Contactanos

Opinión

Danilo: No diga discurso, hazlo por un tuit

Avatar

Publicado

en

Jose Nunez-485

Por: José Núñez

Presidente Danilo Medina, ya el tiempo ha pasado y desde aquel domingo 19 de agosto de 2018, cuando usted le dio a entender a la comunicadora Jatnna Tavárez en una entrevista pública que hablaría al país en marzo sobre la posición que ya tenía tomada sobre la reelección, o que también podría ser en junio previa reunión y autorización del Comité Político (CP) del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

O también cuando dijo en días recientes, el 1 de julio de este año, que ya «Casi, casi» le iba a decir al país la posición que había tomado con respecto a su reelección.

Aunque usted cuando lo proclamaron para aspirar a su segundo mandato dijo: «Juro por mi familia ante Dios y ustedes», el Pleno Nacional de Dirigentes del PLD, «que no volvería a aspirar a la presidencia de la República».

No son una, ni son dos, ya van tres las veces que usted ha dicho después de haber ganado por segunda ocasión, que va a fijar su posición sobre si vuelve a aspirar a reelegirse, pero resulta y viene a ser, que sus planteamientos sobre si va a postularse otra vez no han sido en una misma línea; son diametralmente opuestos.

Veamos, primero dice en la entrevista con Jatnna, que ya tenía su posición tomada con relación a si aspiraría a postularse, independientemente de que lo comunicaría al país en marzo, en junio o cuando el CP del PLD lo autorice. Hay diversidad de fechas, las cuales ya se han vencido la mayoría, aunque lo que quedó bien claro que dijo fue, «que ya tenía su posición tomada en lo concerniente a si iba o no a aspirar a la reelección», es decir, a su tercer período de gobierno consecutivo, o lo que es lo mismo, a su segunda reelección.

Pero ahora, en la difundida y publicada llamada por la Embajada Americana en el país, que le hizo el poderoso Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, usted le planteó según los medios escritos, «que no ha decidido si buscará la reelección; que actuará conforme a la Constitución y la ley». Esa fue la tercera vez, ya que con anterioridad, el 1 de julio del presente mes, de regreso desde Panamá, planteó por segunda ocasión que ya «casi casi» hablaría sobre el tema.

Entonces, en esa tercera respuesta al señor Pompeo, hay dos aristas y no son tan claras ni contundentes con respecto a la reelección, sino que son a según.

Primero, Danilo dijo, actuará conforme a la ley, no hay dudas entonces que es respetándola, pero también, modificando la Constitución, aun con la cuestionante de que sea sin consenso y sin escuchar las opiniones que plantea la ciudadanía, sería ilegitima, pero es legal.

Entonces señor presidente, ingeniero químico y licenciado en economía, Danilo Medina, ya la gente, algunas están hasta adivinando, no importa que usted haya dicho que hablará en el mes tal o en el cual, ni que sea tampoco que falte un «Casi-casi», es que ya el tiempo se termina, y ni para él mismo, que se describe «de mecha larga», existe espacio para la espera y el suspenso. El próximo 26 de julio el Congreso Nacional entra en un receso.

Por eso es que ya su discurso abundaría, mantenga el hermetismo, simplemente diga por un tuit lo que ya se ha delatado, porque el tiempo, ya sea por la coyuntura o la realidad, si usted no habla, ese indomable tiempo, lo pone todo claro.

Muy bien se dice, que el tiempo aclara todo y lo saca a flote, y si usted escribe un tuit con relación a la posición adoptada sobre su reelección, puede estar seguro de algo, no sé a ciencia cierta qué lugar va a tomar, pero en el país ese mensaje es seguro que no va a pasar del segundo lugar sino sea el primero, que también tendrá los retuiteos más rápidos y numerosos, sería tendencia en las redes sociales casi inmediatamente a su publicación, expandiéndose y probablemente el más opinado en toda nuestra corta historia de los tuits.

Con respecto al tuit del Presidente en relación a su reelección o no, éste tendría características internacionales, ya que hasta en la mismísima Casa Blanca haría ecos y se harán comentarios sobre el mismo, sí, en ese lugar que es sin dudas el sitio más poderoso del mundo; tanto en el orden económico como en el militar.

