad para respirar (asma), tos, inflamación general en cara, manos, piernas, erupciones, enrojecimiento, prurito (picor en general: garganta, pies y ano), distensión abdominal – que es peor a final del día – náuseas y vómitos, diarrea o estreñimiento y cólicos. Ocurren otros síntomas inusuales: dolor de cabeza intensos, mareos, trastornos de la memoria, insomnio, fibromialgia, cansancio exagerado, depresión, febrículas, intolerancia al frío, dificultad para la concentración y shock anafiláctico.

Personas con alergias alimentarias necesitan eliminar de su dieta el alimento causante, a diferencia de la intolerancia que pueden consumir pequeñas cantidades sin que ocurran los síntomas, excepto en el caso de personas que sean sensibles al gluten o al sulfito. El diagnóstico debe hacerse con pruebas cutáneas de alergias, determinación de IgE, dietas basadas en la eliminación del alimento. Se debe diferenciar de condiciones como enfermedad de los mastocitos, intestino irritable, enfermedad inflamatoria intestinal, malabsorción, endocrinopatías y urticaria. En este proceso debe participar un equipo multidisciplinario de alergólogos-inmunólogos, nutriólogos, hematólogos y genetistas.

Estas condiciones impactan la vida de las personas que la padecen. El correcto diagnóstico y un plan nutricional diseñado según las necesidades del individuo son el pilar para alcanzar una calidad de vida óptima. Esta columna es la sección educativa de la Sociedad Dominicana de Nutrición Clínica y Metabolismo. Escribe tus preguntas a: sodonuclim@gmail.com / @sodonuclim.

Seguir Leyendo

Opinión

El confuso futuro de Leonel Fernández

Avatar

Publicado

en

Julio-Martínez-Pozo-Nueva1

Por: JULIO MARTINEZ POZO.

Leonel Fernández no ganó las primarias del Partido de la Liberación Dominicana, pero demostró su fuerte arraigo entre los votantes que rayaron la marca morada. No se preparó para una de las dos posibilidades que tenía en el proceso y ahora vive uno de los momentos más difíciles de su carrera política, presionado por seguidores y partidos que tratan de pescar en mar revuelto a renunciar de su legado en una organización por la que ha alcanzado la presidencia de la República en tres oportunidades.

De hacerlo, otra derrota podría aguardarle en las altas cortes electorales y el Tribunal Constitucional. Al tratar de inscribir su candidatura presidencial por otras fuerzas, surgirá una gran polémica por lo que estableció el legislador en la Ley Orgánica del Régimen Electoral en su artículo 134 para contener el tranfuguismo: “Las personas que hayan sido nominadas para ser postuladas por un partido, agrupación, movimiento político o alianza a la cual pertenezca el mismo, a un cargo de elección, no podrán ser postulados por ningún otro partido, agrupación, movimiento político o alianza, en el mismo proceso electoral”.

Es claro que al inscribirse y participar en las primarias de un partido, el que lo haya hecho se estaba nominando para ser postulado en el proceso electoral del 2020, que sigue siendo el mismo para el que otro partido lo inscribiría.

Quienes activan para que acepte la postulación por otros partidos, dicen que ese texto habla de candidato no de precandidato, que es lo que hay antes de una elección, y lo que la ley quiso anular fue el que personas que perdían las primarias o convenciones de sus partidos se fueran a otros.

Esa sería, sin embargo, una determinación del Tribunal Constitucional, que de no favorecerle, lo dejaría fuera de su partido y sin candidatura.

El también tiene la opción de favorecer la postulación de su esposa, Margarita Cedeño, para ahorrarse una nueva confrontación sumamente traumática y sin garantías de salir ganancioso, porque con lo ocurrido en las primarias del PLD, el danilismo corre con ventaja, no solo por quedarse con el abanderamiento presidencial sino porque se proyecta como la fuerza dominante en el Senado, donde ganó 25 candidatos, y en la Cámara de Diputados, factor que influye en los que toman decisiones con repercusiones futuras.

Lo otro que tendría que ponderar el Presidente Fernández es lo que podría pasar con los seguidores suyos que ganaron candidaturas en el PLD para senadurías, diputaciones y alcaldías, los cuales difícilmente abandonarían la marca donde tienen esas posiciones mejor aseguradas, para aventurarse por otras fuerzas.

¿Qué pasará con muchos servidores públicos que agradecen el empleo a sus gobiernos, pero que temen perderlos si gana un partido que no sea el de la Liberación Dominicana?, porque tendrían claro que lo único que puede lograr una candidatura de Leonel Fernández es forzar a una segunda vuelta, pero él no tiene posibilidades de ganar la presidencia de la República. Por lo tanto, al apoyarlo pudiera estarse favoreciendo el triunfo del Partido Revolucionario Moderno.

Aunque él y muchos de sus seguidores no lo estén contemplando, el escenario más propicio para el doctor Leonel Fernández es el de quedarse en su partido y pactar un nuevo gobierno con el danilismo, que de esa forma pudiera construir victoria en primera vuelta, evitando una segunda, que resulta nebulosa.

Ojalá la mediación se mueva con tiempo.

Seguir Leyendo
Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias