Contactanos

ECONOMIA

Adopem fomenta el desarrollo de la mujer rural y empoderamiento femenino

Avatar

Publicado

en

descarga (87)

El Banco Adopem desarrolla programas con el objetivo de crear entornos agrarios más sostenibles, promoviendo el rol de la mujer rural en el crecimiento económico de la familia y  para instaurar la resiliencia al cambio climático.

En el marco de la celebración del Día Internacional de las Mujeres Rurales, Banco Adopem impulsa el programa “Finanzas Rurales y Ambientes” (FRA), que agrupa diversos proyectos e iniciativas diseñadas para acelerar la inclusión financiera rural, mejorar las condiciones medioambientales, facilitar el acceso al crédito para aumentar la productividad y sostenibilidad agrícola y afianzar su adaptación al cambio climático.

Entre los principales productos financieros de FRA están Eco-Crédito, Agro-Mujer y Programas de Educación Financiera para Población Rural, donde se han atendido a más de mil mujeres emprendedoras.

Banco Adopem, como parte de la Fundación Microfinanzas BBVA, trabaja para impulsar la igualdad de género y el empoderamiento y los derechos de las mujeres, especialmente la mujer rural que es esencial en el desarrollo de éxito.

En ese sentido, se están ejecutando proyectos que promueven soluciones sostenibles de adaptación al cambio climático con el apoyo de CTA y ONU Medio Ambiente, dirigidos a los productores agropecuarios de las zonas Sur, Norte y Este.

Así mismo trata los temas de Sensibilización ante el Cambio Climático, Buenas Prácticas Agrícolas de Manufactura y Certificación Global GAP, Estándares y Exigencias del Mercado y sobre productos financieros verdes.

El impacto de estas acciones se puede medir con el incremento de la resiliencia social o económica de las poblaciones rurales, reducción de riesgos asociados a eventos climáticos en las actividades productivas.

También protección, restauración o utilización de la biodiversidad y de los ecosistemas de forma sostenible, además contribución positiva a corto plazo en la economía de las personas.

En el marco de uno de los proyectos, Banco Adopem y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en la República Dominicana se aliaron para desarrollar un programa de capacitación a  productoras organizadas de las zonas Sur y Suroeste del país sobre la formación de estándares y exigencias de mercados agrícolas.

FUENTE:elcaribe

Click para Comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ECONOMIA

De puerta en puerta, así se gana la vida repostero que por la crisis perdió su trabajo en un hotel

Avatar

Publicado

en

-5ecc3ac59168a--5ecc3ac59168cDe puerta en puerta, así se gana la vida repostero que por la crisis perdió su trabajo en un hotel.jpg

Durante 16 años, Roberto Ordóñez trabajó en el área de repostería de un reconocido hotel en Panajachel, Sololá; sin embargo; por la crisis del coronavirus perdió su trabajo y por unos días se enfrentó a un panorama desolador por la falta de ofertas laborales.

Sin embargo, con el paso de los días reconoció que la situación es complicada y que era el momento de tomar decisiones para seguir adelante junto a su esposa y sus tres hijos, por lo que, aprovechando su experiencia, decidió fundar una panadería y atender a los vecinos con servicio a domicilio.

Hoy en día, Ordóñez, quien tiene claro que los guatemaltecos deben adaptarse a una nueva forma de vida, se ha hecho de varios clientes y, debido a las restricciones de movilidad, ofrece el servicio de “puerta en puerta” para que los vecinos no tengan que salir de casa y exponerse a la enfermedad.

La especialidad de Quiñónez es la elaboración de postres, por lo que, asegura, le pone un “toque especial” al pan que elabora en dos jornadas al día para atender la demanda de la mañana y la tarde. También elabora pizzas, porque con el paso del tiempo logró comprar el equipo que ahora le sirve en su nuevo trabajo.

Para llegar a la puerta de sus clientes, este emprendedor utiliza una bicicleta y aunque eso requiere de esfuerzo físico, se siente satisfecho porque le queda claro que con determinación se puede salir de crisis como la causada por la pandemia de coronavirus.

“Con el ingreso de la pandemia a Guatemala la tasa de desempleo creció y uno de eso desempleados soy yo, pero ahora con el apoyo de mi familia trabajamos a diario con el pan. Al pueblo de Guatemala le pido que sigamos adelante, que no desmayemos, hay que pedirle a Dios que nos ayude a salir de esta”, dijo Ordóñez, quien pone a disposición el número de teléfono 31779481 para pedidos a domicilio.

Guatemala rebasó el miércoles 13 de mayo la barrera de cien contagios diarios de coronavirus, por lo que las autoridades endurecieron las medidas para contener el avance de la enfermedad.

En el país se detectó el primer caso el 13 de marzo último y desde entonces no había rebasado la barrera de los cien contagios diarios, con 85 casos nuevos por día como su máximo récord.