Aunque debe tener bien claro señor Presidente, que independientemente de su esperado mensaje, el cual ha dicho que «ya está decidido» (en la entrevista con Jatnna Tavárez del 19 de agosto de 2018), luego dijo en días recientes, que faltaba un «Casi-casi» para hablar sobre el tema (el 1 de julio 2019), ahora nos plantea, «que no ha decidido si buscará la reelección; que actuará conforme a la Constitución y la ley», eso aconteció en la llamada recibida por Mike Pompeo, Secretario de Estado de la Presidencia de USA, el 10 de julio de 2019.

También tiene otros sectores esperando y expresando, «que ya está bueno para el prolongado silencio», porque los memes van a estar por doquier con el tema de la reelección, sin importar lo que usted decida, o sea, de toda manera será bien memeada.

Pero en definitiva, una humilde sugerencia, ponga el tuit, no el discurso, porque se ha esperado demasiado, y ya el tema está medio inquietante y para muchos, hasta molestoso.

¡«Mano a la obra» Danilo!, que el juicio de la historia espera por usted.

Fuente: elnuevodiario

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El machismo no anda solo

Avatar

Publicado

en

Segundo Imbert Brugal

Por: Segundo Imbert Brugal.

Cualquier teoría ausente de una investigación científica que la valide, corre el riesgo de quedarse en especulación o de convertirse en leyenda. Sin comprobaciones metódicas, es difícil avistar la realidad de cualquier fenómeno. Cada teoría nace rodeada de variables interpretativas, subjetividades, prejuicios, e incógnitas a despejar. Lo mismo sucede cuando intentamos entender el feminicidio. Hoy día, ningún experto se atrevería a pontificar sobre las causas específicas que llevan a los hombres a matar mujeres. Por eso es aventurado y simple insistir en que el machismo explica gran parte de esa tragedia.

Conscientes de que exhibimos una de las tasas de feminicidio más altas del mundo, es urgente que nos dediquemos a estudiar objetivamente lo que sucede. De lo contrario, seguiremos especulando. Al detenemos a observar cuan complejo es el fenómeno, comprenderemos lo lejos que estamos de esclarecerlo. Hasta ahora, acogemos unos cuantos postulados, construidos mayormente sobre la piedra angular del machismo, aplicamos conclusiones de brillantes analistas, o doctrinas de algunos colectivos que, por cierto, hacen un servicio extraordinario a esta sociedad, colocando esa aberración en la picota y disparando el botón de alarma.

La República Dominicana ocupa el tercero, a veces el segundo, lugar en tasa de asesinatos femeninos en la región. Encabezan El Salvador, Guatemala y Colombia. De acuerdo con un proyecto de investigación del “Instituto de Altos Estudios de Ginebra”, citado por la ONU, más de la mitad de los 25 países con mayores tasas de feminicidios están en Iberoamérica y el Caribe. En Europa, llama la atención que en el tope de la lista están países como Austria y Finlandia; y por debajo de ellos Italia, España y Portugal. Con las menores tasas aparece Irlanda. Ante el impactante descubrimiento de que Finlandia se lleva la medalla de bronce en la sangrienta olimpíada, los investigadores sociales ahora estudian lo que llaman “la paradoja nórdica”.

Frente a estas estadísticas, cuidadosamente obtenidas, surgen más incógnitas que clarificaciones. Esos números contradicen postulados y añaden otros. Por eso no disponemos de conclusiones, ni debemos atrevernos a presentarlas.

En El Salvador, Honduras, Guatemala, y México, el crimen contra la mujer tiene, entre otras razones, relación con el narcotráfico, la guerra entre pandillas, la convivencia al interior de esas pandillas, y, algo que solemos olvidar: la trata de blancas, un negocio amplio y multimillonario en Centroamérica y el Caribe, donde muchas mujeres pierden la vida. Ninguna de esas causales tendría gran significado entre nosotros, aunque compartamos algunas otras.

Finlandia es uno de los países donde la igualdad de género es incontrovertible, es una nación poco machista; gente educada y civilizada, de instituciones sólidas y políticos serios. Sin embargo, la mujer muere frecuentemente en manos de su pareja. Por otro lado, Inglaterra y Alemania superan a Italia y a España (aunque el español y el italiano exhiban tres cojones y sean tan machotes como nosotros). Obviamente, esta “paradoja nórdica” descarta al machismo como causa principal, y deja al descubierto el problema del alcoholismo: la alta tasa de consumo de alcohol en Finlandia está implicada: tanto ejecutores como víctimas se encontraban en estado de embriaguez durante el crimen.

