Contactanos

ECONOMIA

El FMI recomienda cautela en la reapertura económica de América Latina

Avatar

Publicado

en

Madrid, España

El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI)Alejandro Werner, ha recomendado cautela a los países de América Latina a la hora de reabrir sus economías y dejar a la ciencia y a los datos guiar el proceso de reapertura de la región, que cuenta con un 25% del total de casos de coronavirus a nivel global y más de 100,000 fallecidos.

Oferta Publicidad

Werner ha explicado que muchos países cuentan con algunos aspectos como la alta tasa de informalidad, la poca preparación para soportar nuevos rebrotes de la enfermedad, con un número limitado de camas de unidades de cuidado intensivo y una escasa capacidad para realizar pruebas de reconocimiento, lo que complica la gestión de un rebrote de la enfermedad.

Por otro lado, el director ha indicado que el crecimiento del primer trimestre en la región fue peor de lo esperado para la mayoría de los países, mientras que otros indicadores como la producción industrial, las ventas minoristas o el desempleo sugieren que el declive durante el segundo trimestre será más profundo que el proyectado en abril.

Además, la rápida propagación del brote vírico indica que las medidas de distanciamiento social necesitarán permanecer por un período de tiempo más prolongado, lo que contraerá la actividad económica en la segunda mitad del año y dejará más «cicatrices en el futuro».

CONTRACCIÓN DEL 9.4% EN 2020

Las recientes previsiones del organismo para el continente realizadas apenas hace unos días apuntan a una contracción del 9.4% este año, lo que supone un incremento de cuatro puntos porcentuales respecto a las estimaciones de abril. La recuperación en la región vendría a partir de 2021, con un repunte del 3.7%.

El FMI proyecta caídas en todos los países de la región analizados. En concreto, las economías más afectadas serían Perú y México, con caídas del 13.9% y del 19.5%, respectivamente. En el caso de Perú, el país se recuperaría a una tasa del 6.5% en 2021, la más alta de la región, mientras que México repuntaría un 3.3% el año que viene.

En Argentina, la caída proyectada es del 9.9% en 2020, con una recuperación del 3.9% a partir de 2021; Brasil caería un 9.1% este año y se recuperaría a un nivel del 3.6% en 2021; Chile proyecta un descenso del 7.5% este año y un repunte del 5% en 2021; Colombia se contraería un 7.8% en 2020 y se recuperaría a un nivel del 4% en 2021.

En el caso de Venezuela, que vive inmersa en una crisis humanitaria, el FMI proyecta un desplome del 20% este año y una contracción del 5% en 2021.

Por otro lado, las economías centroamericanas experimentarán una profunda recesión en 2020 y una recuperación gradual a partir de 2021, debido a los impactos sobre el turismo y las remesas, entre otros factores.

La contracción en el comercio ha sido «particularmente dura» en Panamá, El Salvador y Nicaragua, mientras que la caída del turismo ha afectado de modo severo a República Dominicana, Costa Rica y al resto de países caribeños.

En este contexto, el FMI ha destinado buena parte de sus ayudas financieras a la región, con un total de 5,200 millones de dólares (4,637 millones de euros) repartidos en 17 países del continente. Adicionalmente, el acceso a líneas de crédito flexible ha sido aprobado para Chile, Perú, Colombia y México por una cantidad total de 107,000 millones de dólares (95,421 millones de euros).

A pesar de las complicadas perspectivas, Werner indica que las condiciones de financiación externas parecen haber dado un respiro en las últimas semanas, reflejando acciones sólidas por parte de los bancos centrales de economías avanzadas, que han permitido que algunos países emitan títulos de deuda en el extranjero. Sin embargo, advierte Werner, las condiciones financieras siguen siendo más complejas que en el panorama prepandemia y apuntan a permanecer en un ambiente de volatilidad por algún tiempo.

POLÍTICAS CREATIVAS

Respecto a las prioridades en las políticas de las autoridades, el director explica que la prioridad inmediata de los gobiernos consiste en proteger las vidas de las personas. Dado el espacio fiscal limitado de los países, Werner indica que los países deberán repensar los gastos e incrementar la eficiencia de los mismos a través de «maneras creativas» para alcanzar a diferentes segmentos de la sociedad, especialmente en aquellos sitios en los que los niveles de informalidad son altos.

En cuanto a la política monetaria, el FMI aconseja que los bancos centrales mantengan una política expansiva, dada la perspectiva de inflación moderada, las brechas en la producción y las altas tasas de desempleo. Así, el recorte en los tipos de interés y otras medidas proyectadas para mercados específicas deberían ser consideradas hasta donde sea posible para apoyar la actividad económica y asegurar el apropiado funcionamiento de los mercados financieros.

Las medidas de mantenimiento de empleo, tales como las ayudas a las nóminas y la financiación del capital de trabajo, serán importantes para evitar el cierre de empresas viales, reducir el desempleo a largo plazo y apoyar la recuperación económica.

Con todo ello, Werner apunta que las políticas de contención y mitigación del virus deberían ser calibradas de manera adecuada para evitar una segunda ola de la pandemia y que se pueda gestionar de forma localizada los nuevos brotes.

Fuente: https://listindiario.com

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ECONOMIA

Una ciudad de EEUU emite en madera su propia moneda debido a la pandemia

Avatar

Publicado

en

Nueva York, Estados Unidos

Tenino se convirtió en una ciudad fantasma con sus negocios tratando sobrevivir a la pandemia del covid-19 por lo que sus autoridades revivieron una no convencional idea del siglo pasado: imprimir su propia moneda en finas placas de madera.

«No hay comercio, no hay ventas y las calles están muertas. Es lo mismo a las 3 PM que a las 3 AM», dijo Wayne Fournier, alcalde de esa ciudad de 1,800 habitantes del estado de Washington; al noroeste de Estados Unidos.

«Estábamos recibiendo muchas llamadas de empresas que nos decían no estar seguras de poder continuar», dijo a la AFP.

Como el museo de la ciudad tiene una impresora que data de los años 1890, la utilizaron para hacer 10,000 dólares en rectángulos de madera, cada uno con un valor nominal de 25 dólares.

El billete tiene una imagen del presidente George Washington y una expresión en latín que traducida al inglés significa: «Lo tenemos bajo control».

Ese dinero es entregado como subvención a residentes que demuestren que están siendo perjudicados por la pandemia. Cada uno puede recibir hasta 300 dólares mensuales.

Conocidos como «Dólares Tenino» o «Dólares COVID» o, incluso, como «Dólares Wayne», por el apellido del alcalde, los billetes son aceptados en casi todos los negocios de la ciudad a una tasa fija equivalente a casi un dólar.

Esa madera solo vale dentro de los límites de Tenino

Tiempos de desesperación

La idea no es nueva. La ciudad la utilizó durante la aún peor devastación causada por la Gran Depresión de los años 1930.

La escasez de dólares en aquel tiempo, llevó a directivos de bancos de Tenino a imprimir dinero en corteza de picea.

«El concepto se hizo viral en los años 1930», dice Fournier y otras comunidades, empresas y cámaras de comercio lo emularon.

La atención de los medios provocó la curiosidad de inversores y a lo largo de los años la moneda de madera se tornó en objeto de colección a la venta en eBay y Amazon.

La versión contemporánea, al igual que su edición previa, apunta a tender una mano durante la crisis económica que ha provocado el cierre de negocios en todo el país.

«Es más que nada una promoción de la propia ciudad», dijo Chris Hamilton, gerente de la principal tienda de alimentos. «Mucha gente que llega a la ciudad ni siquiera sabía que existe Tenino y quiere conocer cómo es ese lugar que imprime su propia moneda», añade.