El Gobierno ordenó una cuarentena general desde el 15 de marzo y toque de queda desde el 21 de marzo, pero decidió la “reapertura” gradual del país desde el 3 de mayo, pese a que había advertido en reiteradas ocasiones que el pico de la enfermedad llegaría en las primeras semanas de mayo.

Fuente: https://listindiario.com

Seguir Leyendo

ECONOMIA

El Gobierno paga el costo del almacenamiento en frío del sector avícola dominicano

Avatar

Publicado

en

El Gobierno paga el costo del almacenamiento en frío del sector avícola dominicano

El ministro de Agricultura, Osmar Benítez, reiteró este lunes que en la República Dominicana hay suficientes alimentos para abastecer los canales de comercialización y distribución.

“Cerrando mayo vamos a tener más de ocho millones de quintales de arroz, tenemos pollos, tenemos huevos por un tubo y siete llaves, tenemos plátanos, yuca, aquí hay mucha batata, aquí hay de todo”, señaló el funcionario.

Dijo que los pollos que tiene falta de mercado son dos millones mensuales: uno que consume el sector turístico de manera mensual y otro que consumen los restaurantes, las fondas, los comedores, pica pollos, frituras, entre otros.

“Todo esto es lo que va a este sector que se cerró, estamos hablando que de 18 millones (que produce el país mensual) yo tengo una falta de mercado para dos millones de pollos”, aseguró Osmar Benítez.

Explicó que el Gobierno ha comprado cerca de 8 millones de pollos al sector avícola dominicana y además, llegaron a un acuerdo con los productores de pollos, donde el Gobierno está pagando el almacenamiento en frío de esos productos.

“El costo del almacenamiento en frío lo está pagando el Gobierno. Que un matadero tuvo que alquilar cuatro furgones para poder almacenar 50,000 libras de pollos en cada furgón, el Gobierno está pagando ese furgón como una manera de apoyar y sigan sacando de las granjas los pollos que ya están de salida”, expresó el funcionario al ser entrevistado en el programa Buenos Días RD, que conducen los periodistas Pedro Jiménez, María De los Ángeles y el ingeniero Ángel Acosta.

Precisa que no hay crisis de abastecimiento de alimentos en todos los canales de comercialización, sino que hubo una semana donde los alcaldes de Santo Domingo, de Higüey, Santiago y San Cristóbal cerraron los mercados mayoristas por el tema del coronavirus, lo que impactó la distribución de alimentos.

Dijo que en una reunión que tuvo en el Palacio él le dijo al presidente Danilo Medina que los mercados mayoristas no se cierran en ninguna parte porque son los mecanismos para que los alimentos les lleguen a la población.

“República Dominicana lo que tiene es una oferta de alimento asegurada, los canales de comercialización y distribución abastecidos, no falta comida y a pesar de la crisis sanitaria al pueblo dominicano no les ha faltado un plato de comida en su mesa”, enfatizó el funcionario.

Fuente: https://www.diariolibre.com

Seguir Leyendo

ECONOMIA

Entre el chef y la cocinera: la brecha salarial persiste en República Dominicana

Avatar

Publicado

en

Entre el chef y la cocinera la brecha salarial persiste en República Dominicana

República Dominicana registra más de una brecha salarial en su mercado laboral. Un estudio la Organización Nacional de Estadísticas (ONE), a partir de datos hasta el 2018, revela que se discrimina a partir de los grupos edad y de género.

Por edad, la discriminación salarial afecta menos al tramo delimitado entre los 15 y 24 años, lo que es inferior a la discriminación que sufren los que tienen edades comprendidas entre los 60 años y más.

Y en el caso de que se tenga 60 años o más, y que también sea mujer, “la brecha es aún más notoria”, según el informe de la ONE, titulado Mercado Laboral Dominicano 2018. Análisis de las Brechas Salariales entre Hombres y Mujeres.

No son los 60 años el principal factor de discriminación, es el hecho de ser mujer. Esto es así, porque en el caso de los hombres con más de 60 años, a pesar de que ve mermada su participación en el mercado laboral, “el salario o paga que reciben fue superior”.

Incluso, el nivel educativo de la fuerza de trabajo, algo en lo que las mujeres superan a los hombres en la sociedad dominicana, no es un freno para esa discriminación laboral contra la mujer.

EL TECHO DE CRISTAL

Por ejemplo, en el ámbito de los empleos que requieren formación universitaria, la retribución salarial para el caso de los hombres, en promedio ascendió a RD$8,188 semanales, mientras que, en el caso de las mujeres, ese salario promedio fue de RD$6,210.87, lo que representó una brecha salarial de 24.1% en perjuicio de las mujeres, a pesar que éstas estudian más.

Pero es solo un promedio. Pues dependiendo del nivel del grupo ocupacional, la discriminación se intensifica. Es el caso del grupo denominado como gerentes y administradores, en el que la brecha, en prejuicio de las mujeres, fue de 99% durante el 2018, lo que significó que los hombres ganaban casi el doble de lo que perciben las mujeres, por un mismo trabajo, un mismo horario, y una misma responsabilidad.