Siguen las incógnitas a despejar: si el alcohol fuera el promotor por excelencia, ¿a qué se debe entonces que Irlanda, donde el alcoholismo es rampante, mantenga números bajísimos de feminicidios? ¿Es que el alcohol promueve la muerte en unas partes del mundo y en otras no? ¿Puede la agresión machista manifestarse en unas latitudes y ser neutralizada en otras? El machismo es una tendencia caracterológica multicausal, se expresa de diferentes maneras: ¡hasta existe el “machismo femenino” !, sin duda, una actitud psicológica predominante entre nuestros varones, que predispone, pero no explica esos crímenes.

Insisto. El asunto es complejo, y hasta el momento no tiene una respuesta definitiva. Por eso, el imperativo de estudiar metódicamente cada hombre que mata, mujer que muere, sus orígenes, medio ambiente, historia familiar, el alcohol o la droga que consumen, el maltrato en la familia de origen, el trauma de la pobreza, y etc. Debemos despejar científicamente las variables envueltas en esta tragedia social, controlar “variables de confusión”, y apartar prejuicios individuales y doctrinarios. De no hacerlo, seguiremos especulando sin poder hacerle frente al problema de manera racional. Entiendo que se necesita voluntad política, académica y comunitaria para llevar a cabo investigaciones precisas; aunque supongo que ya nuestros sociólogos y psicólogos habrán emprendido esa tarea.

Concluidos los trabajos de investigación intuyo – no afirmo – que junto al machismo se habrán de encontrar alcohol, drogas, pobreza, desorganización y abuso intrafamiliar, madres solteras, desempleo, ignorancia; y hasta bajos coeficientes intelectuales. Y otros penosos detalles, como que en las escuelas se baila “el perrito” y la carencia de moral oficial. Entonces, cuando pacientemente se arme el rompecabezas, sabremos por fin donde clavarle la daga al monstruo.

Seguir Leyendo

Opinión

El chapeo y su estigma social

Avatar

Publicado

en

Tahira Vargas García

Las relaciones de pareja están pautadas jurídicamente por nuestra constitución en la que solo se permite la monogamia heterosexual. Otras prácticas de relaciones de pareja, matrimonio, uniones o formación de familias están excluidas de los preceptos constitucionales pero eso no significa que no existan. Su existencia es diversa y tienen raíces históricas profundas.

El ejercicio de la poligamia desde la masculinidad en nuestra sociedad nunca ha sido cuestionado públicamente por el contrario se encuentra legitimada y normalizada. La existencia histórica de “amantes” “queridas” en muchos hombres de diferentes estratos sociales y con cargos políticos, legislativos y públicos no son objeto de investigación judicial. Varias familias paralelas formadas por un solo hombre con muchos/as hijos/as son frecuentes en diferentes provincias y comunidades.

El hombre no tiene una reputación “cuestionable” ante esta práctica, sino que por el contrario adquiere un mayor “puntaje” con respecto a su virilidad y su machismo. Las “amantes” y “queridas” son las que han sufrido y sufren el cuestionamiento social y el estigma que afecta su presencia en determinados círculos y actos sociales.

Los roles segregados de género sostenidos por el patriarcado en el que la mujer se relega al hogar, a las tareas domésticas, cuidado y crianza de sus hijos/as han servido de plataforma para convertir a la mujer en la que “da el sexo” a cambio de ser “mantenida” por el hombre, proveedor principal. La mujer históricamente excluida de los derechos sexuales y reproductivos por cientos de años, ha jugado ese papel, el sexo no es para ella sino para el marido y sirve como mecanismo de obtención de ingresos pues se busca un “marido que la mantenga”.

La relación entre sexo y transacción económica está vinculada al matrimonio en la sociedad patriarcal. El matrimonio es parte de un sistema de regulación del sexo en el que los vínculos sexo-transacción económica aparentemente se diluyen, limitando la relación de la mujer con un solo hombre, pero el hombre puede tener acceso a varias mujeres, cada una de ellas a su vez reclama y demanda la retribución económica que le corresponde.

Nuestra sociedad históricamente ha legitimado esta lógica desigual entre hombre y mujer, le ha vendido a la mujer que ser “seria “ es aceptar estas normas, su cuerpo debe estar al servicio exclusivo de su “marido”.

Cuando la mujer se sale de esta norma y adopta prácticas múltiples de transacción económica a través del sexo carga con el estigma de “puta”, “cuero” o “prostituta” (trabajadora sexual) y una nueva categoría asociada a las anteriores, “chapeadora”.