«Podrían detenerse un rato, comprar un helado o recorrer las calles y comer una hamburguesa», comenta.

Monedas complementarias similares existen en muchos lugares de Estados Unidos y Europa. No buscan reemplazar la moneda nacional sino apoyar a la economía local; lo cual es una clara diferencia en tanto las autoridades estadounidenses nunca ven con buenos ojos crear un billete que compita con el poderoso dolar.

El departamento del Tesoro rehusó hacer comentarios sobre su posición ante las monedas locales.

El sistema suizo WYR, creado en 1934, es considerado como la moneda local más antigua del mundo, y es usado a diario en miles de pequeños negocios.

Respuesta a la globalización

Con un desempleo de 11.1% en junio, una de las mayores tasas desde la Gran Depresión, los estadounidenses que abogan por las monedas complementarias dicen que este es un momento para considerarlas como una forma de ayuda a la gente.

«La crisis en el financiamiento de los municipios impulsa la creatividad. Los administradores están explorando emitir su propia moneda en vez de emitir bonos para financiar su respuesta al covid», dijo Susan Witt, directora del centro de estudios económicos Schumacher.

Ese centro desarrolló los BerkShares, una moneda en circulación desde 2006 en la región de Berkshires, al oeste de Massachusetts, y es distribuida por bancos locales. Witt está asesorando a varios municipios estadounidenses interesados en iniciativas similares.

Muchos consideran a las monedas locales como un baluarte contra la desenfrenada globalización.

«La gente se empezó a dar cuenta que nos tornamos demasiado globales, demasiado rápidamente y perdimos nuestras características propias», dijo Chris Hewitt, fundador de Hudson Valley Current, una moneda del Upstate Nueva York y que opera como un sistema de crédito mutuo.

Los entusiastas de este tipo de monedas aspiran a generar un movimiento nacional.

«Si eso se hace orgánicamente en todo el país, podría salvarnos de una seria recesión», dice Fournier.

FUENTE:listindiario

Seguir Leyendo

ECONOMIA

Cámara Santo Domingo aboga por implementación de la Ley de Garantías Mobiliarias

Avatar

Publicado

en

El presidente de la Cámara Santo Domingo, Manuel Luna, abogó el viernes para que las nuevas autoridades gubernamentales prioricen la implementación de la nueva Ley 45-20 sobre Garantías Mobiliarias.

Luna entiende que la legislación representa una gran oportunidad para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), más aún luego de la crisis económica que ha traído consigo el COVID-19.

En la misiva de salutación por la reciente elección de Luis Abinader como Presidente constitucional de la República Dominicana, Luna expresó que “aprovechamos la oportunidad para ponernos a su disposición para iniciar los trabajos que nos permitan contar en lo inmediato, con el reglamento que hará operativa la Ley 45-20 sobre Garantías Mobiliarias, pieza legislativa, de alta importancia en estos momentos para dinamizar la industria y el comercio”.

El presidente de la Cámara Santo Domingo sostuvo, además, que las cámaras de comercio tienen el propósito de colaborar con el Estado para que el reglamento de aplicación de la ley 45-20 sea una realidad en el menor tiempo posible, dado que eso dará un respiro y mayores oportunidades de acceso a fondos a las mipymes.

“Desde esta Cámara Santo Domingo, institución propulsora del desarrollo y formalización del comercio como fuerza productiva de nuestra ciudad, nos ponemos a su disposición para seguir fortaleciendo los lazos de colaboración y las alianzas público-privadas en favor de todos los dominicanos, conscientes del gran desafío que como país aún tenemos pendiente enfrentar en temas económicos, sociales y de salud”, destacó Luna.

Al concluir su mensaje, Luna deseó al nuevo presidente Luis Abinader y a todo su equipo de trabajo, el mayor de los éxitos en estos próximos cuatro años de gestión, exhortándole a materializar sus ideas en hechos y a satisfacer la demanda de la población, que creyó en el cambio como decisión fundamental para el fortalecimiento de la democracia dominicana.

Fuente: https://www.diariolibre.com

Seguir Leyendo

ECONOMIA

La colaboración público-privada, vital para salir de la crisis

Avatar

Publicado

en

Presidenta del Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI)

En el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI) hemos analizado cuál va a ser la clave del éxito de la lucha contra la crisis económica que el COVID-19 ha desatado. Si tenemos que resumirlo, la respuesta es clarísima: confianza en el empresario.

Oferta Publicidad

Como dice la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, el siglo XXI empieza de verdad ahora. Este es el punto de inflexión que cambia nuestro mundo. A la hora de hacer frente a la crisis económica se detectan dos actitudes: las de gobiernos aliados con los empresarios y la de gobiernos recelosos de los empresarios. Para conseguir el éxito necesitamos colaborar, necesitamos crear empleo y reconstruir la economía. La alianza entre lo público y lo privado es vital para todos.

Superar la pandemia y diseñar el mundo del futuro son las dos grandes asignaturas que tiene por delante nuestra generación. Retos a los que estamos convocados todos los ciudadanos, desde los políticos a empresarios pasando por las diferentes organizaciones de la sociedad civil.

Se trata de una doble tarea a impulsar de forma paralela. Primero porque lo urgente (salvar vidas) no impide empezar a trabajar para diseñar los pilares del mundo de la pospandemia. En segundo lugar, ahora es cuando deben tejerse las alianzas y las sanas complicidades que sirvan como escudos protectores para mantener esas relaciones cuando lleguen los momentos difíciles en los que peligren los consensos.

En esa nueva etapa, nada duradero se podrá construir sin mutua confianza entre gobiernos y ciudadanía, entre el empresariado y los responsables de las administraciones, así como entre la población y el sector empresarial. Los empresarios iberoamericanos, a ambos lados del Atlántico, necesitan saber que son escuchados, que se les requiere y consulta y que se les deja trabajar con libertad y con seguridad jurídica. Por su parte, la sociedad y los gobiernos deben percibir que el sector empresarial tiene una visión país, global e integral, que va mucho más allá de sus propios intereses.

Y eso ya lo ha puesto en evidencia el empresariado iberoamericano: durante la crisis sanitaria, ha mostrado compromiso y responsabilidad social, solidaridad y capacidad para movilizar recursos y llegar donde no alcanzaban los poderes públicos. En la fase de la reconstrucción el sector empresarial de Iberoamérica cuenta con otras fortalezas nacidas de su experiencia a la hora de dirigir empresas en tiempos de crisis que le hace acreedor de poder ser escuchados y atendidos en sus recomendaciones. Los gobiernos conocen lo macroeconómico, pero en el terreno son los empresarios quienes por su trabajo en el día a día saben mejor cuáles son las necesidades de cada momento para cada sector.

Sobre la base de esa mutua confianza entre los actores sociales podrá desplegarse en el mundo de la pospandemia una más intensa colaboración social y una mayor cooperación público-privada. Porque la reconstrucción de lo público va más allá de lo estatal, es una tarea de todos. La vieja dicotomía público vs privado queda añeja. Es tiempo de alianzas público-privadas y de desplegar una intensa colaboración social nacida de esa mutua confianza capaz de alcanzar un desarrollo sostenible, inclusivo e integral, el mejor antídoto frente a la tentaciones proteccionistas, populistas y autoritarias.

Por todo ello es muy importante, desde ahora, construir plataformas de consenso y coordinación. La clave es la confianza de los ciudadanos hacia sus dirigentes y hacia los empresarios. Y la confianza es el resultado de la credibilidad la cual es el resultado de un liderazgo que no solo corresponde a los políticos, sino que también debe ser ejercido por los empresarios iberoamericanos.

Seguir Leyendo

Tendencias

Copyright © 2018 Las Calientes del Sur.