Culturalmente y con el transcurso de los años que hacen ver como normal el despliegue de una discriminación social, se ha construido una visión con la que se busca justificar esa discriminación laboral.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) destaca una en sus informes: “Al estar depositado sobre los hombres el mandato del proveedor económico el salario de las mujeres es considerado un complemento de ese ingreso principal”.

EL CHEF Y LA COCINERA

Pero también se han elaborado estrategias sutiles, bajo la luz del Sol. Es el caso de que a la mujer que cocina se le llame “cocinera”, y al hombre que cocina se le denomine como “chef”.

En otras palabras, se nombra con diferentes nombres el mismo trabajo, dependiendo de que lo realice el hombre (chef), o la mujer (cocinera), explica la OIT, en su informe “La brecha Salarial entre hombres y mujeres en América Latina”, 2019.

Así, a través de la historia se ha construido una versión dominante, basada en la lógica de una división sexual del trabajo.

Pero en las leyes las argumentaciones son más sutiles y, dependiendo de las sensibilidades, también más bruscas, al afirmarse que las tareas que desempeñan las mujeres “son menos productivas”, que las mujeres “trabajan menos horas”, o bien, “que entran y salen del mercado laboral y esto les impide acumular pluses salariales y méritos para escalar en la jerarquía de la empresa”.

Así se crean barreras en contra de la igualdad de género en el trabajo, en las que se destacan la segregación vertical, también conocida como “techo de cristal”.

Consiste en la barrera que enfrentan las mujeres para acceder a los estadios superiores de las empresas, lo cual las concentra en los puestos técnicos, no estratégicos, y de menor responsabilidad.

Y otra barrera, que permea aun la mayor parte de la sociedad, consiste en que las mujeres están en las labores relacionadas con los cuidados y la reproducción de la vida, es decir, en labores social y económicamente desvalorizadas.

Sobre esta última segregación, denominada horizontal, según la OIT, se puede recordar la confrontación política en la sociedad dominicana con relación al proyecto anunciado por el Ministerio de Educación relativo a la Orden Departamental número 33-19, a la que se opusieron los sectores más conservadores de las iglesias evangélicas y católicas,

El objetivo de esa orden era cumplir con el mandato constitucional, por parte del Estado Dominicano, relativa a la equidad de género. Que, al ciudadano, sujeto de derechos constitucionales, no se le valore por su sexo, sino por su condición de ser humano.

“El CUIDO” O EL TRABAJO

“Ellas tienen que trabajar, y no saben con quien van a dejar sus niños”, declara una madre.

Explica que la mayoría de “madres de cuido” se están preguntando sobre eso mismo. La razón es que ellas tienen que trabajar y no saben con quién van a dejar a sus niños.

Este es tipo de problemas que debe enfrentar toda madre dominicana, que bajo condiciones normales se resuelve mediante estancias infantiles o por la jornada educativa de 8 horas.

Pero en tiempos del Covid-19, esos servicios están cerrados. Se resuelve parcialmente para una franja de la población que se encuentra bajo las condiciones de “teletrabajo”, con la que también debe repartirse para realizar las tareas domésticas.

“No es solamente la situación del cuido de las escuelas, es también la situación del cuido en las casas, si las madres se van a trabajar y no pueden llevar a sus niños donde las abuelas. Pero tampoco puedes meter en tu casa a una gente extraña”, expone la señora.

Esa madre prefiere reservarse su nombre, por motivos laborales. “Algunos trabajan en el Gobierno, nadie se va a tirar la soga al cuello”, razona.

Informa que tiene una amiga que es madre y que trabaja en el Estado. “Ella tiene tres niños en el colegio, y ella me llora todos los días, pero ella no habla, porque trabaja en el Gobierno”.

Esa es la realidad de muchas madres, con salarios menores, y con la responsabilidad de todas las madres.

Y a falta de políticas públicas, el problema además de permanecer también puede agravarse.

A diferencia de otras crisis pasadas, el Covid-19 encuentra un escenario diferente en el mundo según la OIT.

Después de la Gran Recesión del 2008-2009, “se hicieron recortes significativos en financiación pública para la atención de la salud y la educación”, reduciendo empleos de las mujeres y salarios en esos sectores”, explica la Organización Internacional del Trabajo.

Y con la llegada de la pandemia, algunos sectores están expuestos a un fuerte impacto de sus efectos económicos. Son alojamiento, alimentación, servicios, inmobiliario, comercio mayorista y minorista, entre otros.

Estos sectores representan el 41% del empleo femenino total, en comparación con el 35% del total de los empleos de los hombres.

“Esto sugiere que el empleo femenino probablemente sea golpeado más severamente que el de los hombres”, afirma.

Fuente: https://www.diariolibre.com

Seguir Leyendo
Banner 280 Sindicato de Camioneros

Tendencias