La diferencia entre “la chapeadora” y las otras categorías es la salida “del closet”. No están ocultas y en muchos casos encuentran representaciones en figuras públicas que sirven de referencia como modelos estéticos-corporales con una inversión significativa de cirugías estéticas para mantener la práctica.

Los favores sexuales que ofrece la chapeadora tienden a ser “confundidos” por el hombre que entienden debe reducirse a ser “amante” desde normas monogámicas y no entrar en prácticas de múltiples servicios a otros hombres. De ahí que la chapeadora rompe con el patrón de “amante” porque ella también ejerce poligamia al igual que el hombre que se beneficia de sus favores sexuales.

Este artículo fue publicado originalmente en el periódico HOY

Seguir Leyendo

Opinión

Abinader y el peligro de las emociones

Avatar

Publicado

en

Luis-Abinader25-1024x550

Por; Tony Pérez.

Como pinta el panorama, a cuatro meses y medio para las elecciones presidenciales, el camino menos espinoso, si no el único, para el candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, es el de un acuerdo de primera vuelta con el ahora opositor expresidente Leonel Fernández y su Fuerza del Pueblo (FP) y aliados. Una segunda votación, el 28 de junio, sería una carrera suicida, aunque las encuestadoras Gallup-Hoy y Mark Penn/Stagwell-SIN infirieran que las ganaría igual de fácil.

Según la Mark de mediados de enero de 2020, Abinader obtendría 43% en primera ronda (50% más 1); el oficialista Gonzalo Castillo, 28; y Fernández 19%. Conforme Gallup de final de enero, los porcentajes para estos candidatos serían: 42, 31 y 15.

Pese a que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) ha sido tambaleado por la crisis posprimaria del 6 de octubre de 2019, la salida de su presidente (Leonel Fernández), e importantes dirigentes, más el desgaste provocado por 16 años corridos de ejercicio gubernamental, conserva una fuerza importante, una experiencia acumulada larga, maneja la administración pública y otras instancias estatales, y tiene dirigentes con agallas de sobra para competir en cualquier circunstancia, como el presidente Danilo Medina.

Las inferencias aireadas por las investigadoras de opinión electoral, sin embargo, han agitado las emociones en los predios perremeistas, hasta el extremo de discursear autosuficiencia para ganar solos las presidenciales del 17 de mayo, una meta que, hasta ahora, luce imposible sin una alianza fuerte para primera vuelta.

Al no aprovechar los picos de la ruptura del PLD, por su tibia oposición, el PRM apenas ha rondado el 40% de la intención de los votos, porcentaje que no cierra definitivamente las probabilidades de ganar a Castillo y Fernández.

Y ese, tal vez, es el “talón de Aquiles” que sería capitalizado desde ya por la dirigencia morada y Palacio para tratar de bajarlos del primer lugar atribuido por las encuestas.

Los oficialistas cambiarían sus ataques feroces por piropos a un Fernández cuya salida, de momento, consideraron insignificante. El objetivo sería ablandar y recapturar a los peledeistas que, junto a él, formaron FP tras la crisis de octubre. Una tarea harto difícil dado el nivel de radicalismo provocado en los leonelistas por despropósitos discursivos de dirigentes de la talla de Felucho Jiménez, Francisco Javier García y el ahora presidente del PLD, Temístocles Montás.

La advertencia de Jiménez al personal de la administración pública sobre la pérdida de los empleos, podría causar estragos en las pretensiones de Abinader, si las emociones y el triunfalismo se generalizan.

Ante tal actitud, en una segunda vuelta, con Abinader en primer lugar, expeledeistas que han formado el nuevo partido Fuerza del Pueblo, podrían respaldar a Castillo, si son “persuadidos” por el discurso palaciego de cancelaciones masivas si gana la oposición. O parte importante del oficialista PLD optaría por apoyar a Fernández, dado su carisma, su condición de tres veces presidente de la República (1996-2000/2004-2008/2008-2012) y el único presidente de esa organización tras la muerte de Juan Bosch, el 1 de noviembre de 2001. Desde su partida, Fernández siempre ha dicho que su ruptura fue con la cúpula palaciega, no con las bases del PLD.

Ante esos probables escenarios de reagrupamientos, el PRM tendría graves dificultades para imponerse en una segunda jornada de votación. Al anochecer del 17 de mayo, sufriría el mayor desencanto de su corta historia, si en este momento le faltan el sentido común, la razón y las buenas estrategias. Cualquier traspié en la toma de decisiones podría mantenerlo en la banca por cuatro años más.

Seguir Leyendo
Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias